31 d’agost 2009

El 80% dels molins en runes

dBalears.cat 31-8-2009


L’associació Amics dels Molins, preeocupada per la situació en què es troben aquests elements patrimonials. Palma presenta al centre urbà un conjunt únic de molins fariners Puntua-la amb 1 estrelles

El principal prblema dels molins és que no tenen cap utilitat. Foto: Pere Bota

Francesca Marí. El 80% dels molins estan arrasats i sols en queden les restes; entre un 15 i un 10% es podrien reconstruir i només un centenar han estat restaurats. Aquesta és la radiografia que fa l'associació Amics dels Molins sobre l'estat de salut d'aquests elements patrimonials de Mallorca. Es tracta d'unes construccions que, temps enrere, foren element clau de la nostra agricultura i que avui la majoria es troba en runes. A la zona de Palma tres barriades concentren la gran part de molins fariners i d'aigua. Són el Jonquet, el pla de Sant Jordi i el Portitxol. Tot i això, val a dir que també en podem trobar als antics horts de la Indioteria i a altres barriades ciutadanes com l'Amanecer. Segons el president d'Amics dels Molins, Josep Pascual, la situació que viuen avui aquestes construccions és preocupant i "de cada vegada estan més en perill". Que no tinguin cap utilitat concreta és, a parer de Pascual, la principal causa de l'estat d'abandó.

Segons l'associació és necessari difondre aquest patrimoni entre els ciutadans i donar sortides als propietaris perquè els restaurin. "Allò important és que es preservi l'exterior de l'element i que a l'interior es doni l'ús que cadascú trobi adient, sempre, és clar, que se'n mantingui la fisonomia", afegeix. Aquest és el cas del que ocorre, per exemple, amb els molins de Santa Catalina. "Els han donat una utilitat i almenys així estan preservats. Els nostres dos objectius principals són salvaguardar aquest patrimoni cultural i industrial i donar-lo a conèixer", explica el president. S'ha d'especificar que el grup de molins d'aquesta barriada ciutadana és un cas execepcional, ja que "és l'únic indret d'Europa, tret de Nàpols, on se'n poden veure dins el mateix nucli urbà", indicà el president i enginyer industrial, qui afegí, que aquests elements patrimonials poden servir com a "reclam turístic".

Fariners i d'aigua

Mentre que al Jonquet i al Portitxol predominen els fariners, és a la zona del Pla de Palma on es pot destacar el grup més nombrós de molins, en aquest cap d'aigua. En total a Mallorca se'n poden comptar més de tres mil d'aquesta tipologia. Malgrat tot, l'estructura i dimensions són ben diferents. "N'hi ha de base quadrada o de rodona i poden tenir entre sis i dotze metres de diàmetre", apuntà el president d'Amics del Molins, que des de fa més de quaranta anys treballa per a la seva preservació. "Estam tan acostumats a veure'ls que moltes vegades no es valoren", sentencia. Cal assenyalar que elConsell de Mallorca disposa d'una escola taller que treballa en la restauració d'aquestes joies del nostre paisatge. Això no obstant, la feina no és suficient si ens atenem a les dades que dóna l'associació sobre l'estat dels molins. Així mateix, Josep Pascual no creu que s'hagin de preservar "tots i cada un dels molins" que avui encara estan dempeus, però sí aposta per prendre consciència de la situació en què es troben i restaurar aquells que presenten elements més destacats.

"A més, s'han de donar eines als propietaris perquè s'hi impliquin, ja que, una vegada rehabilitats, hi és precís un manteniment", aclareix. Avui per avui, dues construccions d'aquest tipus han estat restaurades i museïtzades. "El d'en Garleta és una petita mostra representativa dels molins fariners", explica. L'altre, un d'aigua, fou cedit per Cort a l'associació i es troba devora Agama. Dues petites mostres d'un patrimoni que està datat d'abans de la conquesta catalana i que ja siguin de vent, de sang, hidràulics o fariners són testimonis del passat econòmic, social i cultural de Mallorca.

El Consistorio asegura que las obras de Can Creu de Inca respetan la normativa

Última Hora Digital 31-8-2009

Es Grup, en la oposición, denunció a Patrimoni que se destruían elementos protegidos del ‘casal’

J. SITGES. El Ajuntament de Capdepera asegura, después de las críticas recibidas por Es Grup, en la oposición, que las obras de reforma y adaptación a la normativa de edificios públicos que se están ejecutando en Can Creu de Inca respetan el carácter señorial del inmueble y asimismo la protección patrimonial del ‘casal’.

Hay que recordar que Mateu Melis, concejal en la oposición por Es Grup, solicitó un informe a la Conselleria de Cultura i Patrimoni del Consell insular sobre las obras que el Ajuntament lleva a cabo en el edificio histórico de Can Creu de Inca.

Tras estudiar el informe técnico, desde el gobierno municipal informan que se respetarán todas las indicaciones que desde Patrimonio han especificado. Así adelantan que todos los detalles que no imposibilitan el uso público del edificio se restituirán en su lugar original. De esta forma las vigas antiguas, el mosaico de piedra que caracteriza la entrada o las piezas de hierro y forja volverán a estar en su lugar de siempre una vez terminadas las obras de reforma. Además, se restaurarán las bóvedas, y los elementos que por su deterioro no se han podido recuperar se restituirán a partir de fotografías.

Con respecto a las fachadas de Can Creu de Inca, continuarán teniendo el mismo carácter señorial, puesto que se rehabilitarán con el mismo material de que están hechas. Para que eso sea posible se ha contratado a una empresa de Valencia que utiliza el sistema de mortero con cal viva, el método utilizado en el edificio cuando se construyó.

Asimismo la construcción del ascensor de la fachada posterior se rematará con el mismo acabado que el del resto de fachadas, aseguran desde el Consistorio. De hecho el elevador y las rampas previstas en el proyecto convertirán el casal en un edificio sin barreras arquitectónicas. De esta forma se podrán traspasar algunas de las dependencias del Consistorio y, tal como se aprobó en el pleno, la sala de exposiciones continuará en Can Creu de Inca.

Palma acoge en septiembre la X Jornada Europea de la Cultura Judía

diariodemallorca.es 31-8-2009

EFE La ciudad de Palma acoge del 2 al 23 de septiembre la décima edición de la Jornada Europea de la Cultura Judía con múltiples actividades de cine, teatro, exposiciones, conciertos de música y un homenaje al escritor mallorquín Baltasar Porcel, que murió el pasado 1 de julio.

Según informan los organizadores del evento, el próximo miércoles dará comienzo la Jornada con la proyección de la película "El jardín de los Finzi-Continí" (Italia, 1971) en el Teatro municipal de Palma, y el día 3 se podrá visionar el filme "Vals con Bashir" (Israel, Francia, Alemania, 2008).

Asimismo, el día 5 habrá un concierto de música tradicional judía "klezmer", en la Plaza de Sant Jeroni.

El día con más actividades será el 6, con las jornadas de puertas abiertas en la sinagoga de Palma; la exposición "Jueus, conversos, xuetes"; así como la muestra de los libros escritos por Baltasar Porcel como homenaje.

