31 d’agost 2008

Calvià: Nuevos enemigos acechan a las torres

diariodemallorca.es 31-8-2008


Antiguas construcciones defensivas del litoral, que son bienes protegidos, se hallan en un estado de abandono

La torre de Cala Figuera, que data de 1579. Fotos: Arca
I. MOURE. CALVIÀ. Las torres de vigía y defensa que sobreviven erigidas en Calvià son un testimonio del miedo que se vivía en otros tiempos. Miedo a las incursiones de gentes extrañas. Eran las famosas razias, ataques fugaces en que los piratas turcos o bereberes se daban al pillaje para después volver a sus bases de origen. En una costa despoblada, los guardas de las fortificaciones eran los primeros sensores del peligro que arribaba en forma de naves corsarias. Avisaban al resto de la población con señales de humo durante el día y de fuego por la noche.
En el municipio de Ponent, al igual que en el resto de la isla, perviven algunas de estas construcciones, que comenzaron a levantarse en el siglo XVI. Si antes se enfrentaban al peligro de los intrusos, ahora se enfrentan a un enemigo demoledor para cualquier edificación con trascendencia histórica: el abandono de sus propietarios privados y la desidia institucional.
La voz de alarma la ha lanzado la asociación conservacionista ARCA. La entidad recuerda que estas torres están catalogadas desde 1993 como Bien de Interés Cultural (BIC), lo que obliga por ley a sus dueños a garantizar la preservación. Este tipo de catalogación también obliga a la apertura al público de las edificaciones durante, al menos, cuatro días al mes. En pocas ocasiones se cumplen dichos requisitos.
Existen dos casos especialmente significativos por su preocupante estado de deterioro, advierte ARCA. Las construcciones defensivas de Cala Figuera, que datan de 1579, y de Illetes, de 1597. En el primer caso, aunque fue restaurada hace dos décadas, la erosión ha dejado sentir sus efectos. Por otro lado, parte de la fachada de la torre de Illetes, delante del club militar, se ha caído y el conjunto corre peligro de derrumbe.
Aunque la asociación conservacionista apunta que ambas fortificaciones son de propiedad privada, reclama también a las administraciones públicas (Consell de Mallorca y ayuntamiento de Calvià) que asuman más protagonismo en la defensa de bienes históricos protegidos. Otras torres en Calvià -como la de es Castellot, Portals Vells y Torrenova- están mejor conservadas, pero, al encontrarse dentro de urbanizaciones privadas, el acceso para los visitantes es complicado.
La mayoría de las torres de defensa son del siglo XVI y XVII. Con el tiempo, su uso decayó y en 1876 se procedió a subastar la mayoría. Con el estallido de la Guerra Civil, conocieron su último momento de actividad.

Rescatar Sa Llonja de Sagrera

diariodemallorca.es 31-8-2008

Mientras en el exterior y el interior de sa Llonja prosiguen las obras, su arquitecto Pere Rabassa aguarda el beneplácito de la Comisión de Seguimiento que le permita modificar el proyecto original
El andamio en el interior permite alcanzar las bóvedas. Foto: Sebastià Llompart
LOURDES DURÁN. PALMA. En octubre, la reforma inicial de sa Llonja podría dar un vuelco si la Comisión de Seguimiento da luz verde a la propuesta del arquitecto Pere Rabassa de llevar a cabo "una reforma fiel al edificio original de Sagrera". El proyecto elaborado por el ministerio de Fomento años atrás y que ha reposado en cajones de dependencias oficiales era sustituir la actual cubierta elevada por una cubeta plana en forma de paralelepípedo de cobre oxidado. Rabassa contempla esta idea, que aún es la que está en el proyecto de reforma aprobado, como "una equivocación" porque "la arquitecta Ángela Alcázar interpretó que esta cubierta ya formaba parte de la imagen de la ciudad. Si la hacemos más alta y encima de cobre, sería un grito en el centro histórico de Palma. No voy a consolidar una solución equivocada".
Mientras se mantiene este compás de espera que el arquitecto aguarda con esperanza de que se apruebe su modificación, la que fuera inmensa nave de venta de pescado en el gótico mallorquín está, en la actualidad, vestida de aluminio, sin corchetes, en sintonía con los ritmos del propio edificio.
A los andamios del exterior se ha sumado una inmensa torre en su interior que permite comprobar el estado de las bóvedas. El beso al cielo del edificio gótico se ha alzado satisfecho. "Están en muy buen estado. Los crujidos que se ven en sus muros son históricos pero no han supuesto apenas movimiento al edificio. Estamos ante una verdadera lección de arquitectura, tanto en el uso del material, las piedra de marés para las bóvedas y la de piedra de Santanyí que Sagrera utilizó para columnas y arcos, como en la estructura del mismo".
Estar tan cerca de las claves, del rosetón, que en sa Llonja son de madera, permitirá hacer un estudio iconográfico exhaustivo. En cualquier caso, el estudio de las claves se hará finalmente sobre la cubierta. Este cuerpo metálico también servirá para limpiar las ventanas interiores del edificio.
Joaquín Izquierdo es el aparejador de esta reforma que empezó la pasada primavera, y para la que se han destinado inicialmente 2.500.000 de euros. Explica otro aspecto de la reforma, no menos importante: la limpieza. La humedad y, sobre todo, las mordidas hechas en anteriores restauraciones, han provocado esas manchas atigradas que pintan las torres del exterior.
"Vamos a utilizar un sistema de limpieza de sepiolita mezclada con agua destilada y celulosa", señala. La sepiolita es es un baño de barro que actúa sobre la piedra como un exfoliante sobre la piel, arrastra las impurezas sin lastimar". De este modo, se eliminan las sales que rompen la piedra. Como curiosidad, los restos de orificios de balas de la guerra del 36, tapados en restauraciones anteriores.
Es en el tejado donde se aprecian los daños a las molduras. Han aparecido numerosos cortes de disco al que pusieron mortero con aditivos sintéticos como resinas. Fue en la última restauración llevada a cabo en el edificio de Sagrera, y veinte años atrás, era técnica habitual. Hoy se ha revelado del todo ineficaz. También se ha desechado la técnica del láser y del agua a presión para limpiar muros porque "son muy abrasivas", indica Izquierdo.
Tanto el arquitecto como el aparejador se rinden a la evidencia de la maestría de Guillem Sagrera. En 500 años el desplome máximo de las fachadas y del interior es de 3,3 centímetros.
Mientras se espera el veredicto de la comisión, las obras prosiguen. En octubre, sa Llonja se vestirá de lona para ofrecer al paseante su imagen en tela.

Més que un canvi de nom

dBalears.cat 31-8-2008
L’eliminació del nom de la plaça del Caudillo és només una passa per llevar dels carrers de Palma tots els elements que homenatgen el franquisme
Borja Català. Dimarts passat, Palma deixà de tenir una plaça dedicada al dictador Francisco Franco. Una representació de l’Ajuntament encapçalada per la batlessa, Aina Calvo, inaugurà la placa de la plaça de Son Castelló, que substituïa la que fins fa ben poc hi indicava "del Caudillo".
Tot i la importància —política i simbòlica— d’aquest acte, la de dimarts és només una passa del llarg camí cap a la recuperació de la memòria històrica de Palma.
En aplicació de la Llei de memòria històrica, Cort té previst canviar el nom de 68 carrers de l’Eixample dedicats a militars del règim franquista. De moment, només s’hi han materialitzat dos canvis: el d’aquesta setmana i el del carrer del tinent Oyaga, que des des la segona setmana de juliol es diu de la Concòrdia.
En tot cas, aquesta democratització de les vies de Palma no afectarà aquelles que estiguin dedicades a destacats franquistes però que no foren soldats. "El carrer de José Alemany Vich no canviarà de nom, i era un individu que vestia uniforme nazi i que anà a combatre amb la Divisió Blava", explica visiblement indignada Maria Antònia Oliver, de l’Associació per a la Recuperació de la Memòria Històrica de Mallorca (ARMHM).
Aquesta entitat sol·licità fa una any a la batlessa que llevàs dels carrers de Ciutat tota la simbologia franquista. Oliver lamenta la lentitud amb què estan eliminant aquests signes del règim, i que "per cada cosa que canvien fan una festa".
La Feixina i la creu
L’eliminació dels carrers dedicats als feixistes necessitarà temps però, un cop realitzada, encara caldran més intervencions perquè cap via de Palma no homenatgi la dictadura.
Per exemple, i és un dels casos més coneguts, al parc de la Feixina hi ha un monument en honor dels soldats morts al vaixell Baleares –embarcació del bàndol feixista–, enfonsat el març de 1938 al cap de Palos i que el febrer de 1937 havia bombardejat Màlaga.
Com que la Llei de memòria històrica permet la conservació dels elements commemoratius del franquisme per raons artístiques o arquitectòniques, l’Ajuntament declarà que caldrà, idò, saber quina és la catalogació patrimonial del monòlit de la Feixina per conèixer el seu futur. En el cas de no poder esbucar aquesta construcció, Cort anuncià que hi col·locaria plaques explicatives per contextualitzar-lo.
Un fet semblant podria succeir amb un altre monument aixecat en memòria dels vencedors de la guerra de 1936-39: la creu dels Caídos. Situada entre la Seu i el palau de l’Almudaina, honora els caiguts "por Dios y por España".
Segons Oliver, és una vergonya que aquests monuments no es toquin. "No només per a les víctimes, sinó per a qualsevol demòcrata", reblà.
De moment, la memòria dels qui guanyaren la guerra continuarà als carrers de Palma.

30 d’agost 2008

Pedres antigues, converses nostàlgiques... tot plegat, vellura

diariodemallorca.es 30-8-2008

JOSEP J. ROSSELLÓ . Potser haurien d´haver duit el ministre de Cultura, César Antonio Molina, a fer una volta per Alaró; així hauria pogut pronunciar una altra frase per a la història: "Este castillo es una ruina". Però no hi ha hagut excursió, i de les comoditats de Formentor, el periodista-poeta gallec, només en va sortir per passar calor al Museu de Mallorca i visitar el retaule catedralici de Miquel Barceló, sortosament sense la companyia d´un guia de la Seu. La qüestió del Castell alaroner només va sorgir de rampellada i en relació a la paperassa, que en absolut és el que l´hauria de tenir més preocupat.
L´excursió al Castell d´Alaró, quan servidor era jovenet, era un clàssic entre aquells que no demanàvem massa risc, ni massa esforç, a l´hora de fugir de la ciutat per fer veure que ens entusiasmava el contacte amb la naturalesa. En el moment de trobar-nos ja enmig d´aquelles restes de murada, un devessall de runa més que altra cosa, deixàvem tanmateix volar la imaginació i viatjàvem fins a l´edat mitjana, aficant-nos en la pell dels dos heroics Guillems, en Cabrit o en Bassa, convençuts aleshores per la llegenda que el dolent d´aquella pel·lícula era el rei Alfons el Franc.
Per a nosaltres, al·lotells sense cap formació patrimonial -ni tan sols ens explicaven cap història que no fos la d´Espanya, en la què sorprenentment mai no sortia cap rei que no fos el de Castella, i molts cabdills moros-, el Castell no era, doncs, més que l´ombre del que devia haver estat, un caramull de pedres..., tot plegat, trastos vells. Amb el pas dels anys, a mesura que ens féiem grans, és a dir, vells també nosaltres, vàrem començar a considerar el concepte d´antiguitat i, per lògica seqüència, el de patrimoni cultural. Així, el Castell d´Alaró va deixar de ser una construcció vella i abandonada, per passar a constituir part del nostra patrimoni, això sí, igualment abandonat, deixat de la mà d´aquells que n´havien de tenir cura.
Aquest estiu se n´ha parlat molt, del Castell. Però no s´ha discutit realment qui és el responsable de la seva conservació, que ho seria en realitat de la seva permanent degradació per manca d´intervenció. No, ara el que toca discutir és qui és l´amo; bé, més pròpiament, qui és el propietari. Servidor, ho dic sincerament, m´he arribat a perdre entre tants papers, herències, donacions, títols i registres de propietat... Ara mateix, em declaro incapaç -a més d´incompetent- per opinar amb un cert rigor sobre els drets de la família Ordinas o les prevalences de l´Administració. I és que en realitat m´és ben igual.
El que el Castell d´Alaró es mereix i el que necessita és que algú prengui la determinació de preservar-ne el que resta i recuperar tot allò que sigui possible. Que discuteixin i es barallin tant com vulguin, però mentre tant que no ho deixin fer més malbé encara. I en aquest punt, és l´Administració que hauria d´actuar d´ofici. No em serveixen les paraules que he llegit del ministre, "si el castillo es de ellos, tendrán que reformarlo", perquè si no el reformen és el seu departament que se n´ha de fer subsidiari.