Por la tarde de ese mismo día los visitantes podrán ver una exposición sobre la cultura judía en el vestíbulo del Teatro Xesc Forteza y por la noche podrán disfrutar de la película "Morirse está en hebreo" (México-EUA, 2007), entre otras.

Para finalizar estas jornadas, el día 9 se proyecta "Competencia Desleal" (Italia, 2007), el día 16 "La Calle de las Rosas" (Alemania, 2003) y el 23, para concluir, "Monsieur Batignole" (Francia, 2002), todas en el Teatro Municipal de Palma.

30 d’agost 2009

Los ladrones se ceban con las iglesias

diariodemallorca 30-8-2009

Varios templos de Mallorca han sufrido en los últimos meses diversas sustracciones de obras de arte de gran valor

Los ladrones se llevaron hace dos semanas cuatro valiosas tallas de la iglesia de Monti-Sion. Foto: M.O.I.
M. OLLÉS. PALMA. Bancos de arte sin medidas de seguridad. Iglesias y parroquias atesoran en su interior un rico patrimonio artístico apenas protegido. Un blanco fácil para los ladrones, que se benefician además de la buena salida de estas obras en el mercado negro. En los últimos meses, varios templos de Mallorca han sufrido robos de importantes piezas de gran valor artístico y económico que todavía no han sido recuperadas. Algunas voces de la Iglesia lamentan los escasos recursos que tienen para proteger los importantes bienes que custodian.
El último golpe contra el patrimonio religioso de la isla fue la sustracción de ocho piezas en la iglesia de Monti-Sion, en Palma. En apenas cinco días, los ladrones se llevaron cuatro figuras de ángeles y otras tantas pedrelas del retablo mayor. Estas últimas, bajorrelieves del siglo XVII, están valoradas en unos 300.000 euros. Los autores de los robos, que al parecer actuaron de madrugada en ambas ocasiones, no tuvieron que sortear alarmas ni puertas blindadas. Se apoderaron de la llave del templo, que estaba en la sacristía, y salieron por la puerta principal. "Tenemos cerrojos...", reconocía lacónico el prefecto de la iglesia, Miguel Garau.
Monti-Sion no ha sido el único templo que los ladrones han visitado en los últimos meses. A finales de julio, la parroquia de Sant Bartomeu de Sóller amaneció sin cuatro candelabros y dos tallas de ángeles que ornamentaban la capilla del Roser. Tampoco esta vez los ladrones lo tuvieron complicado. Al parecer, se ocultaron en la iglesia hasta que se cerró al público. Salieron de su escondite y se llevaron las piezas sin dificultades.
Algo parecido ocurrió a principios de verano en la iglesia palmesana de Nuestra Señora del Socorro. También amparados en la noche, los intrusos arrancaron una talla de madera policromada del siglo XVIII, una figura de un ángel que formaba parte del retablo de la capilla de Santa Rita.
"Cualquier valoración es subjetiva. No se puede calcular qué precio podrían alcanzar estas obras en el mercado, porque nunca se ha pensado en venderlas", señala uno de los encargados del templo, quien apunta que carecen de "apoyo para poder mantener a salvo las piezas". Las medidas de seguridad en las iglesias se reducen a cerraduras corrientes que los ladrones sortean con aparente facilidad.

Pesquisas complejas

Las investigaciones para tratar de recuperar las obras de arte robadas son complejas, ya que la mayoría acaban en manos de algún coleccionista a través del mercado negro. La Guardia Civil y la Policía Nacional cuentan con equipos especializados en delitos contra el Patrimonio Histórico, que tienen catalogadas miles de piezas sustraídas en toda España. Este tipo de robos no son frecuentes en Balears. En comunidades como Castilla y León, decenas de iglesias han sufrido verdaderos expolios y se han desarticulado grupos organizados que se dedicaban exclusivamente a saquear templos.
La falta de seguridad en las parroquias, es también un atractivo para los delincuentes que buscan dinero. Hace unas semanas los ladrones entraron en una iglesia de Andratx y se apropiaron de varios miles de euros además de vaciar la nevera. También en la iglesia palmesana de Santa Eulàlia, en la Felanitx y en la Palmanova han sido sorprendidos en los últimos meses algunos intrusos.

La colección artística del cardenal Antoni Despuig

diariodemallorca.es 30-8-2009

Busto del cardenal en la iglesia de Santa Magdalena.
BARTOMEU BESTARD Cuando uno visita el Museu de la Ciutat, ubicado en las dependencias del castillo de Bellver, tiene la oportunidad de contemplar una parte importante de lo que un día fue la colección escultórica del cardenal Despuig, uno de los personajes más representativos de la ilustración mallorquina.
Antoni Despuig Dameto, nació en Palma en 1745. Era el noveno hijo de los condes de Montenegro y de Montoro, título vinculado a los Despuig desde hacía un siglo debido al matrimonio (1643) entre Ramon Despuig Rocaberti y Melchora Martínez de Marcilla y Ram de Montoro. El joven aristócrata estudió en el colegio de San Martín de Palma, que pertenecía a la Compañía de Jesús. Posteriormente ingresó en la Universidad de Mallorca, dónde se doctoró en ambos derechos (1774). A pesar de manifestar desde joven su vocación a la vida castrense, su padre se negó a que iniciase la carrera militar. La muerte de su tío, el obispo Llorenç Despuig, precipitó la decisión paterna de que Antoni encaminase su futuro hacia la vida eclesiástica. En 1774 era ordenado sacerdote. En los años posteriores su actividad se centró en Palma. Fue canónigo de la Catedral de Mallorca, fue cruzado caballero de la Orden de Malta y nombrado vicario apostólico de la orden militar en Mallorca. Fue miembro fundador de la Sociedad Económica Mallorquina de Amigos del País (1778), rector de la Universidad Luliana y miembro de la Real Academia de San Fernando (1782). También fue el mecenas del sacerdote y geógrafo Julià Ballester que junto al grabador Josep Muntaner realizaron un Mapa de Mallorca (1784). Su salto definitivo a Roma estuvo motivado por su nombramiento como auditor de la Rota para la Corona de Aragón (1785).
Imbuido por el ambiente romano, Despuig decidió crear un gabinete de arte y arqueología. Enseguida pensó que Raixa sería el lugar idóneo para establecer su colección. De hecho, Raixa, según los deseos de Antoni y su hermano Joan —conde de Montenegro y propietario de la finca—, iba a convertirse en el paraíso particular de ambos. Esta idea aparece en una carta de 1773 en que el cardenal aseguraba a su hermano que en un futuro disfrutarían de "las delicias de Raixa, en donde prometía acompañarle para llevar una vida que envidiaría cualquier hombre de juicio..." Para ir adquiriendo piezas de su colección se sirvió de tres recursos: la excavación, la compra a anticuarios y la reproducción de piezas históricas. Las excavaciones se centraron principalmente en la finca de Ariccia, cerca de Roma. Las campañas arqueológicas se efectuaron entre los años 1787 y 1796, encontrándose una importante cantidad de piezas escultóricas y epigráficas. También compró a anticuarios y siguiendo la moda de la época encargó copias de estatuas pertenecientes a otras colecciones —por ejemplo algunas obras de la colección Borghese de Roma, que actualmente se encuentran en el museo del Louvre de París—. Tal como había planeado, su colección fue trasladada a Raixa, donde los escultores Pascual Cortés y Lluís Melis se encargaron de la restauración de materiales. También se trasladaron allí el tracista Giovanni Tribelli, Francesco y Giovanni Lazzarini y Eusebio Ibarreche. Todos ellos contribuyeron a trasformar Raixa y crear el museo. El cardenal murió repentinamente en 1813, en la ciudad de Lucca no pudiendo cumplir su sueño de acabar sus días en la querida finca de Bunyola. El museo se mantuvo hasta finales del siglo XIX, momento en el cual Ramon Despuig Fortuny, último conde propietario de la finca, empiezó a vender las piezas más importantes de la colección. El escultor Llorenç Rosselló fue el encargado de encontrar comprador de las piezas, algunas de las cuales fueron adquiridas por el museo de Copenhague. En 1910, Ramon Despuig vendió la finca al rico indiano Antoni Jaume Nadal, muebles y colección incluidos. Pronto surgieron rumores de que la familia Jaume tenía tentadoras ofertas provenientes del Continente para comprar la colección. La Sociedad Arqueológica Luliana enseguida organizó una campaña de urgencia para que la colección se comprara por alguna institución pública, pero no hubo respuesta. Ante tal situación el arquitecto Guillem Reynés y Josep Ramis de Ayreflor Sureda, en un acto de generosidad compraron la colección (60.000 pts) para evitar que saliese de Isla (1918). La compra era de carácter provisional, a la espera de que una institución pública o una suscripción popular se hiciesen cargo de la colección. La solución definitiva no llegó hasta 1923, momento en que el Ayuntamiento de Palma —el alcalde en aquellos momentos era el arquitecto Guillem Forteza— compró la colección Despuig. Se decidió que la colección se trasladaría al castillo de Bellver. En 1931, gracias a las gestiones del diputado en Cortes, Alexandre Jaume, el gobierno de la II República acordó ceder el bosque y el Castillo al Ayuntamiento de Palma. En 1932, la Comissió Municipal de Cultura, integrada por Emili Darder, Andreu Crespí, Lluís Ferbal y Francesc de Sales Aguiló, fue la encargada de crear el museo municipal. Éste fue inaugurado el mes de junio de 1936 y, aunque Bellver se convirtió en prisión política durante la Guerra Civil, la colección Despuig ha permanecido ininterrumpidamente allí hasta nuestros días.

29 d’agost 2009

Bellpuig ilustrará la repoblación cristiana


diariodemallorca.es 29-8-2009

El Consell convocará un concurso público en septiembre para recuperar el monasterio y la ermita de Artà con el fin de convertirlos en centro de interpretación. Buscará financiación extra en los fondos destinados al 1% cultural


La escalera de dos tramos es el elemento más significativo de la estancia de los monjes. Foto: Guillem Bosch
M. ELENA VALLÉS. PALMA. La zona es virgen. Y Bellpuig no desentona, pero el tiempo no perdona: al oratorio y al monasterio se le van cayendo las piedras y la memoria. Urge reforma. El Consell, propietario de la finca y los inmuebles, convocará este mes un concurso público de ideas y dirección de obra para la rehabilitación de los edificios. Los usos previstos: crear un centro de interpretación sobre la repoblación cristiana durante la conquista de Jaume I. Para este concepto, ya hay reservados 60.000 euros. La rehabilitación , de cara a 2010, podría sufragarse con fondos del 1% cultural, si el ministerio de Fomento concede al Consell la ayuda.
El camino actual de llegada al Bien de Interés Cultural es público, algo empinado, pero corto. "El acceso habría que arreglarlo, adaptarlo a minusválidos y a la posible entrada de vehículos hasta la finca", señala el director insular de Cultura, Maties Garcias. El aparcamiento, otro de los problemas. "La solución podría pasar por utilizar el solar vecino y llegar a algún tipo de acuerdo con su propietario. El ayuntamiento de Artà está trabajando en este sentido", añade.
Ya arriba, uno capta la poética de todas esas ruinas. A la derecha, la construcción del monasterio de los premostratenses, con las habitaciones de los monjes, la cocina o el comedor. Estructuras del siglo XIII que deberían consolidarse. Esta orden se instaló en este montículo de Artà con el fin de repoblar un área de la que huyeron o donde murieron muchos musulmanes a manos de las hordas de Jaume I. Claro está que Bellpuig fue el embrión poblacional del minicipio.
Los religiosos provenían de otro monasterio de Cataluña, Bellpuig de les Avellanes, el centro madre. En 1425, esta abadía permutó las tierras del monasterio de Artà por los bienes que Joan Vivot tenía en el pueblo Os de Balaguer. Así fue cómo estas dependencias pasaron a manos privadas y mutaron en casa de campo o possessió. Posteriormente, esta heredad la compró la familia Dameto. Y en 1637 se creó el marquesado de Bellpuig. En 1998 el edificio ya es público: la familia Truyols y Rovira cedió el conjunto al Consell para usos culturales.
El oratorio, reformado en varias ocasiones, necesita la asistencia de un cirujano. Es de planta rectangular y tiene una sola nave. "El techo era de madera y posteriormente se le añadieron las bóvedas", destaca Garcias. En una de las reformas, se derribó el primer piso que se le añadió a la iglesia para transformarla en casa. Una de las puertas originales, la que debían utilizar los monjes para dirigirse al monasterio, continúa tapiada.
El suelo y los alrededores de la ermita han sido excavados con anterioridad, "aunque todavía quedan algunas zonas en las que intervenir". El área de Patrimonio del Consell será la encargada del control arqueológico. "De momento, sé que salieron restos de entierros del siglo XIX, cuando hubo una epidemia de peste en la zona", relata Garcias.
El elemento más significativo conservado del monasterio es la escalera de dos tramos. La zona de los establos, un añadido a la construcción sin apenas valor, se reformará para acondicionar un centro de acogida que contará con recepción, lavabos y sala polivalente. Los plafones y audiovisuales con las explicaciones sobre la finca y su rol se colocarán en el interior de la iglesia.
El director insular aclara que en 2002 ya se intentó que Bellpuig se convirtiera en un centro de interpretación. El concurso de ideas lo ganó el arquitecto Carles Martínez. "La normativa actual ya no permite construir en la zona un nuevo centro de acogida, como contemplaba el proyecto de Martínez. Ahora se necesita uno más realista y adaptado a la legislación y al espacio de los establos", justifica Garcias.