Són alguns dels riscos de la vellura que, en el cas de les persones, per exemple, acostuma a fer-nos caure en la nostàlgia. I des de la nostàlgia és molt bo de fer confondre les realitats passades, emboirar la memòria. És el que ha passat aquest dies, a parer meu, a l´hotel Formentor. Des del primer moment vaig tenir la impressió que no en podia sortir res en net -em sap greu, Maties-, perquè una cosa és voler recordar aquella trobada de 1959 i d´altra, ben diferent, pensar que és possible recuperar-ne l´esperit: confondre els Buadas amb els Barceló; deixar de costat la realitat d´un territori que avui és en perill; no entendre que ara no és tracte de fer un conciliàbul per salvar la cultura democràtica espanyola, que la que està en perill és la cultural nacional catalana... I què no dir del Premio Internacional: què esperaven, poder instituir un segon Príncipe de Asturias de las Letras; ocupar el lloc d´un Premi Mallorca, amb el mateix prestigi -cap- i, a més, sense dotació?
Benvingut sigui el record i l´homenatge a aquells temps i a aquelles persones. Però no deixem que la nostàlgia ens embulli la memòria i, sobretot, ens amagi la realitat del present.

Cort cuantifica la reforma de las casas de Son Ametler en 3,1 millones de euros

diariodemallorca.es 30-8-2008

Un estudio evidencia que la possessió del Rafal está peor de lo esperado

F.H. PALMA. El informe de las primeras evaluaciones sobre el estado de las antiguas casas de Son Ametler cuantifica la reforma de este inmueble en 3,122 millones de euros, tal como adelantaron fuentes del ayuntamiento de Palma.
La rehabilitación de esta antigua possessió, ubicada entre el Rafal Nou y El Vivero, es uno de los proyectos de rehabilitación patrimonial que deben iniciarse durante este año, ya que el consistorio tiene presupuestada una partida de más de 1.700.000 euros destinada específicamente a la primera fase de este proyecto.
No obstante, el Ayuntamiento todavía no ha iniciado el proceso de concurso y adjudicación del proyecto, necesario para poder licitar las obras.
En este sentido, desde el consistorio apuntaron sobre la situación de este inmueble, que cuenta con tres plantas y una capilla, que obligará a realizar una reforma integral, ya que el estudio ha puesto en evidencia el mal estado de las casas de Son Ametler, que están peor de lo esperado.
En este sentido, aunque Cort anunció que este espacio se destinaría a equipamientos para el barrio, hasta que no se presente el proyecto de rehabilitación no se sabrá que tipo de infraestructuras albergará la antigua possessió. El PSOE incluyó su rehabilitación en las propuestas de su programa electoral.
Desde hace más de tres años la asociación vecinal de Rafal Nou-El Vivero espera que se haga público el futuro de estos inmuebles. La entidad vecinal sigue reivindicando que acojan un museo de Ciencias Naturales y espacios multiusos como un casal de barrio y un comisaría de la policía local.
En este sentido, los residentes de la zona han denunciado en reiteradas ocasiones el estado de degradación de este conjunto de edificios de propiedad municipal debido al abandono que ha sufrido en los últimos años.

Denuncian la colocación de una barandilla brillante en un edificio BIC

Última Hora Digital 30-8-2008
El GEFB y los vecinos de la zona critican el «impacto que produce» el acero inoxidable pulido en la fortaleza de Porto Petro
La barandilla, además, ha sido colocada en la pared con cemento portland, sistema contrario a la ley
M. DÍAZ. La colocación de una barandilla de acero inoxidable pulido en la fortaleza de Porto Petro, en Santanyí, es el último atentado contra el patrimonio que ha denunciado ante Patrimoni del Consell Insular el Grup per l’Estudi de les Fortificacions Balears (GEFB). La denuncia se sustenta en que este elemento «nuevo» no estaba previsto en el proyecto de rehabilitación. Además de la utilización del acero brillante, desde el GEFB se critica la forma «grosera» de anclar la citada barandilla a la pared de este Bien de Interés Cultural (BIC), lo que se ha hecho con cemento portland en vez de «con resina o con mortero de cal, como manda la ley».
Ángel Aparicio, presidente del GEFB, explicó que la barandilla «lleva puesta desde hace unos meses, pero los vecinos nos han enviado tantas quejas que no hemos tenido más remedio que presentar la denuncia ante Patrimoni del Consell».
Aparicio comenta que «no me parece mal el acero inoxidable para que no se estropee, pero entonces que sea mate o que lo pinten de un color». El acero pulido, «cuando refleja el sol, impide contemplar el bien patrimonial», añade.
En cuanto al cemento, asegura que «contradice la normativa vigente».Aparicio recuerda que, originalmente, lo previsto en el proyecto eran «una argollas de hierro, que siguen allí, que estaban unidas por una cuerda». En los «inmuebles catalogados como BIC no se permite este tipo o modelo de barandilla por el efecto impactante que produce», señala este experto, quien asegura que «yo no he visto el permiso de Patrimonio para colocarla».

Carme Castells: “Cal recuperar el públic perdut”

dbalears.cat 30-8-2008
Assumeix des de fa tres mesos la direcció de les cases museu Llorenç Villalonga, Rafel Ginard i Blai Bonet
Francesca Marí . Fa nou anys que Can Sabater obrí les seves portes. Deu dies abans de la inauguració, el 18 de març de 1999, Caterina Sureda era nomenada directora gerent de la Casa Museu Llorenç Villalonga i, precisament, Carme Castells era qui cobria la notícia. Avui, temps després, Castells ha canviat els papers i és ella la responsable de dirigir els tres centres culturals: la casa de Llorenç Villalonga, a Binissalem; la del Pare Ginard, a Sant Joan; i l’encara projecte de casa museu Blai Bonet, a Santanyí. L’escomesa no és fàcil i ella mateixa reconeix que "hi ha molta feina per fer".
Tres dones han estat les encarregades de gestionar les cases museu. Caterina Sureda, Gemma Pascual i ara vós. Amb què us quedau de les vostres predecessores?
M’és molt més fàcil parlar de Caterina perquè la vaig seguir quan treballava al Diari de Balears i, a més a més, la vaig conèixer personalment. Diria que na Caterina és un referent, va desenvolupar una programació i va avesar el públic a acudir a Can Sabater. De l’etapa de na Gemma em qued amb tota la renovació de la casa que ara podem gaudir.
Fa tres mesos que treballau a les cases museu. Com vàreu trobar l’activitat?
Hi he trobat un panorama vast amb molts de fronts per tocar. Hi ha feina a fer en diferents plans.D’una banda, en l’àmbit de cases, tenim la casa Blai Bonet, on no hi ha res, mentre que a les altres dues hi cal organització. Hem d’establir com concebem el model de "cases", com presentam Llorenç Villalonga i el pare Ginard a la societat. Una de les coses que tenc clares és que m’agradaria que la Fundació fos un punt de referència en matèria literària. Amb les reformes s’optà per posar l’accent en el passat a les dues cases, recrear com era una casa senyorial de Binissalem o una casa rural a Sant Joan: si tenia un llit, si tenia vànoves... És un model que no em convenç i que no és eficaç a l’hora de transmetre qui varen ser Llorenç Villalonga i el pare Ginard. Per tant, caldrà refer el discurs expositiu de les dues cases. Hem de connectar amb allò que els fa necessaris i actuals.
I pel que fa a la programació "poc literària"?
En els darrers anys hi va haver un canvi d’orientació, s’optà per deixar l’exclusivitat literària a canvi d’introduir altres activitats, sobretot musicals. Consider que la Fundació és una entitat literària, que és el que s’ha de prioritzar. En referència a això, el centre de documentació és una altra de les tasques pendents. Avui aquest centre no és útil, fa falta catalogar-lo, revisar-lo i fer-ne accessible el fons.
Són aquests, doncs, els vostres eixos claus d’actuació?
Sí, però crec que n’hi ha un altre també de ben important: recuperar el públic. És evident que en els darrers anys ha minvat, cosa que adjudic a dues causes. Primer, el públic estava avesat a veure un tipus de programació i, quan es canvià la línia d’actuació, es va perdre. I en segon lloc, les reformes a la casa de Binissalem també hi paralitzaren l’activitat. La comunitat literària tenia un punt de referència a la Casa Llorenç Villalonga, i això s’ha perdut. És el que crec que s’hauria de recuperar.
I com aconseguir que torni, aquest públic?
Intentar fer una programació o iniciatives que donin resposta a diversos sectors, tant a un públic general com al professional. La casa museu no té sentit si no n’existeix un interès dins la societat.
L’any passat s’obrí la casa museu del Pare Ginard. Com està avui l’activitat a Sant Joan?
Hem de crear un hàbit perquè la gent conegui la casa i fer una programació que estigui centrada en la cultura popular, mentre que la programació a Binissalem estarà especialitzada en literatura. Tot això cal fer-ho conjuntament amb aquelles entitats, institucions i col·lectius que tenen aquest mateix objectiu. Ja hem parlat amb la UIB, l’AELC i, a Sant Joan, amb el col·lectiu Teranyines.
Amb vista a la tardor, què trobarem a les dues cases?
Hi trobarem activitat i, bàsicament, una programació pròpia per a cada casa. A Binissalem arrancam dia 17 de setembre amb una actuació de Marta Angelat que servirà com a inici de temporada i, després, hi haurà una programació intensament literària. D’altra banda, a Sant Joan l’activitat arrancarà el mes d’octubre amb una programació més discreta i prenent la cultura popular com a eix referent.
Parlau sempre de cases museu Villalonga, Ginard i Blai Bonet, però aquesta darrera està tancada i barrada. Quan pensau que s’hi iniciaran les obres?
Aquesta també és una de les nostres prioritats. L’objectiu serà que, aquesta tardor, surtin a concurs les bases per a la reforma. Abans, però, és imprescindible tenir molt clar quin model de casa hi volem. Tenc molt clar que Blai Bonet exercí de líder espiritual per a diverses generacions, no només en el terreny literari, sinó també humà, i això s’ha de tenir molt en compte. Aquesta casa ha de ser una casa dels escriptors.