El Consell encarga un proyecto para ´ruralizar´ el entorno de Son Espases

diariodemallorca.es 29-8-2009
El departamento de Territorio quiere compensar a vecinos y religiosos del Secar de la Real

OLAIZOLA. PALMA. Tras mantener varias reuniones con los vecinos de La Real y la Congregación de Misioneros del Sagrado Corazón, el departamento de Ordenación del Territorio del Consell de Mallorca quiere hacer una "acción en positivo" para "ruralizar" esta zona y compensar a residentes y religiosos que mantienen varios litigios contra la construcción del hospital de Son Espases.
La consellera insular de Ordenación del Territorio, Maria Lluïsa Dubón, que reiteró que "la ubicación del hospital en esta zona no era la más adecuada, se ha metido allí con calzador", quiere ahora "intentar minimizar el impacto" del complejo sanitario en La Real y "conseguir un entorno más humano".
Para ello la institución insular se ha adherido a la Red Europea de Entes Locales y Regionales para la aplicación del Convenio Europeo del Paisaje, organismo del que esperan obtener fondos y ayudas para desarrollar el proyecto. De la misma manera, Dubón señaló que intentarán implicar al Govern y al ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para que subvencionen la actuación.
Para la consellera insular, el objetivo es "recuperar los elementos rurales de la zona y ponerlos en valor para que vuelvan a resaltar en el área y conseguir que la infraestructura sanitaria sea un complemento más del lugar. Poder conjugar la tranquilidad del monasterio con la actividad cotidiana de un hospital de referencia".
Dubón señaló que el proyecto de la actuación fue adjudicado en el último consell ejecutivo de la institución insular al equipo catalán Batlle i Roig Arquitectes y que mantendrán una reunión con el arquitecto Enric Batlle a principios de septiembre para perfilar el proyecto.
El coste del proyecto, tasado en 68.904 euros y con un plazo de ejecución de cuatro meses –del pasado 24 de agosto al próximo 24 de diciembre–, será sufragado íntegramente por el departamento del Ordenación del Territorio.
Maria Lluïsa Dubón insistió en que el objetivo de esta iniciativa es ruralizar el entorno de una manera similar a la que se ha hecho en el monasterio de Poblet de Barcelona, lugar con el que se han hermanado los vecinos y los religiosos de La Real.
Sobre el arquitecto que diseñará el proyecto en un plazo tan corto, Dubón sólo tuvo palabras de elogio: "Hemos visto otras actuaciones suyas y ha sido capaz de colocar una zona verde en un cruce de autopistas".

28 d’agost 2009

Oblidades enmig del carrer

dBalears.cat 28-8-2009


Les capelletes de sants i imatges religioses dels carrers de Ciutat han caigut en l'oblit i en la deixadesa.


Algunes d'aquestes capelles es troben ara en l'oblit dels ciutadans. Foto: Teresa Ayuga
Els esforços que realitzà ARCA fa deu anys per a la seva restauració sembla com si no haguessin servit de gairebé res, ja que l'Ajuntament de Palma ha incomplit durant tots aquests anys el compromís de preservar aquests elements patrimonials de religiositat popular. L'any 1994 l'Associació per a la Revitalització del Centre Històric, Sa Nostra i Cort signaren un conveni per a la restauració d'aquestes capelles amb la condició que l'Ajuntament s'encarregaria de vigilar-ne la conservació, il·luminar-les com pertoca i assenyalar-ne l'origen. Avui, ben poc de tot això s'ha complert i algunes de les capelles presenten un estat de total abandonament. És el cas, per exemple, de la de les Tereses, que des de fa setmanes està tapiada. Just a la vora, a l'altre costat de la Rambla, la imatge d'Ecce Home ja no hi és. ARCA sol·licità els permisos a Patrimoni per retirar la tela de l'Ecce Home després que hagués patit reiterats actes vandàlics.

"Fins i tot havia desaparegut una de les dues taules que hi havia dins la capella", es lamentà ahir el secretari d'ARCA, Joan Pasqual, que fou un dels promotors per a la restauració efectiva d'aquests elements. "Nosaltres demanam a Cort que torni a fer una campanya de restauració i que després les mantingui", afegí, mentre confirmava que "avui la majoria de les capelletes estan brutes o desfetes". Segons explicà ahir l'historiador Gaspar Valero, a Palma proliferaren aquest tipus de capelletes. Les més antigues que es conserven poden pertànyer al segle XVII, encara que n'hi hagué una revifada el segle XX. "Moltes s'alçaren per protegir les barriades o carrers de la pesta de 1652 o la d'en Boga de 1493, com la del carrer Vallori. Altres recorden els fets prodigiosos d'un sant, com la vinguda de Sant Vicenç Ferrer el 1413, mentre que moltes estan dedicades al Crist i la Verge o a miracles", afegí l'historiador.

Ramon Llull, Alonso Rodríguez i santa Catalina Tomàs, els anomenats tres sants mallorquins, són també una de les imatges que proliferen arreu de Ciutat. "Les portes de Murada eren un dels llocs on hi havia moltes capelles, però han desaparegut. El lloc on se'n conserven moltes són els voltants de la Rambla", assegurà. En el llibre Passejada per les llegendes, de Gaspar Valero, hi apareixen moltes de les llegendes, històries i anècdotes que se succeïren als indrets on ara es troben aquestes malmenades capelles.

27 d’agost 2009

Sale a la luz el pavimento gótico original del casal de Can Domènech en Alcúdia


Última Hora Digital 27-8-2009
El Consell restaurará ahora unas monedas y un medallón hallados en la sede del Consorcio de Pollèntia
Las catas arqueológicas han dejado a la vista el pavimento gótico de marés original de Can Domènech.
ELENA BALLESTERO. Las catas arqueológicas, realizadas en la sede del consorcio de la Ciutat Romana de Pollèntia, situada en el emblemático casal de Can Domènech, en Alcúdia, han dejado a la vista parte del pavimento original de marés del edificio, posiblemente, de época gótica, hallado en la cocina.
Sobre dichas losas se han hallado, además, varias monedas y un medallón con la imagen de Cristo en una cara y la de un santo, aún por identificar, en la otra. Estas piezas están siendo restauradas y analizadas por el equipo de especialistas del Consell de Mallorca con el objeto de contribuir a la datación del pavimento.
Las catas realizadas en el casal confirman la hipótesis de que el conjunto correspondía en sus inicios a tres casas de época gótica que durante el periodo renacentista se habrían unificado en una sola. A esa etapa de unificación correspondería la construcción de una escalera hasta ahora oculta tras uno de los muros de la cocina y que también han sacado a la luz las intervenciones arqueológicas previas a la reforma del edificio, que se centrarán ahora en levantar el resto del pavimento de la cocina en busca de nuevos indicios, una actuación que se demorará, previsiblemente, hasta final de año. Se repicarán, además, todos los muros antiguos con el objetivo de documentar otros posibles elementos o restos de pinturas.
Diferentes usos
La cata que ahora se ampliará ha permitido documentar tres fases de uso en la vivienda con cuatro pavimentos diferentes que corresponderían a los siglos XX, XIX, al renacimiento y al gótico. La cuarta fase es el enlosado de marés, probablemente de época gótica, que está colocado directamente sobre la roca. La ampliación de esta cata arqueológica a finales de año determinará las posibilidades de conservar el pavimento gótico tras la reforma del conjunto.
Los trabajos realizados hasta ahora se han centrado básicamente en la cocina, donde se ha levantado el pavimento y se han repicado algunas paredes y también en el patio, donde se ha constatado la presencia de un aljibe que también se conservará.
En las catas verticales realizadas en la Casa de los Arribas se ha encontrado un horno mallorquín que, al igual que la escalera oculta tras la cocina, también se dejará a la vista tras la reforma y se confirma, además, la hipótesis de que se trata de un conjunto estructural edificado en el siglo XIX, si bien el horno sería anterior al resto de la edificación.
Concluida esta primera fase de intervención arqueológica, el Consell de Mallorca informa favorablemente al proyecto de ejecución de la primera fase de la reforma siempre que se conserven los elementos indicados.
La institución solicita también que se modifique la segunda fase del proyecto de reforma, que plantea cubrir el celler incorporando una planta sobre el mismo al considerar que no se justifica esta parte de la actuación.
El casal de Can Domènech de Alcúdia es propiedad del Consorcio de la Ciutat Romana de Pollèntia, integrado por el Ajuntament, el Govern y el Consell de Mallorca.
El edificio, que durante años fue la sede de la Fundació Bryant (impulsora de las excavaciones de Pollèntia a partir de los sesenta), fue declarado BIC en 2005. El Gobierno central contribuirá con 821.000 euros a financiar su reforma.