29 d’agost 2008

El ministro de Cultura intentará que el Museo de Mallorca forme parte de la Red Estatal

elmundo.es 29-8-2008

El ministro de Cultura intentará que el Museo de Mallorca forme parte de la Red Estatal

EUROPA PRESS. PALMA.- El ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha hecho hincapié en su intención de que el Museo de Mallorca forme parte de la Red Estatal de este tipo de centros, después de las inversiones de unos dos millones de euros que se realizarán para su modernización, así como tras materializar "un buen repaso al proyecto museístico". Tras realizar una visita del centro cultural, Molina ha ratificado que "en poco tiempo" la red eléctrica, aire acondicionado "y demás deficiencias del museo serán subsanadas". El titular de Cultura ha destacado que los museos "no son seres muertos" y que el de Mallorca necesita "ser adaptado a los nuevos tiempos, a los nuevos descubrimientos, a los nuevos hallazgos arqueológicos y a las nuevas compras".
El ministro de Cultura ha destacado la importancia de la cultura a la hora de que vengan turistas puesto que, según ha indicado, "ya no hay turismo que no incluya la cultura". Además ha puntualizado que la cultura "nunca es un gasto sino una inversión que produce beneficios". Sobre este respecto también se ha pronunciado el presidente del Govern, quien ha destacado que el tema cultural es una cuestión fundamental para las islas, tanto para la calidad de vida de los ciudadanos como "una nueva estrategia económica" al estar relacionada con el tema turístico. El ministro, además, ha recordado que, según la Unesco, España es el segundo país, después de Italia, en patrimonio, por lo tanto, ha indicado, "tenemos que seguir esforzándonos en recuperarlo, salvaguardarlo, redescubrirlo y mantenerlo". Algo que hace necesario, según ha expuesto, la "cooperación constante" con las Comunidades Autónomas.

Propiedad del Castell d'Alaró
En cuanto al Castell d'Alaró, Molina ha manifestado que existen unos documentos de finales de los 60 que "avalan que algo del castillo pasó a manos del Estado", por ello, según ha afirmado, "estamos tratando de averiguar exactamente qué es" y durante las próximas semanas la consellera de Educación y Cultura, Bàrbara Galmés, "explicará exactamente cuál es la situación". También ha destacado que ni Baleares ni el Ministerio de Cultura quieren "ninguna guerra con ningún particular" y ha remarcado que lo que se desea es conseguir su conservación.
Molina sostiene que se pondrán en contacto con los propietarios para ponerse de acuerdo, en el caso de que la propiedad sea de ellos, porque deberán asumir sus responsabilidades en la rehabilitación del castillo. Por su parte, Galmés ha indicado que la voluntad del Govern es que todas las rehabilitaciones previstas estén listas "para celebrar el cincuentenario de funcionamiento del Museo en 2011".

El Ayuntamiento ha iniciado un expediente sancionador por las obras ilegales en Villa Schembri

diariodemallorca.es 29-8-2008

R.G. PALMA. El Ayuntamiento ha iniciado un expediente sancionador por las obras ilegales que se han efectuado durante este verano en la antigua casa modernista Villa Schembri, situada en el barrio de El Terreno. El pasado miércoles, dos celadores municipales visitaron el edificio para comprobar las irregularidades denunciadas y abrieron un acta de inspección donde detallaron que los promotores de la obra habían quitado "unos 30 metros cuadrados de embaldosado en la planta baja y 50 metros cuadrados de tarima, sustituidos por parquet". Además, pintaron los techos y paredes del interior. La infracción se debe a que se trata de una edificación que está protegida por ser de carácter "histórico-artístico" y, por lo tanto, no se puede realizar ningún tipo de obra si no se solicita una licencia, algo que no realizaron.
Tal como informaron desde el consistorio, el colegio sueco -el promotor de la obra- tiene a partir de ahora "dos meses para presentar la licencia, que luego se estudiará si es legalizable". De todos modos, el expediente sancionador continúa su trámite, concluyeron.

De la ´sauna´ del museo a la capilla de Barceló

diariodemallorca.es 29-8-2008

El ministro de Cultura, César Antonio Molina concluyó ayer su visita de cinco días a Balears con una jornada maratoniana en la que recorrió el Museu de Mallorca, Cort, el Parlament, la Catedral y es Baluard

LOURDES DURÁN. PALMA. César Antonio Molina no es sólo un hombre de letras. Semeja también una persona alada, a tenor de la maratoniana jornada que le llevó ayer en un suspiro del Museu de Mallorca, pasando por Cort, el Parlament y la Capilla del Santíssim, reinventada artísticamente por Miquel Barceló a quien el ministro de Cultura lisonjeó como "uno de los más grandes artistas que tenemos y es una fortuna para los españoles. ¡Así es que, los de su tierra, debéis cuidarlo!" Molina cedió sus últimas horas en una comida en el Museu de Es Baluard, previa a la visita a un centro que ya conoce.
El máximo responsable de la cultura estatal se fue con la agenda llena de "los avances y las necesidades de Balears" y con la promesa de volver para comprobar que el Museu de Mallorca ya no es "una sauna", como ayer calificó al concluir su visita, acompañado del presidente autonómico, Francesc Antich; de la consellera de Cultura, Bárbara Galmés, y de su homóloga en el Consell de Mallorca, Joana Lluïsa Mascaró.
"No quería irme sin ver el Museu de Mallorca y comprobar que es una sauna", sacudió con una sonrisa amplia el escritor. Aseguró que "todo está en marcha", y que "en poco tiempo" , el estado de conservación, la red eléctrica y el aire acondicionado de Ca la Gran Cristiana serán una realidad. Con todo, ante el oído atento de la responsable del museo, Joana Maria Palou, Molina recordó que "hay que dar un buen repaso al proyecto museístico".
La advertencia le sirvió para hacerse vate: "Los museos no son seres muertos sino que están más vivos que nosotros mismos. Hay que adaptarlos a los nuevos tiempos". Reiteró, por ello, su intención de que el de Mallorca entre en la Red de Museos Estatales.
Por cierto, un poeta que mira al bolsillo: "Hay que tener unas conversaciones muy amenas con Hacienda porque hay que explicarles que la cultura es inversión que produce beneficios".
Con gracejo y un nuevo guiño a los calores sufridos contemplando tablas góticas, restos talayóticos y pintura decimonónica de ilustres de Balears, abandonó el recinto con un deseo compartido: "Todo está en marcha... Espero que la próxima vez que venga, no pase este calor. ¡Lo digo por las obras!"
La cifra: Madrid destinará 2.700.000 euros para el Museu de Mallorca y el Etnológico de Muro. Sin compromiso firmado, Galmés apuntó que "esperemos que las obras estén concluidas para el 2011, cincuenta aniversario del Museu".
Se pondrán, por tanto, los técnicos en marcha, el director general de Bellas Artes ya está avisado. Conoce de primera mano los entresijos del Museu de Mallorca. También en Madrid están sobre la pista de la documentación relativa a la propiedad del castell de Alaró. Aquí Mascaró adelantó un paso para escuchar las declaraciones ministeriales a un peliagudo asunto.
La llamada a Madrid ratificó que "existe un documento de los años 60 que avala que algo del castillo pasó al Estado. Estamos averiguando qué es". Matizó, por tanto, su aseveración tajante formulada en Formentor, según la cual, el fortín es propiedad estatal. "Consta en el ministerio una documentación por la cual algo o la totalidad del castillo fue del Estado, pero hay que investigarlo y no queremos guerra con los particulares porque la propiedad privada es un derecho democrático". Con todo, el guante lanzado a la familia Ordinas, le sirvió como advertencia: "Debería rehabilitarse, y pueden acogerse a las ayudas que hay. En otoño nos pondremos de acuerdo con los propietarios, pero si el castillo es de ellos, tendrán que reformarlo".
De la calle Portella a Cort, donde Molina y Galmés fueron recibidos por la alcaldesa Aina Calvo y Nanda Ramón, concejala de Cultura. Dialogaron, a puerta cerrada, sobre la tramitación del 1 por ciento cultural que podría revertir en El Temple, Bellver, la Fundació Miró y otras infraestructuras. Antes se topó con los pitidos que los del SAD -Servicio de Ayuda a Domicilio-dedicaban a Grosske.
Una paradita, sin fonda, en el Parlament llevaron al ministro a la Seu, recibido con el baldaquino de Gaudí en estallido de luz y atento a las explicaciones del canónigo Llorenç Tous. "Impresionado" ante la Catedral que sí conocía, se estrenó en contemplar la huella de Barceló, "un viejo amigo", que alabó por "extraordinaria" y "por saber manejar los referentes simbólicos con la modernidad". Concluyó el matutino trasiego en el Baluard, con una comida y una rápida visita. "Volveré", prometió.

28 d’agost 2008

Campos: Medi Ambient continuará invirtiendo en los molinos a pesar del fracaso energético

Última Hora Digital 28-8-2008
El conseller Grimalt recuerda que sus ayudas también sirven para conservarlos
M.A. VAQUER/G.MASLa Conselleria de Medi Ambient continuará aportando los 200.000 euros anuales al proyecto energético Molins de Campos, a pesar de que el plan que impulsó Jaume Matas como ministro en 2002 sea un negocio lleno de pérdidas y nada efectivo, ya que en tres años se ha generado una cantidad irrisoria de electricidad.
Aunque el conseller de Medi Ambient, Miquel Àngel Grimalt, sea consciente de que el proyecto de Matas es deficitario, justifica la inversión a que el convenio, ampliado en diciembre de 2007, también prevé la conservación y divulgación de los molinos.
Por ello, Grimalt apunta que «el convenio que firmamos con el Ajuntament de Campos lo mantendremos porque queremos ayudar a producir energía eólica y a la vez proteger, conservar y promocionar los molinos de Campos como atractivo turístico y cultural».
Y es que, por ejemplo, uno de los cincuenta molinos que se restauraron anteriormente, en concreto en la finca de Son Toni Amer, sólo ha generado en los últimos tres años 3.200 Kwh, una cantidad ridícula cuando el consumo anual de una casa es de 26.000 y cuando Matas prometió que la potencia generada daría cobertura a tres viviendas.
Con todo, desde la Conselleria de Medi Ambient considera importante mantener el convenio por la mejora visual que ha supuesto la rehabilitación de los molinos, concentrados en su mayoría en la carretera que une Campos con ses Salines y la Colònia de Sant Jordi.
Gracias al nuevo acuerdo firmado en diciembre de 2007 entre Medi Ambient y el Ajuntament, se creó una comisión de seguimiento formada por dos representantes de la Agència Balear de l’Aigua i de la Qualitat Ambiental, y otros dos miembros del Consistorio.

Los Ordinas contradicen a Molina y ratifican ser los dueños del castell de Alaró

diariodemallorca.es 28-8-2008
El abogado e integrante de la familia se apoya en el registro para rebatir al ministro que afirmó que la fortificación es del Estado

LOURDES DURÁN. PALMA. "Respeto la opinión del ministro de Cultura, pero no la comparto. El castell de Alaró pertenece a la familia Ordinas porque así consta en el Registro de la Propiedad", expresó ayer a este diario Miguel Ángel Ordinas, hijo y a la vez defensor de la causa que enfrenta a su familia con el Consell de Mallorca, el Ayuntamiento de Alaró y ahora también contra el Estado.
Desde Formentor -donde participó en su jornada de apertura, el pasado lunes-, César Antonio Molina ratificó la titularidad estatal de la fortificación. Está previsto que hoy se reúna con la consellera de Cultura Joana Lluïsa Mascaró y con su homóloga en el Govern, Bàrbara Galmés para dirimir esta cuestión que mantiene al fortín en compás de espera de unas urgentes reformas.
Ordinas descarta interponer acciones judiciales salvo que el Consell emprenda estas obras. Sí se verá la vista el próximo octubre del pleito que la familia interpuso al Obispado por una serie de obras llevadas a cabo en el castell de Alaró.
En el tablero que mantiene en liza a las distintas partes, los Ordinas no ceden ni un ápice amparados en los papeles que se custodian en el Registro de la Propiedad número 2 de Inca. "El castell y sus murallas son de propiedad privada desde 1885, y el Estado dejó de ser propietario cuando decidió sacarlo a subasta pública", indicó en su momento a DIARIO de MALLORCA.
El Consell aguardaba la oficialización de la noticia a través del ministerio de Cultura, tras conocer que desde la cartera de Hacienda daban la razón a un acta de afectación de 1969 según la cual la fortificación fue entregada al ministerio de Educación y Ciencia, hoy de Cultura.

27 d’agost 2008

ARCA propone que se aprovechen las medianeras de los edificios de la ciudad

diariodemallorca.es 27-8-2007

Pone como ejemplo la intervención realizada en un inmueble de la calle Sant Magí
En esta medianera se han pintado cuadrados en forma de ventanas
REDACCIÓN. PALMA. La Asociación para la Revitalización del Casco Antiguo (ARCA) propone que se aprovechen las medianeras de los edificios de la ciudad para evitar la situación actual en la que se pueden ver los laterales de algunos inmuebles lisos, blancos o descuidados.
Esta entidad proteccionista pone como ejemplo de una intervención positiva en este sentido la que se ha realizado en una medianera de la calle Sant Magí en la que se han pintado los cuadrados en forma de ventanas con tonalidades blancas y amarillas.

Solución de calidad

Puede que antes hubiese un inmueble que pudo desaparecer con posterioridad debido a cuestiones de entramado urbanístico y quedó una pared vacía, que ha sido necesario cubrir. ARCA tilda esta reforma de sencilla y económica, que aporta un toque de cualidad al entorno.
En el barrio de Santa Catalina es común ver bloques altos de edificios que conviven con casas de planta baja lo que crea superficies de gran extensión que crean un paisaje urbano feo. Por este motivo, piden que las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana tendrían que contemplar este problema.
En otras ciudades se usan estos espacios como plataforma para creaciones artísticas. En Palma existen pocos casos de este tipo. En su lugar suelen usarse para fijar murales publicitarios, lo que en opinión de ARCA, ayuda a hacer más fea todavía la ciudad. Los responsables de esta organización enviarán esta petición a los políticos como tema de debate y reflexión sobre el cuidado y protección del patrimonio.

Foto per a la reflexió número 7: Les mitgeres de Palma, un problema a solucionar

El edificio de Ses Carasses muda su piel


diariodemallorca.es 27-8-2008


La construcción de la calle Sant Feliu, una de los principales exponentes del manierismo en Palma, se somete a una limpieza manual y con chorro de arena de todos los elementos de su fachada
La zona inferior de la fachada se somete a una limpieza manual y por chorro de arena. Foto: Jaume Medinas
MATEU CUART. PALMA. Con más de cuatro siglos de historia sobre sus cimientos, el edificio de Can Belloto, uno de los principales exponentes en Palma del manierismo, una corriente artística europea caracterizada por la expresividad y la artificiosidad, se somete estos días a una notable reforma en el tejado y en su fachada, sometida durante décadas a las inclemencias de la humedad y el salitre, según explicaron ayer desde la empresa que se encarga de la intervención.
Popularmente conocida como Ses Carasses por la multitud de máscaras que copan su cara exterior, la finca de la calle Sant Feliu fue reedificada en 1606 coincidiendo con su adquisición por parte del jurista italiano Francisco Pavesi, que le confirió un estilo poco al uso que incluía pilastras almohadilladas y presencia de los elementos decorativos de la planta baja en la noble y viceversa. Testigo de aquella intervención es un grabado en el friso, P.P.P. IO FRANCIS PAVESI VID I.I.I., esto es, en honor de su propietario, doctor en derecho. Unos compatriotas, la familia Belloto, la retuvieron después hasta el primer cuarto del XIX, y desde entonces se ha mantenido en manos privadas.
La restauración emprendida ahora en el edificio, también llamado Can Pavesi, que previsiblemente finalizará en los próximos días, comprende la colocación de un aislante térmico en la zona del tejado, que proteja uno de los desvanes característicos del primitivismo gótico, y la limpieza manual de todos los elementos de piedra para eliminar la costra de suciedad, con especial incidencia en la zona inferior de la fachada, peor conservada pese a la calidad del marés, según explicaron desde la empresa ejecutora, y en la que ha sido preciso incorporar el chorro de arena a la limpieza manual.
Los elementos ornamentales se encontraban por lo general en buen estado gracias a la resistencia de piedra, aunque también se ha intervenido sobre ellos en algunos casos, utilizando mortero de imitación que asimilara su color al del material original.
Son, posiblemente, los elementos más atractivos de una construcción cuyo interior mudó en el XIX para convertirse en un conjunto de viviendas durante una importante reforma que comprendió también la fachada. Entre ellos destaca una cabeza de león, con la boca abierta y la lengua fuera, puesta sobre el portón, o el escudo de armas de los Pavesi, que aparece acompañado de una inscripción, EUNDO, que ha sido objeto de múltiples interpretaciones, dos de ellas barajadas por el consistorio palmesano. La primera, la más literal, lo traduce como el gerundio del verbo viajar y lo relaciona con el origen extranjero de sus propietarios. Otra, quizás más fantasiosa, lo lee como "para el que pase" y lo interpreta como una amenaza a los vecinos por parte de un supuestamente esquivo propietario de la histórica edificación.

El colegio sueco ha realizado obras ilegales en la edificación catalogada Villa Schembri

diariodemallorca 27-8-2007

Cort afirma que no ha solicitado la licencia para hacer reformas en la antigua casa modernista

La antigua residencia modernista Villa Schembri está en la calle Infanta número 15, en el barrio de El Terreno. Foto: S. Llompart
RAQUEL GALÁN. PALMA. Los inquilinos de Villa Schembri han realizado obras durante este verano en el edificio catalogado del barrio de El Terreno y no han solicitado la licencia obligatoria, a pesar de ser una casa modernista protegida con el máximo grado después de la Catedral.
Lo confirmaron ayer fuentes de la Comisión de Centro Histórico del ayuntamiento de Palma, que también se encarga de velar por el patrimonio incluido en el catálogo municipal de protección de edificios de interés histórico, artístico y arquitectónico.
Según un portavoz del citado departamento, "cualquier obra, aunque sea menor, en un edificio catalogado debe tener un proyecto y una dirección técnica por parte de un arquitecto". A partir de ahí, tanto el área de licencias de obras de Cort como la Comisión deben informar a favor o en contra del proyecto de reforma.
En Urbanismo sólo consta que la Asociación Sueca de Enseñanza de Mallorca solicitó una licencia de obra menor para la excavación de una acequia, pero fue informada negativamente.
La antigua casa residencial es un proyecto del arquitecto Gaspar Bennàssar y data de principios del siglo XX. Desde hace años, es la sede del colegio sueco, aunque también tiene subarrendadas varias aulas al colegio alemán, situado justo enfrente.
El director del centro, Stefan Sandqvist, explicó ayer que las obras se han limitado a "pintar las paredes interiores y cambiar el suelo de madera con el objetivo de mejorar el edificio, porque el lunes empiezan las clases y los padres vendrán a visitarlo el sábado", tal como detalló.
Miembros de la dirección de la escuela también detallaron que se levantaron algunas baldosas de la entrada para nivelar el suelo y "se volvieron a colocar como estaban anteriormente". Y dudaron de que se necesitase licencia alguna para tal fin, según dijeron.
Por su parte, la Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) exige la "máxima contundencia a Cort para que actúe y haga un seguimiento de las obras de esta emblemática edificación modernista", en palabras de Joan Pascual, portavoz de la entidad proteccionista.
ARCA cree que "se necesitan más inspectores municipales que vigilen" los inmuebles protegidos y "más diligencia por parte del Ayuntamiento". Pascual insta a la ciudadanía a estar "atenta" contra posibles irregularidades y pide a la colonia extranjera en Mallorca que, "como exigimos también a los isleños, respete las características singulares de nuestro patrimonio, ya que no pueden hacer lo que quieran por estar en otro país", tal como recordó ayer.
El presidente de la asociación de vecinos de El Terreno, Àngel Doménech, considera que es una "barbaridad" lo que ha ocurrido en Villa Schembri, por lo que "Cort tiene que actuar y cumplir con su obligación, ya que es una casa de un "extraordinario valor".


Máximo grado de protección tras la Seu para la villa de Bennàssar

R.G. PALMA. Villa Schembri, del reconocido arquitecto mallorquín Gaspar Bennàssar, es uno de los ejemplos más destacados del modernismo en Palma. Su grado de protección es tan elevado que sólo está por detrás de la Catedral, según consta en la ficha del catálogo municipal de edificios de interés histórico, artístico y arquitectónico, y como afirmó un técnico de la Comisión de Centro Histórico.
El citado documento indica que "no se permite ningún tipo de modificaciones ni reformas, ni en el interior ni en el exterior". Lo único que se puede hacer en esta "obra monumental que destaca también por su excelente estado de conservación" es rehabilitarla respetando su composición, así como eliminando los elementos añadidos.
En concreto, la composición volumétrica no puede ser alterada con "ningún tipo de añadido, ni en planta ni en altura". En cuanto al interior, no se permiten reformas que supongan una alteración de los elementos originales.

Características

El autor de El Modernismo y su tiempo, Miguel Seguí, argumenta que "el diseño de sus fachadas, así como la ambientación interior en un estilo uniforme, conseguida mediante azulejos, molduras, pinturas y un mobiliario adecuado, la convierten en una de las muestras de nuestro modernismo local de mayor calidad".
Atribuida a Gaspar Bennàssar, varios elementos característicos de este arquitecto son los dos cuerpos laterales con aspecto de torreta y uno central donde se abren dos balcones con barandillas de hierro ornamentado. El inferior tiene una majestuosa escalera de acceso a la edificación.
El forjado, los azulejos, los ventanales de madera, el antiguo jardín, la fachada de piedra y otros muchos detalles más convierten Villa Schembri en un símbolo del modernismo en El Terreno

Els molins de Matas no van

dbalears.cat 27-8-2008
El projecte Molins de Campos, impulsat per qui fou ministre de Medi Ambient, Jaume Matas, fa sis anys, ha resultat un “engany”. Encara que l’energia obtinguda tingui un valor de 9.000 euros, les despeses són superiors. Només el manteniment en val 200.000
M.A.Vaquer "Ens vengueren un projecte que havia de ser tot un negoci, però finalment ha resultat un engany". Amb aquestes paraules qualifica el batle de Campos, Guillem Ginard, el projecte Molins de Campos, impulsat per Jaume Matas ara fa 6 anys, quan era ministre de Medi Ambient.
La finalitat del pla esmentat consistia en la rehabilitació arquitectònica i ambiental dels molins del municipi, com també en la futura execució de programes d’activitats de caire ecològic, agrari, cultural, turístic i d’ús públic vinculades a la seva utilització. A més, el conveni assegurava "la reconversió dels molins tradicionals de vent en generadors d’energia eòlica", explica Ginard.
Era una iniciativa que volia donar resposta a dos problemes ambientals: millorar un espai degradat i obtenir-ne un recurs natural i renovable. No obstant això, amb data d’avui només una cinquantena de molins, de la xifra d’un centenar que s’havia acordat, s’han reformat i tan sols n’hi ha deu en funcionament. "Ens asseguraren que cada un generaria prou electricitat per proveir-ne tres cases, però en la pràctica no en generen ni els dies de vent", assegura Miquela Caldentey, propietària d’un dels deu que estan en ús.
Durant els tres anys que fa que el molí número 176, propietat de Caldentey, està rehabilitat i teòricament en condicions per fomentar l’energia renovable, només ha arribat a la xifra de 3.200 kW. Una quantitat molt baixa si es té en compte que el consum anual per casa és de 26.000 kW, segons dades del 2002 d’Unesa, associació espanyola de la indústria elèctrica.
"Tot i que l’energia obtinguda sigui limitada, el punt positiu d’aquest projecte és, sense cap dubte, l’element estètic que comporta", explica el batle. I és que ja se sap que Mallorca és terra de molins, i just a la zona de Campos n’hi ha gairebé 900. L’atractiu turístic que això suposa és una peça clau per al poble i, per aquest motiu, els propitaris dels molins rehabilitats "tenen l’obligació de cedir-hi el pas a tots els turistes que en reclamen la visita", comenta Caldentey.