Surt a la llum l’enllosat gòtic de Can Domènech

dBalears.cat 27-8-2009

Els treballs arqueològics previs a la reforma de l’emblemàtic casal d’Alcúdia, seu del consorci de Pol·lèntia, han permès recuperar monedes, un medalló, un forn mallorquí i una antiga escala
Patrimoni vol que es repensi la segona fase del projecte. Foto: Elena Ballestero
Les tasques arqueològiques que es fan a la seu del consorci de la ciutat romana de Pol·lèntia, situada a l'emblemàtic casal de Can Domènech a Alcúdia, han deixat a la vista part del paviment original de marès de l'edifici, possiblement d'època gòtica i trobat a la cuina. Sobre les esmentades lloses s'han trobat, a més, diverses monedes i un medalló, que ara seran restaurades i analitzades per l'equip d'especialistes del Consell de Mallorca per tal de contribuir a la datació del sòl. Aquest descobriment confirma la hipòtesi que el conjunt corresponia a tres cases d'època gòtica que durant el període renaixentista s'haurien unificat en una de sola. D'aquella etapa és la construcció d'una escala que fins ara s'ocultava rere un dels murs de la cuina i que també han tret a la llum les intervencions arqueològiques prèvies a la reforma de l'edifici, que se centraran ara a aixecar la resta del paviment de la cuina a la recerca de nous indicis.

“No mereixen gens de compassió”

dBalears.cat 27-8-2009

El pare Miquel Garau, prefecte de Monti-sion, assegura que els lladres de les obres de l’església no se’ls ha de tenir gens de respecte. Els delinqüents s’emportaren cinc àngels i quatre predel·les

"La persona o persones que han entrat a robar aquí no mereixen gens de compassió. És gent que té molta malícia i no em mereix gens de respecte. Aquestes coses podien passar en l'Edat Mitjana, però en el segle XXI no ho entenc". El pare Miquel Garau, prefecte de Monti-sion, es trobava ahir tremendament afectat pels dos robatoris d'obres d'art que s'han registrat a l'església, que han suposat "el pitjor disgust que em podrien haver donat mai". De fet, mentre explicava els fets, s'emocionava fins al punt que li caien les llàgrimes. Garau indicà ahir que els lladres han visitat l'església en dues ocasions i s'han enduit en total cinc àngels i quatre predel·les de l'altar major d'un valor incalculable. En el primer robatori, es varen emportar quatre àngels: dos que eren a l'altar de la Mare de Déu del Pilar (cada un era a un cantó del pilar aguantant-lo) i dos àngels més a la capella de la Immaculada de les congregacions marianes, que eren a cada extrem de la verge. En el segon furt, s'endugueren un tercer àngel que estava col·locat als peus de la Mare de Déu del Pilar i quatre predel·les de l'altar major, segons el perfecte de Monti-sion. Garau apunta que els àngels de les capelles que han estat robats són de principi del segle passat, mentre que les predel·les de l'altar major són fetes de fusta policromada, daten de principi del segle XVI i són obra de l'artista italià Camilo Silvestre Peronio. La mida aproximada de cada una és de 84x44 centímetres i el valor que se'ls atribueix és "incalculable", tot i que hi ha fonts que el situen rondant els 600.000 euros. En aquest sentit, el perfecte de Monti-sion explica que és increïble que els lladres hagin fet això, ja que han "mutilat" un retaule d'altíssima categoria i que té un valor incalculable.

El oratorio del antiguo hospital recupera el color del marés natural y consolida su estructura

diariodemallorca.es 27-8-2009
T. O. CAMPOS. Las obras del proyecto de rehabilitación del oratorio del antiguo hospital de la calle Convent, esquina con la calle Pare Alzina, avanzan a buen ritmo. La empresa encargada, Miquel Rigo Zuzama, prevé que la intervención concluya a mediados de octubre, destacando la recuperación del color natural del marés y la consolidación de la estructura del inmueble, conocido también como el auditórium de Campos.
Según una inscripción reflejada junto a la puerta principal, el edificio fue construido en el año 1449, siendo objeto de restauración en 1962. En la actual intervención, dentro del Plan de desestacionalización turística (Plan D), también se sustituyen determinadas piezas deterioradas y se ha recuperado un finestró original, entre otras cosas.
Paralelamente se hace un centro polivalente en Ca ses monges franciscanes y, mediante otro programa del Govern, se embellecen y peatonalizan zonas urbanas.

26 d’agost 2009

Roben obres d’art per valor de 600.000 € a Monti-sion

dBalears.cat 26-8-2009
Un dels retaules sostrets d’aquesta església de Palma és de l’artista italià Camilo Silvestre Parrino i representa Jesús al temple de Jerusalem
P. Matas / A. Estabén .Un responsable de l'església de Monti-sion de Palma hi ha denunciat el robatori d'obres d'art per valor de més de 600.000 euros. L'edifici, dels jesuïtes, és molt conegut i es troba situat al nucli antic de Palma. Segons la mateixa denúncia, o denúncies, perquè s'han formulat ampliacions de l'original, que data del 19 d'agost passat, el lladre o lladres s'han emportat una sèrie de talles i retaules, en general obres d'art barroc.
Però la més important seria un retaule de l'artista de Milà Camilo Silvestro Parrino que es valora en gairebé 150.000 euros. La pintura, que fa 84 per 44 centímetres i que va ser realitzada entre els anys 1607 i 1609, representa Jesús al temple de Jerusalem. A més, el responsable de l'església ha denunciat la sostracció de pedrel·les, com també de retaules i talles. En l'escrit lliurat a la Policia s'especifica igualment que s'han robat quatre figures d'àngels amb la Mare de Déu.
Un responsable de la congregació requerí la presència del Cos Nacional de Policia el dia 19 i detallà algunes de les obres sostretes. Però en dies posteriors, la mateixa persona anà descobrint que en faltaven d'altres, de manera que, finalment, el passat dia 24 es dugué a terme la darrera de les denúncies.
Investigació
El Grup de Robatoris de la Brigada Provincial de la Policia Judicial del CNP ha iniciat una investigació per aclarir allò ocorregut i per tractar de localitzar-ne i detenir-ne els responsables.
Precisament aquests darrers anys, algunes peces de l'església de Monti-sion han recuperat l'aspecte original gràcies als treballs de recuperació que s'hi han duit a terme. Algunes d'aquestes feines les ha efectuades el restaurador Juan Alvarado i, entre les peces que s'han anat rehabilitant, destaca un retaule que data de final del segle XIV i principi del XV atribuït a l'artista conegut com el Mestre de Monti-sion, pels seus treballs en aquest temple.
L'església i el col·legi de Monti-sion són al carrer del mateix nom, a Palma. Antigament hi havia una sinagoga que, l'any 1314, va ser convertida definitivament en capella. Pels voltants sorgiren les escoles lul·lianes que propiciaren l'Estudi General Lul·lià. A partir de l'any 1561 arribaren a Mallorca els jesuïtes, que s'establiren a l'església i a les cases adjuntes.

25 d’agost 2009

Can Prunera ´saca el arte de sótanos oscuros´

diariodemallorca.es 25-8-2009
Medio millar de personas se dieron cita anoche en la inauguración del museo de arte modernista de Sóller
JOAN MORA. SÓLLER. Unas 500 personas de la vida social, política, cultural y artística de la isla se dieron cita anoche en la inauguración del museo de arte modernista Can Prunera de Sóller en la que se exhiben obras que, según dijo Pedro Serra, el presidente de la fundación Tren de l´Art que gestiona el museo, "salen de sótanos oscuros para que las puedan ver todo el mundo".
Serra y Óscar Mayol, presidente del Ferrocarril de Sóller, recordaron a lo alto del balcón que da a los jardines del museo, la larga trayectoria que tuvo que seguir el proyecto de Can Prunera desde que fuera adquirido por el tren hasta su apertura como museo de arte contemporáneo. Por su parte, el presidente del Govern, Francesc Antich, halagó la fusión entre turismo, cultura y patrimonio que impulsa Tren de l´Art desde su creación, no sin antes resaltar que el nuevo museo "dará mayor personalidad si cabe al municipio de Sóller" que siempre "se ha caracterizado por ser cuna de gente emprendedora".
El museo recupera el esplendor de una casa de estilo modernista construida en 1911. Además de recuperar los elementos arquitectónicos y ornamentales de sus paredes, techos, lámparas y cristaleras, el museo acoge una exposición permanente de pintura que abraza desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Muchas de estas obras estaban expuestas en el Museu del Baluard de Palma. Pedro Serra, además de aseverar que "los descendientes de gente como los que hicieron posible la creación de esta casa modernista, hoy han hecho posible su conversión en un museo", el cual, según sus palabras "saca obras de arte de sótanos oscuros para que las puedan ver todo el mundo".

23 d’agost 2009

Alcúdia: Memoria viva de un pueblo

Última Hora Digital 23-8-2009

Un archivo de historia oral evitará que los recuerdos se pierdan
ELENA BALLESTERO. Jaume Viver, Antonia Amengual, Joana Albertí, Pere Bennassar, Josep Rebassa, Josep Rosselló... Todos ellos alcudiencs que pasan de los 85 años, son los protagonistas del archivo de historia oral que desde hace seis meses impulsa el Ajuntament d’Alcúdia. El objetivo: que aquellas personas que han vivido acontecimientos históricos importantes a punto de ser olvidados, puedan dejar su legado oral para el resto de la Historia.
Pasan pocos minutos de las cinco y el calor es insoportable. Es la segunda vez que Jaume Viver ofrece su testimonio a la cámara y pese al calor quiere hacerlo en la finca en la que lleva toda una vida bajo la sombra de la centenaria encina, con la que ha compartido tiempos felices y también difíciles. Su testimonio ha sido vital para reconstruir este año la primera escena del Via Fora, que versa sobre la inauguración de la Casa Consistorial, en el año 1929, cuando Primo de Rivera y el Infante de España, Jaime de Borbón, visitaron el municipio.
«Cuando inauguraron la Sala yo tenía 12 años. Estaban Primo de Rivera y el Infante de España Jaime de Borbón. La Sala no estaba acabada, el buc sí, pero la entrada... Decían que costó 600.000 pesetas de entonces», dice Viver.
No es el único recuerdo histórico de Jaume Viver. La República, la Guerra Civil, la postguerra, la llegada de la electricidad, los primeros turistas, la historia de las murallas... Antonia Amengual todavía recuerda cómo le dio un ramo de flores a Alfonso XIII. «Sabemos las lagunas que el archivo puede tener, pero tiene la fuerza de los matices y las vivencias personales sobre determinados hechos históricos que están a punto de desaparecer», explica el responsable del archivo municipal, Antoni Mayol.
Los trabajos comenzaron hace seis meses. El Ajuntament pidió una subvención al Consell para adquirir la cámara y el equipo para almacenar, editar y reproducir los textos. «Queríamos recabar información oral de la gente mayor. De momento, tenemos personas que ya han cumplido los 85, pero estamos abiertos a cualquiera que esté interesado en participar, sobre todo gente que haya vivido épocas que estén a punto de caer en el olvido porque la historia oral se va perdiendo», dice Mayol.