26 d’agost 2008

Capdepera: història d’un castell

dBalears.cat 26-8-2008
Es compleix el 25è aniversari de la donació del castell de Capdepera al poble. Després d’una restauració polèmica, ha començat el debat per a la recuperació històrica i patrimonial del que un dia fou la casa dels gabellins
Margalida Bonnín . La història dels gabellins està per força lligada a la del seu castell. De planta triangular i a l’extrem més oriental de l’Illa, s’aixeca victoriós al pas del temps, sobri i auster, amb el poble de Capdepera als seus peus. Quan es construí, ara fa més de 700 anys, el castell era el poble. En fa 25, però, que és la fortalesa la que pertany a Capdepera.
Els veïns del municipi són, des de 1983, titulars del castell. No se sap ben bé quin any era quan el manà construir el rei Jaume II de Mallorca, però en contra del que se’n pugui pensar, la finalitat d’aquesta fortalesa no era defensiva. Tal com explica Pep Terrassa, gran coneixedor de la seva història i autor de diferents estudis sobre Capdepera, "al principi no es pretenia fer un castell, sinó fixar la població".
En una terra despoblada com la Mallorca de després de la conquesta catalana, es necessitava gent per protegir una zona tan allunyada de la capital, Ciutat de Mallorca. Per aquest motiu, «es decidí fer un poble tancat dins de la muralla», on s’alçava la torre de Miquel Nunis, d’origen musulmà.
A la d’en Nunis s’hi afegiren quatre torres més, que amb la casa del governador, una capella barroca i el camí de ronda que recorre les murades amb els seus merlets, són testimoni del que és un castell que ha esdevingut símbol d’un poble. Però també hi resten els senyals del que fou en el passat. Practicats a la murada, s’hi veuen encara els buits del que abans eren les bigues que aguantaven les cases dels antics habitants.
Testimoni fet de pedra, la fortalesa de Capdepera modificà la seva fesomia i funcions al mateix ritme que els esdeveniments històrics li imposaven. Fins al segle XV, fou l’habitatge i el quarter d’aquells que hi residien i fou durant aquella centúria que visqué els moments màxims de població. A partir del segle XVI, la gent començà a abandonar-lo amb la intenció de millorar la seva qualitat de vida.
Esdevingué frontera en el segle XVIII, quan Menorca era anglesa, i fins i tot fou el protagonista d’alguna llegenda. La de la torre de la Boira explica com la Mare de Déu de l’Esperança, patrona de la població, evità un atac sarraí omplint d’una espessa boira blanca el castell i els vaixells enemics.
A partir dels anys 20 del segle passat, caigué en un estat d’abandó. Passà el temps i el boom turístic deixà en l’oblit la recuperació d’aquest recinte com un patrimoni que era necessari conservar.

Restauració o decoració
Quan el 19 de maig de 1983, l’Ajuntament i els propietaris signaren la donació del castell al poble de Capdepera, arribà el moment per als gabellins d’enfrontar-se amb la pròpia història. «Començàrem a gaudir-ne, amb actes com el mercat medieval, però ens oblidàrem de fer-ne un estudi històric", denuncia Pep Terrassa.
Segons l’historiador, fa falta un pla seriós de recuperació arqueològica, perquè la restauració s’efectuà sense cap criteri patrimonial. No es va conservar l’estructura antiga de la casa del governador i els cossiols i les plantes decoren l’interior de la fortificació «talment com si fos un jardí», indica l’expert.
Complides les seves noces de plata amb el poble, ha arribat l’hora que els qui viuen als seus peus es reconciliïn amb el castell i, de passada, amb la seva pròpia història.

El ministro de Cultura se compromete a invertir en las infraestructuras propiedad del Estado

Última Hora Digital 26-8-2008

Cesar Antonio Molina, de viaje oficial por las Islas, dice que «somos conscientes de que estas actuaciones hay que hacerlas»
MARIANA DÍAZ. Cesar Antonio Molina, ministro de Cultura, se comprometió ayer a invertir en las infraestructuras culturales de Balears, siete en total, que son propiedad del Estado y que sufren un déficit histórico de atención por parte del Gobierno central desde hace muchos años. «Soy consciente de que estas actuaciones hay que hacerlas y lo vamos ha hacer», dijo, y se reiteró en ello advirtiendo que «un ministro no jura en vano».
Molina se expresó así ayer en rueda de prensa, acompañado por la consellera Bàrbara Galmés, durante el transcurso de las Converses Literàries que estos días se desarrollan en Formentor. El ministro, que el pasado domingo inició en Sóller un viaje oficial a Balears que mañana le llevará a Eivissa, lo ha prolongado hasta el próximo jueves, cuando visitará el Museo de Mallorca. Por otra parte, ratificó la propiedad estatal del Castell de Alaró y el mismo jueves hablará de este asunto con las conselleras del Govern y del Consell, Bàrbara Galmés y Joana Lluïsa Mascaró, respectivamente.
El ministro comenzó su intervención ante los medios de comunicación leyendo un listado de cifras para «desmentir que el Gobierno de España y el Ministerio de Cultura no ha invertido en las Islas», aunque los números que se manejan aquí contradicen su afirmación. Los datos que presentó Pere Sampol en el Senado hace unos meses nos situaban a la cola de las inversiones de Madrid en materia cultural.
Molina, quien aseguró que «no hablo por hablar», se mostró «consciente de que el coste de la insularidad produce desajustes que tienen que ser subsanados con ayudas económicas» e hizo varias promesas: que la reforma del edificio del Museo de Mallorca, que ha comenzado, continuará, culminará con el Plan Museográfico, y que en el Museo de Muro también se acometerá la rehabilitación urgente que necesita. El Ministerio de Cultura, dijo el ministro, formará parte del Consorcio de Pol.lentia, una aspiración del Ajuntament de Alcúdia que favorecerá el futuro del yacimiento y la construcción de un museo para el que ya hay un solar cedido por el Consistorio.
Otra antigua aspiración mallorquina, el regreso de los Bous de Costitx que se exponen en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, podría hacerse efectivo de forma temporal, si los técnicos del citado museo dan el visto bueno, para la exposición que inaugurará las obras de reforma del Museo de Mallorca «que espero inaugurar con el presidente [Antich] y la consellera [Galmés]», señaló. La decisión sobre esta vuelta «no corresponde al ministro, sino al museo [Arqueológico]».
Respecto al patrimonio arqueológico subacuático, para cuya protección ha impulsado la elaboración de una ley a raíz del caso Odyssey, «por supuesto que vamos ayudar a Baleares», apuntó. Cabe recordar que esta comunidad autónoma carece de Carta Arqueológica Subacuática, es decir, el mapa de los yacimientos bajo el mar, herramienta imprescindible para su protección.
Finalmente, recordó que el Ministerio tiene «otras cantidades de dinero» a las que para acceder hay que solicitarlo, «las instituciones o las personas», y «animo a hacerlo». Él tiene claro que hay comunidades «que pelean más que otras».

Molina quiere que el Museu de Mallorca forme parte de la red estatal de centros

diariodemallorca.es 26-8-2008
"Converses a Formentor 2008"
El ministro ratificó la titularidad estatal del Castell de Alaró. El jueves hablará con Galmés y Mascaró sobre el Pla de Castells

Bàrbara Galmés conversa con César Antonio Molina en el salón del hotel previamente a la rueda de prensa que ofrecieron. Foto: M. Massutí
M. ELENA VALLÉS. PALMA. El ministro de Cultura, César Antonio Molina, no sólo prestó oídos ayer a las primeras conversaciones literarias y matutinas de Formentor. La política agarró el timón vespertino navegando en una doble dirección. Por un lado, el mandamás nacional de la Cultura arrancó aportando datos para "desmentir la sensación" de que en Balears el Estado no invierte en materia cultural para terminar atracando en los compromisos de inversión de los próximos años en la comunidad y en el despeje de dudas de varias cuestiones que aguardaban una ratificación estatal.
En este último apartado, Molina confirmó que su ministerio ya ha corroborado la titularidad estatal del Castell de Alaró. A lo que la consellera de Cultura, Bàrbara Galmés, agregó que el jueves, día en que visitará junto al ministro las dependencias del Museu de Mallorca, mantendrán una reunión junto a su homóloga en el Consell, Joana Lluïsa Mascaró, para debatir no sólo las actuaciones de urgencia que deben ejecutarse en este fortín a partir del Pla de Castells, sino en el resto de fortalezas isleñas.
El ministro mostró un especial interés por la reforma del Museu de Mallorca, que está contemplado en el Plan de Saneamiento de Centros e Infraestructuras Culturales que la conselleria ha remitido al Estado, "pues me gustaría que formara parte de la red estatal de museos". La reforma de la instalación eléctrica, que ya ha empezado, y el proyecto museístico de la Sala de Belles Arts, según informó Galmés, ya están cerrados y conformarían la primera fase de la rehabilitación del centro. La acomodación de las salas de arqueología se terminaría en el 2011. También se prevé en el proyecto la renovación de la entrada del museo y el sistema de almacenaje, "uno de sus problemas actuales". Galmés apuntó que otro de sus compromisos de aquí al final de la legislatura es la dotación del personal necesario en todos estos centros e instalaciones. La consellera explicó que una vez estén varios de estos espacios modernizados -Museu de Mallorca, Museu de Menorca, Museu Etnològic de Muro, Museu Arqueològic d´Eivissa o Sa Llonja- "podría ser que pasaran a formar parte de la gestión de los consells insulars. El de Menorca ya ha demandado la gestión del museo y archivos de la isla". Además de estas actualizaciones de distintos centros, el ministro se comprometió a construir una biblioteca pública en Eivissa.

Bous de Costitx

Otra confirmación más adelantó el ministro. Ratificó que el estado entrará en breve a formar parte del Consorci de Pollentia junto al ayuntamiento de Alcúdia, el Govern y el Consell, con el fin de que el futuro museo de la ciudad romana se ponga en marcha cuanto antes.
En cuanto a la reivindicación histórica del regreso a Mallorca de los Bous de Costitx, Molina se desvinculó de responsabilidad, "pues no me corresponde tomar esta decisión". Los argumentos del ministro apuntaban a que los museos son autónomos, cuentan con sus propios fondos y los bous son del Arqueológico Nacional de Madrid, "otra cosa es si otro museo pide esa obra para una muestra temporal y si está en condiciones se le cede por un tiempo". Justamente eso es lo que hará Galmés cuando se inaugure el remozado Museu de Mallorca.

24 d’agost 2008

“Tant costa protegir-los?”

dBalears.cat 24-8-2008
La no-actualització del catàleg d’arbres fa que el seu futur depengui de la voluntat dels propietaris
Antoni Mateu Currently . "Quan vaig arribar al convent i vaig veure que el ginjoler que tenia estava tot acubat, el trespol estava tot encimentat i li arribava fins a la soca, em va pegar l’ànima als peus!", explica sor Catalina Cunill, de la Concepció de Palma.
"Allò primer que vaig fer va ser fer venir els picapedrers perquè li deixassin un bon tros, voltant voltant, de terra perquè en ploure l’aigua li arribàs ben endins", diu la monja, conscient de la relíquia vivent que hi ha al pati d’aquest convent de Ciutat. S’ha de dir que l’Arxiduc, a final del segoe XIX, ja inclogué una il·lustració d’aquest arbre tan cèlebre al Die Balearen.
"Quan l’Arxiduc pintà el ginjoler ja era un arbre fet. Per tant, treis comptes. Jo calcul que aquest arbre ha de tenir prop de dos-cents anys", afirma el naturalista alaroner Joan Vicenç Lillo, col·laborador habitual de la pàgina web www.amicsarbres.blogspot.com, especialitzada en la conservació del patrimoni vegetal.
Si es confirmen els pronòstics de Lillo, es tractaria del ginjoler més vell d’arreu de l’Estat. Títol que, fins ara, ostentava el situat al carrer d’Arimon del barri de Sant Gervasi, a Barcelona.
"Sembla que l’arbre té bona salut. La soca és considerable i la rama hi és abundant", comenta el naturalista. Cosa que confirma sor Catalina. "No! I cada any en fa, de gínjols! Passa, però, que les monges no som enfiladisses i ens hem de menjar els que cauen en terra, que ja són pansits i arrugats", afirma la religiosa agustina.
"Les monges han fet una cosa bona. I és que han deixat a l’arbre una tanyada. Si un dia el ginjoler centenari s’arribàs a morir, la mateixa saba correria per aquesta tanyada", assegura Lillo.
"Allò més trist és que la Conselleria de Medi Ambient no tingui aquest ginjoler catalogat com a arbre singular. La seva protecció depèn de la voluntarietat dels propietaris. El que el Govern hauria de fer és salvaguardar aquest patrimoni genètic —podeu estar segurs que els gínjols que ara es comercialitzen han patit qualque classe de transformació genètica— i repartir bordalls d’aquest arbre per totes les escoles de les Balears. Així els al·lots valorarien el nostre patrimoni vegetal. Tant costa protegir i difondre els valors dels nostres arbres?", es demana l’estudiós.
Fa anys que el catàleg d’arbres de Medi Ambient no s’actualitza. Mentrestant, alguns exemplars s’han perdut per sempre més. En són exemple els estanca-sangs de Santa Maria o els polls que arrabassaren a Sóller fa un poc més d’un mes.

Ciutat de Mallorca a partir de un cuadro de 1633

diariodemallorca.es 24-8-2008

El cuadro está en el retroaltar de la iglesia de San Francisco, bajo la Inmaculada. Foto: S. LLompart

BARTOMEU BESTARD (*) La representación de la fachada marítima de Palma -Ciutat de Mallorca- en un cuadro de la basílica de San Franciso, del año 1633, en el que se describe toda la bahía de Palma, desde el castillo de San Carlos hasta el baluarte del Príncipe, es un documento gráfico de primer orden para conocer el aspecto de nuestra ciudad en el siglo XVII. Uno puede entretenerse un buen rato en observar los detalles en las calles, las murallas, las casas, la Catedral, los predios extramuros...
El cuadro -atribuido a Miquel Bestard o a su círculo-, forma parte de un conjunto pictórico, que se encuentra en el retroaltar de la iglesia de San Francisco, frente al Sagrario. Todas esas pinturas fueron restauradas hace pocos años. Esta agrupación de cuadros forma un retablo, el cual se articula a partir de una imagen central de la Inmaculada Concepción, que desde 1629 era la patrona del Reino de Mallorca. Alrededor de la Virgen se encuentran ocho retratos, todos ellos de miembros de la Casa de Barcelona y de su rama menor de Mallorca. Los personajes tienen en común que pertenecieron a la orden franciscana, defensora a ultranza del dogma de la Inmaculada Concepción. Remata, en la parte superior del conjunto, una divisa latina que reza "ARMA BALEARICA NON FUNDA SED ARBALLISTA FIDEI" (El arma de las Balears no es la honda, sino la ballesta de la Fe). Finalmente, en la parte inferior del retablo se encuentra la pintura en la que se representa la fachada marítima de la ciudad y alrededores.
El cuadro está realizado como si el artista lo hubiese pintado desde el mar, en medio de la bahía. A la izquierda del espectador se encuentra el primitivo Castillo de San Carlos, y a la derecha el Baluarte del Príncipe. En la parte inferior y central de la pintura se representa el mar y algunas embarcaciones, de entre éstas destacan algunos buques de considerables dimensiones que intercambian salvas con los diferentes baluartes y fortificaciones; a parte de San Carlos, también se observan las torres de Porto Pi y Pelayres. En la parte superior destacan el Castillo de Bellver y el casco urbano de Ciutat de Mallorca. Finalmente se representan algunos predios cercanos a la ciudad que se van alejando hacia la Serra de Tramuntana. Remata la pintura un anagrama con el lema "MALLORCA", y que está flanqueado por dos escudos en losange, en uno se representan las armas de los reyes de Aragón, mientras que en el otro las armas de la Universidad y Reino de Mallorca.
La temática que describe este cuadro, la fachada marítima de Palma, los buques de guerra y los baluartes disparando salvas, es bastante común en los siglos XVII y XVIII, y tiene cómo origen la visita que hizo la expedición militar, encabezaba por el emperador Carlos I, a la ciudad de Palma durante el año 1541 cuando se dirigía hacia Argel. A partir de los estudios e inventarios que se han hecho, sabemos que fueron tanto las instituciones como los particulares los que encargaron pinturas con esta temática. El interés suscitado por este tipo de cuadros debe relacionarse con la aparición de un sentimiento romántico que se manifestó mediante la exaltación del Reino de Mallorca y que tuvo su punto más álgido durante la primera mitad del siglo XVII. En esta época se inicia la galería de varones ilustres del Reino, la galería de los reyes de Mallorca encabezada con la representación de Jaime I, cuadro que, cada año en la Fiesta de la Conquista, se cuelga en la fachada del Ayuntamiento; o la reivindicación de los mártires y héroes mallorquines Cabrit y Bassa; o la figura de Ramón Llull. Ambos temas representados por dos magníficos cuadros, también obra de Miquel Bestard, en la sede de los jurados del Reino (hoy ayuntamiento de Palma).
La pintura de la iglesia San Francisco está en sintonía con ese contexto descrito. Quizás, como peculiaridad, se deba destacar de ese cuadro respecto al conjunto del retablo, lo que simboliza: el júbilo de todo el Reino de Mallorca -esas fortificaciones y esos grandes buques disparando salvas- a causa de la proclamación de la Inmaculada Concepción como patrona del Reino. Hoy, podemos añadir que es una de las pocas "fotografías" que conservamos de la primera mitad del siglo XVII.

(*) Cronista oficial de la ciudad

23 d’agost 2008

Port d'Alcúdia: El poblado de Gesa se encuentra en visible estado de abandono

diariodemallorca.es 23-8-2008

La colonia fue diseñada en 1957 por el arquitecto Ferragut
Los empleados de la empresa, que residen en 13 de las 30 casas, denuncian que viven entre humedades y ratas


La colonia de empleados de Gesa se encuentra delante de la antigua central térmica. Fotos: Guillem Bosch

MARGA SOLER. ALCÚDIA. Los trabajadores de Gesa que viven en el poblado que se construyó en 1957 para los empleados de la antigua central térmica del Port d´Alcúdia denuncian el estado de abandono y dejadez de la colonia por parte de la eléctrica.
El poblado fue diseñado por el arquitecto Josep Ferragut, cuya obra más destacada es la iglesia de La Porciúncula. En el poblado se ubican 30 casas de diferentes categorías, según el cargo del empleado, 17 de las cuáles están abandonadas y sólo 13 están ocupadas. Los vecinos, que residen en régimen de alquiler hasta su jubilación, lamentan que no cuentan con unos "requisitos mínimos de seguridad y habitabilidad de los hogares".
La colonia era autosuficiente, contaba con una iglesia, un colegio, un economato, un parque infantil, un local destinado al ocio que llamaban casinillo, zona deportiva y piscina. En la actualidad sólo se da uso a la capilla de Nostra Senyora de la Llum, el resto de instalaciones están en ruinas o cedidas al Ayuntamiento.

Las acusaciones

El 31 de julio el secretario de comunicación de UGT de Gesa, Josep Borràs, presentó un escrito solicitando que en el plazo de 15 días "la empresa aplique las medidas pertinentes para corregir las deficiencias del poblado".
Borràs destacó: "Sospechamos que Gesa práctica mobbing inmobiliario, es decir, pretende declarar el inmueble en ruina para echar a los inquilinos".
El presidente de Arca, Joan Pascual, destacó que "este municipio cuenta mucha riqueza en patrimonio y este poblado es parte de ella. No se puede perder ni arrasar ya que esta arquitectura es parte del patrimonio de los años 50. Hay que buscar una figura legal para que proteja este patrimonio".
Maria Fonte es la mujer de un trabajador y ambos llevan 18 años viviendo en el poblado. "El estado de abandono es brutal, tanto dentro de las casas como fuera. Hay que convivir con ratas y humedad en las paredes. El jardín lo mantenemos nosotros y las persianas están rotas. El poblado es comparable con Son Banya", destacó. Otro vecino explicó que "por la noche es lo peor porque muchas veces hay gente que se mete en las viviendas abandonadas".
El alcalde, Miquel Ferrer (UM), destacó que "toda la zona pertenece a Gesa, incluso las calles y el alumbrado. Las viviendas se encuentran en suelo urbano y están catalogadas, por tanto, no se pueden derribar. Ferrer también explicó que "en las Normas Subsidiarias la zona está catalogada dentro de una unidad de actuación, es decir, que antes de dar una licencia se tiene que presentar un proyecto de cesiones".
Por su parte, Gesa rechazó ayer efectuar manifestaciones sobre esta cuestión.