Una familia de comerciantes construyó Can Prunera

Última Hora Digital 23-8-2009
Joan Magraner Oliver Prunera volvió a Sóller después de enriquecerse en Francia
FRANCESCA MARÍ. El casal que hoy conocemos como Can Prunera, y que mañana abrirá sus puertas como museo modernista en Sóller, da nombre a una saga familiar de un comerciante que, como muchos otros sollerics, partió del valle de los naranjos para intentar hacer fortuna lejos de casa.
Éste fue el caso de Joan Magraner Oliver, conocido como a Joan Prunera que, hacia el año 1889 se marchó a Francia en busca de un trabajo y de un mejor bienestar. Es evidente que, por el legado que hoy todavía se conserva, la jugada le fue bien. Al volver, tuvo dinero para poder alzar este emblemático casal modernista.
Joan Magraner provenía de una familia de tejedores y, con sólo 14 años, se enroló en un barco camino de Francia. Magraner se instaló en Belfort, localidad de Alsacia, donde con el paso de los años consiguió enriquecerse gracias a un negocio de venta de fruta al pormayor. Según explica el historiador Antoni Quetglas, Joan Prunera empezó a trabajar como dependiente, pero tiempo después montó una empresa de importación y exportación de frutas, entre las cuales no faltaron las naranjas. «Se dedicó fundamentalmente a frutas, como uva, plátanos, dátiles de Argel y vinos. Una serie de productos uno poco selectos por aquella época».
Es sí, Belfort no fue el único eje comercial de este solleric que extendió lazos empresariales con Carcaixent. Así pues, Francia, Valencia y Mallorca debieron ser los lugares claves con el fin de construir su tejido comercial frutal. «Los sollerics emigrados hicieron una red de comercio que llegó hasta Puerto Rico y Cuba para la exportación de café».
A pesar de los 1.248 kilómetros que separan Sóller de Belfort, Joan Magraner Oliver no perdió nunca los lazos con su pueblo natal, como tampoco lo hizo su mujer, Margalida Vicens. El heredero del matrimonio, Josep Magraner Vicens, nació en Belfort el año 1899 y, meses después del nacimiento, madre e hijo volvieron hacia Sóller.
El matrimonio tuvo más hijos, pero fue Josep (el primogénito) quien se encargó del negocio familiar. De esta manera, el futuro heredero pasó la infancia en el Valle hasta que a los 19 años (1918) se ocupó de la empresa de exportación e importación de fruta y, como había hecho su padre tiempo atrás, cogió el barco camino de Belfort. Entonces sus padres volvieron a Mallorca.
En aquel tiempo, la casa pairal de la familia Prunera estaba en la Alquería del Comte, en la misma calle de la Lluna. No fue hasta 1909 cuando Josep Magraner encargó las obras del casal modernista que conocemos hoy.
En sólo dos años, la casa se levantó de nuevo bajo los cimientos de un antiguo hogar medieval. «Normalmente, los emigrantes, una vez se enriquecían o conseguían una posición social un poco elevada, lo que querían era retirarse al pueblo y mostrar su nueva posición económica», apunta Quetglas.
Éste debió ser el caso de la familia Prunera, que hizo construir uno de los casales modernistas más emblemáticos de la Vall. «Entre final del XIX principio del XX, cuando las primeras generaciones de emigrantes empiezan a volver a Sóller, éstas van vistiendo casas nuevas y muchas adoptan el modernismo dentro de sus hogares, que era el movimiento predominante de la burguesía», explica el historiador, que remarca que «no tenemos que olvidar que este colectivo de gente pertenecía más a una casa burguesa que a la antigua clase terrateniente que había en Mallorca».
La majestuosidad del casal al número 90 de la calle de la Lluna, el actual Can Prunera, hace pensar en la importancia de la familia. Eso lo constata el hecho que Joan Magraner, una vez «retirado» al valle de Sóller, fue escogido alcalde por el Partido Maurista entre el año 1919 y 1920.
Mientras tanto, su hijo Josep y su esposa (Antònia Castanyer) se habían desplazado de Belfort en Carcaixent para controlar el negocio de frutos. La vida del heredero, que había sido uno de los impulsores de la Sociedad Deportiva Sollerica, quedó truncada en 1941, cuando murió con sólo 41 años.
Sin embargo, Can Prunera se mantuvo vivo. El majestuoso casal pasó de padres a hijos hasta que el año 2006 lo compró la Fundació Tren de l’Art para convertirlo en uno de los máximos exponentes del arte modernista de aquellos tiempos. La prueba de unos años que cambiaron la cotidianidad, la manera de pensar y la economía del valle de Sóller.

Las obras en el claustro de La Real revelan pinturas murales y suelos del XVII

Última Hora Digital 23-8-2009

Estos y otros elementos demuestran que la arquitectura del edificio tuvo más empaque que el supuesto hasta ahora

Una de las paredes de la galería donde se ve claramente el tipo de pintura mural hallado en La Real.
MARIANA DÍAZ. Los restos arqueológicos hallados en el claustro del monasterio de La Real durante las obras de rehabilitación del mismo demuestran que la arquitectura del edificio tuvo, en los siglos pasados, un mayor «empaque» que el que le atribuyeron los historiadores de los siglos XIX y primeros del XX. La arqueóloga que llevó a cabo los descubrimientos, Elvira González, destaca de entre éstos, por su singularidad, el arrimadillo (o arrambador en catalán), pintura mural del siglo XVII que decora parte de la galería y sobre la que dice: «Demuestra que hubo una intención decorativa hasta ahora insospechada».
Además del arrimadillo -que ocupa una pared de la galería y parte de otra- durante el control arqueológico salieron a la luz la puerta original que daba entrada a la iglesia a través del claustro; dos tipos de suelo datados en el XVII; las vigas de la reforma que se hizo en el XVIII y dos grafitos de esta misma época.
González recuerda que «a pesar de que se ha escrito mucho sobre el patrimonio hidráulico del monasterio, las investigaciones sobre su arquitectura no han aportado hasta ahora muchas conclusiones». Fue el conde Nunó Sans quien lo mandó construir poco después de la Conquesta, pero no sería habitable hasta 1239. Parece que el inmueble sufrió varias reformas a lo largo de los siglos. Ahora se han datado una en el XVIII y otra hacia 1916 y la última en los años 50.
Por lo que se refiere al arrimadillo, la arqueóloga lo define como «un descubrimiento que acrecienta la información histórico-artística del monasterio». Se trata de una decoración mural en colores blanco y negro con una ornamentación de flores geométricas cuya «pintura es muy volátil», por lo que recomienda que se restaure en cuanto sea posible y que, una vez consolidada, «no debe taparse, sino dejarse al aire libre como fue concebida». Esta decoración se cierra en la parte inferior del muro con una cenefa «a base de rombos tumbados y enfilados» que actúa como rodapié.
En cuanto al suelo del claustro, se descubrió que había de dos clases: de cantos rodados y de espina de pez. El primero es del tipo que se puede encontrar en el patio de las casas rurales mallorquinas y el segundo, «más señorial». «Este tipo de pavimentos de espina de pez es propia del XVII y la vemos en edificios religiosos como, por ejemplo, en el convento de la Encarnación de Madrid, donde se halla asociado a un arrimadillo en las paredes con una decoración similar a la de La Real». La restauración contempla colocar cristales sobre este pavimento, que es de barro cocido, para que pueda ser contemplado por los visitantes.
Y sobre las vigas de madera, González añade que «presentan las características de las casas mallorquinas del XVIII».

21 d’agost 2009

Abren una ´Puerta para el viento´ en la plaza Porta des Camp


diariodemallorca.es 21-8-2009
La Fundació Amics del Patrimoni cede la obra de Rafel Mahdavi al ayuntamiento de Palma para su exhibición pública

La obra de Mahdavi fue donada ayer de manera oficial. Foto: M.Mielniezuk
BARTOMEU FRONTERA. PALMA. La escultura Puerta para el viento, de Rafel Mahdavi, fue oficialmente donada ayer por la Fundació Amics del Patrimoni y su Museo Sentimental a la ciudad de Palma, para su colocación en la plaza Porta des Camp. Al acto, iniciado algo después de las 13.00 horas, asistieron el presidente de dicha entidad, Joan Guaita; el autor de la escultura, la alcaldesa Aina Clavo, y la regidora de Cultura de Cort, Nanda Ramon.
Mahdavi, que ha explorado también el terreno de la pintura, le da mucho valor sentimental a esta obra, ya que supone "la culminación de 25 años de trabajo". El artista, nacido en México en 1946, llegó al Port d´Alcúdia a muy temprana edad, en 1951, y su familia se asentó ahí. Por esa razón, gran parte de su obra está basada en Mallorca, la cual es "muy importante para su trabajo". Esta pieza fue elaborada en 1998, hecha en metal y aunque se muestra siempre abierta, puede plegarse y cerrarse, tal como indica su nombre.
El objetivo de la mencionada fundación es preservar y recuperar el patrimonio histórico de las Balears. Guaita señaló que esta donación es un gesto de "agradecimiento", pues "todos los alcaldes de Palma desde la democracia" han sido muy amables con él y la institución que representa. Celebró el emplazamiento elegido, el cual fue aprobado inmediatamente por la fundación y al que califica como "uno de los lugares más bonitos e íntimos de Palma", cerca del mar, junto a la cruz y cerca del convento. Asimismo aprovechó para agradecer a la entidad pública la exhibición de esta pieza de arte.
La alcaldesa de Palma, por su parte, aprovechó para expresar su agradecimiento por la donación de la obra de Mahdavi, la cual describió como "una puerta entre la tradición y la contemporaneidad", por su orientación hacia la fachada marítima.