Deteriorament del poblat de GESA a Alcúdia

Ángel Aparicio amplía con nuevos datos su libro sobre la fortaleza de la punta de n´Amer

diariodemallorca.es 23-8-2008

Arquitectura de la fortaleza de la punta de n´Amer. Foto: G. E. F. B.
M. ELENA VALLÉS. PALMA. La fortaleza de la punta de n´Amer es única en España y en Europa por su tipología. Tal excepcionalidad es recogida por Ángel Aparicio Pascual, presidente del Grup per l´Estudi de les Fortificacions Balears, en el libro La fortalesa de la punta de n´Amer. El autor ha reeditado la obra que ya publicó hace 12 años añadiendo documentación que ha ido recopilando a lo largo de este tiempo. El resultado, editado por Lleonard Muntaner, lo presentará mañana a las 20 horas en el mismo castillo, situado en el municipio de Sant Llorenç des Cardassar.
Aparicio relata a lo largo de las páginas de la publicación los usos de la fortificación, construida en 1696. En un principio, servía para prevenir los desembarcos en la zona de piratas y corsarios. Al comienzo, contaba con una guarnición de dos torreros. Más adelante pasaron por allí también destacamentos de dragones montados. En épocas de epidemias también reforzaban la zona guardas secretas que ayudaban a los torreros. El castillo solía servir en estos casos de cuartel general. En la época de contrabando, los carabineros usaron la fortaleza para reprender el comercio ilegal. Y durante la Guerra Civil sirvió como punto de observación antiaérea. Fue en estos años que se llegó a construir incluso una garita en la cubierta que más adelante se desplomó.
En estos momentos, tal como explica Aparicio, el estado de conservación del castillo es excelente. Fue proyectado por el ingeniero Martín Gil de Gaínza, que diseñó una construcción de gran impacto bélico de forma cuadrada y con una piramide encastrada en cada lado. Gil de Gaínza se vio muy influenciado por la arquitectura de Francia, donde se edificaban pequeñas fortalezas de importante choque visual.
El fortín es Bien de Interés Cultural y está registrado en el Inventario del Patrimonio Cultural Europeo. En estos momentos, pertenece a la familia Caldentey Alzina y es custodiado por Sebastià Pascual.
Aparicio comenta que el castillo se puede visitar durante todo el año y que cuenta con prestaciones suficientes como para pasar ahí un día entero. Actualmente, en el fortín se albergan una serie de objetos que ayudan al visitante a comprender la historia del castillo. Entre ellos se cuenta una amplia tipología de armamento, proyectiles, herramientas, mapas y documentación de la época. En la terraza también puede observarse un cañón. Hace varios años, cuenta Aparicio, se recuperó el altillo interior de madera y se reconstruyó el puente levadizo, el único que funciona en Mallorca.
La publicación ha sido posible gracias a los hallazgos de Aparicio en el Archivo Histórico Militar, lugar en el que ha encontrado información sobre los ingenieros militares, y a otra documentación encontrada en el Arxiu del Regne y en las salas del de Escorca y Manacor.

El Consell ayudará a los ayuntamientos en la redacción de sus catálogos de bienes

diariodemallorca.es 23-8-2008

La institución insular ha convocado una línea de subsidios plurianuales al observar que sólo Alcúdia y Sa Pobla cumplen la Ley Autonómica de Patrimonio

Murallas de Alcúdia, uno de los municipios que cuenta con su catálogo de bienes aprobado y actualizado.
M. ELENA VALLÉS. PALMA. En estos momentos, sólo los municipios de Alcúdia y Sa Pobla cumplen la Ley 12/1998 de Patrimonio Histórico de les Illes Balears por disponer del catálogo de protección de sus bienes patrimoniales aprobado y actualizado conforme al vigente Pla Territorial de Mallorca, ratificado por el Consell en diciembre de 2004.
Con objeto de que todos los municipios de la isla cumplan con la normativa de 1998, el Consell de Mallorca ha convocado una línea plurianual de ayudas dirigida a los ayuntamientos para la redacción, mejora o adaptación de su catálogo de bienes patrimoniales.
La partida destinada a estas ayudas que se repartirán en el trienio 2008-2010 asciende a un total de 200.000 euros. En el presupuesto de este año se le reservan 100.000 euros, y en los de 2009 y 2010, 50.000 respectivamente.
El director insular de Patrimonio, Biel Cerdà, justifica la convocatoria de estas ayudas en el sentido de que las sucesivas prórrogas que se han ido ejecutando para el cumplimiento de este punto de la ley terminarán en 2010. No es la primera ocasión que la institución convoca subvenciones en esta dirección, pero sí que es la primera vez que cuenta con una serie de peculiaridades como que se trata de ayudas plurianuales, de más de un año. Otra singularidad destacable es que, si el catálogo no está redactado y aprobado en 2010 por parte del consistorio subvencionado, la institución rescatará el subsidio.
Sobre el estado actual en el que se encuentran los municipios de la isla, Cerdà señala que la mayoría de éstos cuentan con una aprobación inicial de su catálogo, "pero que todavía tienen que adaptarse al Pla Territorial y ser ratificados definitivamente". Explica asimismo que hay una serie de localidades -Banyalbufar, Binissalem, Búger, Porreres, Santanyí, Selva y Sencelles- sobre las que no consta ningún catálogo en las oficinas de Patrimonio del Consell, "lo cual no quiere decir que no cuenten con uno aprobado de manera inicial".
Las ayudas podrán solicitarse hasta el próximo 15 de septiembre en las dependencias de la dirección insular de Patrimonio Histórico del Consell, sitas en la calle General Riera. El pago de las cuantías se efectuará en tres plazos. El 50% de la cantidad adjudicada se entregará en el momento de la concesión de la ayuda. El 25% siguiente, tras la presentación de las facturas originales justificativas del importe. Y el 25% restante, con la justificación de la aprobación del catálogo de bienes patrimoniales por parte del ayuntamiento subvencionado.
La normativa de Patrimonio Histórico recoge en el artículo 118, destinado a regular el fomento de la vigilancia patrimonial, que el Govern y los consells insulars promoverán medidas de colaboración que potencien e incrementen la custodia de los bienes, especialmente cuando puedan ser afectados por actos de expoliación o destrucción. En la disposición primera, se recoge que los Bienes de Interés Cultural deben registrarse oficialmente en el Inventario General de inmuebles de este tipo. El apartado tercero es el que está dedicado a la redacción de los catálogos municipales y es donde se recoge que los consistorios disponen de un plazo de dos años, que se ha ido prorrogando hasta 2010, para tener aprobado dicho inventario de bienes.

Sa Pobla: Placas conmemorativas explicarán la historia del pueblo a través de sus edificios

Última Hora Digital 23-8-2008
El historiador y cronista, Alexandre Ballester, ha sido el impulsor de la iniciativa
M.A. COLMILLO. El Ajuntament de sa Pobla fue inaugurado en 1822, pero, ¿y antes dónde estaba la Casa de la Vila? Ésta y muchas otras preguntas son las que el cronista oficial del municipio, Alexandre Ballester, se ha propuesto resolver. Y es que sa Pobla recordará, a través de la colocación de placas en los edificios emblemáticos del municipio, los personajes y acontecimientos que marcaron época en el pueblo.
El pasado 21 de julio el Ajuntament colocó la primera placa para conmemorar el lugar donde estuvo ubicada la Casa de la Vila antes de su traslado en 1822. «Antes el Ajuntament estaba situado donde ahora se encuentra la farmacia Pericàs», afirmó Ballester.
El cronista explicó también que a finales de septiembre el Consistorio tiene previsto colocar otra placa en la casa dónde vivió Miquel Socias i Caimari, abogado y político pobler. Socías fue diputado en Cort y gobernador en diversas capitales españolas.
Después de esta segunda placa, van a colocarse muchas otras referentes a la llegada al municipio de las nuevas tecnologías, que se produjo entre 1800 y 1930. Algunos de los hitos históricos que se recordarán serán la llegada del telégrafo, que se produjo en 1800, y del tren, herramienta fundamental para la exportación de patatas que atravesó por primera vez la marjal poblera en 1878.
Con la llegada de las nuevas tecnologías se inauguraron también obras tan emblemáticas como el cementerio (1878) o la plaza del mercado (1892), que también serán conmemoradas.
Gracias a la iniciativa de Alexandre Ballester, que ha contado con la colaboración del regidor Gabriel Ferragut, sa Pobla tendrá un itinerario turístico para que poblers y visitantes puedan disfrutar de una mañana histórica dentro del municipio. De momento, los recordatorios históricos de las zonas de la marjal no se incluirán en el itinerario aunque el Ajuntament no lo descarta para más adelante.

Alcúdia: Un poblat inhabitable

dBalears.cat 23-8-2008
UGT i els veïns del poblat industrial de Gesa, situat a la carretera d’Alcanada, han denunciat el greu estat de deixadesa en què es troben els habitatges i la zona: rates, humitat i goteres
La secció sindical d’UGT Gesa Endesa i els veïns del poblat industrial de Gesa denunciaren ahir l’estat d’abandonament en què Endesa, propietària dels habitatges i dels terrenys, manté la zona. El poblat fou construït l’any 1957 i es troba ubicat a la carretera d’Alcanada (Alcúdia), just davant l’antiga central tèrmica. En total, als anys 50 s’hi construïren trenta cases per cedir-les, en règim de lloguer, als treballadors de la central.
Actualment, només tretze de les cases estan ocupades per treballadors de la central del Murterar, que han de conviure amb rates, brutícia, humitat i, fins i tot, amb manca d’enllumenat públic.
Assetjament
"Després que Endesa absorbís l’empresa Gesa, el poble va deixar de tenir els manteniments mínims i les famílies viuen ara en unes cases inhabitables", denuncià el representant d’UGT, Josep Manel Borràs. Segons el sindicat, al juliol la situació fou denunciada formalment a l’empresa, però aquesta mantingué una actitud "arrogant" i no donà resposta.
Els treballadors creuen que l’abandonament de la zona per part d’Endesa podria considerar-se un cas de mobbing immobiliari, ja que els habitants de les cases paguen uns lloguers molt baixos, d’entre 6 i 60 euros, i tenen dret a estar-hi fins a la jubilació. Actualment la zona està qualificada com a terreny industrial.
A banda dels habitatges, la colònia industrial disposava també d’altres dependències com ara un centre de relació social, una piscina, una zona esportiva i una església que es troben també totalment abandonades. El poblat de Gesa fou dissenyat per Josep Ferragut i Pou, un arquitecte de renom que recollia els corrents humanistes d’Europa. El seu valor patrimonial és un altre dels arguments defensats per UGT.
De fet, el secretari d’ARCA (Associació per a la Recuperació de Centres Antics), Joan Pasqual, visità ahir el poblat i afirmà que "la zona és de gran valor estètic i històric". "Cada segle ha anat proporcionant peces patrimonials i l’església i el poblat de Gesa són representatius d’una època d’Espanya que no es pot perdre", destacà Pasqual. Per això, el representant d’ARCA va prometre que cercaran "una figura legal per protegir la zona, ja que és representativa de com era la vida i com és pensava existencialment als anys 50".

Deteriorament del poblat de GESA a Alcúdia

22 d’agost 2008

El museo y el yacimiento de Son Fornés abren mañana sus puertas por las fiestas patronales

diariodemallorca.es 22-8-2008

BIEL GOMILA. MONTUÏRI. Con motivo de las fiestas patronales de Sant Bartomeu el museo de Son Fornés -ubicado en la carretera de Montuïri a Sant Joan, justo a la salida del pueblo- ofrecerá mañana una jornada de puertas abiertas desde las diez de la mañana hasta las dos del mediodía.
A las once horas, en el poblado talayótico del mismo nombre -situado al nordeste del caso urbano, en el kilómetro 4 de la carretera de Montuïri a Pina- tendrá lugar una visita guiada en la que los arqueólogos ofrecerán explicaciones generales del talayot más completo de Mallorca. Además, se informará sobre el hallazgo llevado a cabo durante las excavaciones de este verano. Se trata del descubrimiento de un santuario de época romana, datado en el siglo II a. C., que era utilizado como centro religioso y económico del poblado. Al parecer, el edificio ciclópeo de planta de herradura servía como lugar de almacenaje y distribución de la producción llevada a cabo en los pequeños obradores del poblado, donde se fabricaban mercancías de distinta índole. El santuario, anterior a Cecilio Metelo, demuestra que en la isla ya se fraguó el sistema de asentamientos independientes.
Las dos visitas -al museo y al poblado- son gratuitas.

21 d’agost 2008

Los ojos de Sa Llonja

diariodemallorca.es 21-8-2008

La restauración de la joya del gótico civil ha permitido a los técnicos acercarse a las esculturas y gárgolas de la fachada y descubrir en ellas restos policromados


CARLOS GARRIDO. PALMA. Sa Llonja ha cambiado de aspecto. Desde hace unas semanas aparece enmascarada por un andamio. Como si fuese un edificio en construcción. Pero en realidad, lo que se está haciendo es una rehabilitación de esta obra de Guillem Sagrera, que a principios del Renacimiento consagró los mejores esplendores del gótico.
En estos momentos, la restauración está centrada en reparar los efectos negativos de otras rehabilitaciones anteriores. Sa Llonja respira, se equilibra. Durante cinco siglos se ha mantenido ante la acción de los hombres, del clima y el mar (recordemos que estaba junto a la orilla), ha resistido a terremotos. Pero algunas intervenciones desgraciadas, como el sellaje con un mortero muy impermeable de las comisuras de la piedra, ha hecho que esta almacene humedad y no transpire como hizo durante siglos. Con lo que ahora hay que suprimir uno a uno esos sellajes. Lo mismo ocurre con los añadidos que, abiertos con máquinas de disco, tapaban las partes dañadas. Con eso lo que se ha conseguido es que el añadido nuevo se deteriore antes que el antiguo y que encima salgan al descubierto las feas cicatrices de la radial. La cubierta se intenta que vuelva a ser como lo fue originalmente. A cielo descubierto, con bajantes para conducir el agua a las gárgolas. Pero lo más espectacular es descubrir merced a los andamios las decenas de ojos que nos miran desde esa maravilla del arte mallorquín. Gracias a Pere Rabassa, el arquitecto que está al frente de las obras, hemos podido recorrer esa armadura y descubrir muchas cosas sorprendentes.
Impresiona el gran Ángel de la Mercaderia, obra maestra de Sagrera. La piedra está carcomida y le faltan algunas partes. Pero tiene una fuerza extraordinaria. Visto desde cerca se descubre que estuvo originalmente policromado. El pelo sería de un color cobrizo, y en las archivoltas aparecen tonos verdosos. Igualmente, la parte de piedra picada que está en el tímpano podría corresponder a una zona con pinturas, que se ha perdido. El ángel conserva una sonrisa enigmática a lo Gioconda, con sus enormes alas también de colores, con detalles de la vestimenta, incluso los cordones con el bordón. Si desde lejos es una pieza maestra, desde cerca la impresión resulta más acentuada.
Muchas esculturas están deterioradas. La Santa Clara de la esquina con el Passeig Marítim tiene la cara casi borrada, aunque vemos los hábitos y el libro abierto con letras góticas que lleva en la mano. Lo mismo ocurre con Sant Joan, que parece trazar un rictus de dolor. Como si le doliese la piedra.
Siempre me había intrigado la expresión del Niño Jesús de la Virgen que se encuentra en el tímpano de la puerta que da al Consolat de Mar. Me parecía un pequeño de rasgos africanos. Al contemplarlo a poca distancia me doy cuenta de que está mamando, y por eso su rostro se deforma y aparece extraño visto desde abajo. A Sagrera le gustaban los mametiformes, porque además de esa Virgen "kourotrofos" o alimentadora, dos de las gárgolas tienen sendos pechos, con sus pezones bien caracterizados. Y es que las gárgolas son sorprendentes. Mientras los santos y los angelotes nos miran con ojos ciegos, deteriorados, las gárgolas gozan de un estado increíble de conservación. Parecen modernas. Son animales grotescos, imposibles. Una especie de chivo, una cabra, un hombre que lleva un niño en el vientre, un león... Garras, alas enormes, dientes, ojos desemesurados, cuernos. Incluso una cartela humorística que dice: "O com es fret!" (¡qué frío hace!). Pero quedan también muchos otros detalles y filigranas. Cabezas de ángeles y santos, tracerías góticas, pináculos, nervaduras. Entre ellas llaman la atención numerosos impactos de balas o metralla.
Visto a pocos centímetros, el edificio de Sa Llonja multiplica su interés. Muestra grafitos, huellas, antiguas argollas para colgar damascos que cubrían la plaza, aros para banderas. Durante un año estará en obras, pero cuando haya sido rehabilitado valdrá la pena.

20 d’agost 2008

Fraude en la Catedral

diariodemallorca.es 18-8-2008

BÁRBARA PASTOR (*) Quien diga que el mural de la Seu es un fraude se equivoca.
Es la obra de un prestidigitador: donde el espectador ve berenjenas, el artista hizo penes; donde el espectador ve moluscos, el artista hizo vaginas. Y donde el obispo ve a Cristo, el artista se pintó a sí mismo.
Lástima que le obligaran a quitar sus testículos y su pene, pues ahora todos sabrían a qué me refiero sin necesidad de explicar nada más.
Este mural no es una obra de arte, es una jugada política con as en la manga. Quienes han movido ficha no han sido ni el pintor ni su marchante. Han sido los Intocables, esa estirpe de rancio abolengo que sigue moviendo los hilos del poder que huele tanto a podrido. Pero como dijo Vespasiano, Pecunia non olet... y seguía recaudando dinero de las letrinas. Todo gira en torno a lo mismo. A millones de euros, que el artista se ha embolsado con sonrisa de oreja a oreja al ver que ha ganado la partida a una panda de idiotas que lo adoran como si fuera un genio. Seguramente tiene orgasmos cada noche al pensar lo bien que salió el negocio. Lo único que tuvo que hacer fue persistir y no tirar la toalla: llamó hasta tres veces a la puerta de la Catedral hasta que por fin dijeron "sí, adelante" a su petición caprichosa de "o lo hago en la Catedral o en ningún sitio". Y la nobleza empezó a ponerse nerviosa, el niño les salió autoritario. A partir de ese momento, los títeres fueron ellos.
Vitrales. No han sido aprobados por el Cabildo Catedralicio, y sin embargo ahí están. Mostrando su negrura a quien quiera verla. No hay nada que interpretar en ese retablo de barro y mucho menos en los vitrales. Mentira, burla y escarnio. Y todo, con el beneplácito de quienes solicitaron el reconocimiento del artista más grande de nuestra isla. Estaban convencidos de que era un genio (lo que nadie sabe es que mientras en el retrete se morían de la risa, de repente les llegó el estreñimiento). Pero ya es tarde para que la Iglesia acepte que ha cometido un error. La dignidad lo impide.
Lo que yo lamento es que, cuando acaricio la cabeza del dragón del coro de la Catedral, o cuando toco la verja del presbiterio que hizo Gaudí me invaden sensaciones que, fuera del sentimiento religioso, transmiten un mensaje. Cuando menos, honestidad. En cambio, al tocar la boca de pez o rozar mejillones manchados de sangre, me invade le vacío. La nada. Porque detrás de todo esto no hay nada. Sólo espectáculo, el alimento del que se nutren los buitres.
He puesto mis cinco sentidos -y uno más- para encontrar lo que uno cree buscar cuando acude ante una obra genial. Pero en el pan de oro del sagrario más propio de Indiana Jones puedo ver, solamente, un resto de arena que se escapa entre mis dedos. ¿Quién y cómo restaurará los pedazos que se caigan cuando el artista no quiera saber nada de aquellos que le pagaron y ahora se sienten engañados? Sería conveniente que algún lacayo convenciera al artista de que deje un manual de mantenimiento si no queremos hacer el ridículo. Y me incluyo, porque yo he nacido en esta isla. Me incluyo, porque yo he llorado ante ese mural del siglo XV que el artista ha condenado con el pecado de la soberbia, y que mi abuelo quiso restaurar cuando yo era niña y le llegaba a la altura de sus rodillas.
Pero no teman. No he escrito estas líneas para decir que el mural de barro es un fraude. No soy tan ingenua. Y el artista no es tan imbécil como para convertirse en carroña sin obtener algo a cambio. Algo muy serio hay detrás de este mural. La clave secreta, nadie la conoce todavía. Os aconsejo que, bien escondidos tras la cortina de un confesionario, paséis una noche en la Catedral para percibir lo que los ojos normalmente no ven. Este mural dará mucho que hablar. No por lo que dice, sino por lo que calla.
No quisiera estar en la piel de quienes sonreían en la foto de prensa como embajadores del arte del nuevo siglo. No quisiera estar en la piel de la tríada capitolina que actúa bajo la égida de Atenea. Menudo gol ha metido el artista a quienes -estúpidos de ellos- además del dinero han puesto la cama. No critiquemos al artista por haber hecho una obra que provoca náuseas. Al contrario, admiremos su astucia por haber sido capaz de entretenernos a todos enseñándonos cómo creaba su obra con puñetazos y guantes de boxeo. Mientras tanto, él iba a lo suyo trabajando en silencio cuando nadie le estorbaba para ir excavando el pasillo subterráneo que le conduciría la lugar que buscaba desde que era un niño. Y lo encontró. Agarraos bien los huevos, señores.
Olé, artista, por tus cojones. Envidio tu capacidad para haber dicho tanto sin apenas abrir la boca. Que en la ONU te vaya bonito, aprovecha mientras puedas. Y ten cuidado, que no en todas partes hay bobos. La máscara, al final de una comedia, acaba por caérsele incluso al mejor payaso.

(*) Escritora. En breve publicará
una novela cuyo argumento gira
en torno a la creación de la capilla
del Santísimo de la Catedral

19 d’agost 2008

Los alumnos de la Escuela taller de Son Bonet restauraron 25 molinos de Mallorca en 2007

diariodemallorca.es 19-8-2008
PRESS. PALMA. Los alumnos de la Escuela taller de Son Bonet restauraron en 2007 unos 25 molinos de los 3.000 que hay en Mallorca, dedicados antaño a moler harina y a extraer agua y que en la actualidad están declarados en su mayoría como Bien de Interés Cultural (BIC), según explicaron fuentes del departamento de Medio Ambiente del Consell de Mallorca.
A pesar de la elevada cantidad de molinos que hay en la isla, sólo dos empresas se dedican a su restauración, una de las cuales forma parte de un programa de restauración molinológica del Consell. Miquel Ramis Bordoy, gerente de ´Es Moliner´, la única empresa privada que se dedica a este sector, reveló que anualmente se pueden restaurar unos 12 molinos ya que, según su tipología y estado de abandono, el tiempo de reconstrucción varía.
Para participar en estas ayudas públicas, el propietario del molino solicita este servicio, dado que no hay programas específicos para la conservación molinera. El Consell sufraga los gastos de mano de obra, por lo que el propietario sólo tiene que hacerse cargo del pago de los materiales. La duración aproximada de cada la obra es de un mes y medio.Cuando el propietario hace la reconstrucción de esta manera se compromete con el Consell a que sea un espacio público y por lo tanto pueda visitarse, ya que el objetivo de la institución es ofrecer como atractivo para el turismo cultural este elemento característico de la isla.