Màxima esplendor mediterrània

dBalears.cat 21-8-2009
Hidalgo, Casas, Macaya i Barceló són les guardonades d’unes celebracions dedicades a la terra i a la feminitat
Laura Acedo. La cultura i l'estètica es donaren ahir la mà en la festa de cloenda que va tenir lloc a Can Weyler, amb motiu de L'esplendor de la Mediterrània, una setmana dedicada a la plenitud de la mediterraneïtat i de la feminitat. El programa d'actes d'aquesta celebració que any rere any se succeeix al bell mig del calendari estiuenc ha inclòs música, cinema, recorreguts per les diferents Mares de Déu de Ciutat, poesia i literatura, entre d'altres.El punt i final a les activitats de L'esplendor de la Mediterrània, una iniciativa de la Direcció Insular de Cultura i Patrimoni del Consell i la Fundació Amics del Patrimoni, el posà ahir una festa a Can Weyler, que s'inicià amb la música de Barry i Mayumi Sargent. Mercè Truyols començà amb un parlament referent a la feminitat per donar pas a l'entrega de guardons a quatre dones significatives de les Illes: l'empresària María José Hidalgo, la investigadora Maria Barceló, la rectora de la UIB, Montserrat Casas, i l'empresària Cristina Macaya. La batlessa de Palma, Aina Calvo; la Consellera de Cultura, Bàrbara Galmés; el galerista Joan Guaita, i Truyols feren entrega dels premis.
Escultura amb sentimentLa jornada d'ahir s'inicià al matí amb el lliurament a la ciutat de Palma de l'escultura titulada Puerta de viento (1998), de Rafael Mahdavi. "Aquesta donació, de la Fundació Amics del Patrimoni, està carregada de sentiment, perquè és la culminació de 25 anys de treball amb el galerista Joan Guaita i la manera de tornar a Mallorca després de molts anys de viatges arreu del món", apuntà l'artista.

El arte ilumina Can Prunera

Última Hora Digital 21-8-2009
El Museu Modernista de Sóller cuenta con catorce lámparas originales que han recuperado su esplendor
ARNAU BUSQUETSEl próximo 24 de agosto Can Prunera será inaugurado como Museu Modernista en Sóller. El edificio-joya, construido en 1911, hermana el arte contemporáneo de los siglos XIX y XX –a través de exposiciones permanentes y temporales– con el modernismo propio del momento en que fue edificado. Catorce lámparas modernistas, originales y acabadas de restaurar, iluminan con su luz y su belleza las estancias principales de este espacio artístico, promovido por la Fundació Tren de l’Art.
La empresa especializada Dorados y Cromados, de Marratxí, ha sido la responsable de acondicionar las catorce piezas, todas ellas fabricadas hace casi cien años. Fueron hechas «a medida y de forma artesanal», explica Diego Varas, gerente de la compañía, y, en la actualidad, se encontraban «deterioradas». El proceso de restauración, en el que han participado doce personas, comenzó hace cuatro meses, y se inició con el desmontaje y limpieza de todos los cristales pendientes, que cuelgan en cada lámpara. Posteriormente, se trataron químicamente los pequeños alambres que unen las piezas.
En cuanto a la parte eléctrica, fue necesario cambiar el cableado y los portabombillas de todas las piezas. La estructura de las lámparas, fabricada con latón o bronce, fue tratada químicamente antes de recuperar su acabado original: matizado, brillante o dorado. Después, un lacado sirvió para fijar el color y el brillo.
Color y grabadosDiego Varas, que ha restaurado la vajilla de plata del Fortuna o piezas del museo de la Seu, reconoce haber «disfrutado mucho con el proceso, ya que no es algo que hagas todos los días». Sólo una de las lámparas, la que remata la escalera helicoidal, es de pie. El resto son colgantes. Todas ellas están repletas de cuidadísimos detalles de color, unos más discretos y otros más visibles, realizados con cristal de roca. El cristal, transparente o matizado, también está decorado con filigranas grabadas.
El mobiliario original, la fusteria, los suelos hidráulicos y las pinturas ornamentales son otros de los elementos modernistas que dan valor artístico a cada rincón de las cuatro plantas de Can Prunera. El museo se podrá visitar gratuitamente entre el 25 y el 30 de agosto.

20 d’agost 2009

Dos segles d’art a Can Prunera

dBalears.es 20-8-2009
El museu modernista, que s’inaugura dilluns que ve, obrirà les portes al públic entre els dies 25 i 30 d’agost. Les sales allotgen obres de més d’un centenar de pintors
El mobiliari i l'enllumenat modernista són part destacada del museu. Foto: Teresa Ayuga
Laura Acedo. D'ençà que es va bastir Can Prunera, l'any 1911, han passat dos-cents anys i molta història entre les parets d'aquesta casa modernista que dia 24, a iniciativa de la Fundació Tren de l'Art, obrirà les portes com a museu modernista. Quatre majestuoses plantes traslladen el visitant a l'època de màxima esplendor modernista. Les creacions de més d'un centenar d'artistes s'hi apleguen per vestir-ne les parets d'art. El recorregut expositiu, que inclou obres de la Fundació Tren de l'Art, la Col·lecció d'Art Serra i la pròpia de la casa, s'inicia a la planta baixa amb paisatges de Rusiñol, Sureda i Meifrén, representatives de la pintura modernista del primer terç del segle XX. En una d'aquestes destaca, com a peça curiosa, un oli del XVII donat per Paula Marcús. Can Prunera proposa al visitant un recorregut pel treball dels artistes més rellevants del modernisme fins als creadors d'avui.

De fama internacional excel·leixen noms com el de Joan Miró, Pablo Picasso, René Magritte, André Masson, Edvard Munch, Emile Nolde, Fernand Léger, Manuel Utrillo, Juan Gris, Egon Schiele i Amedeo Modigliani, entre d'altres, que representen diferents manifestacions de l'avantguarda artística. Per la seva banda, la mostra de la planta superior (al tercer pis) ofereix una àmplia representació dels artistes illencs contemporanis i d'aquells que han mantingut una estreta relació amb Mallorca. Així, entre les obres d'aquesta planta es troben peces, la majoria de les quals damunt paper, de Maria Carbonero, Juli Ramis, Ramon Nadal, Francesca Martí, Xam, Pep Roig, Joan Riera Ferrari, Ramon Canet, Lin Utzon, Jim Bird, Eva Choung Fux, Rebecca Horn i Gust Graas. Els mallorquins comparteixen sala amb una escultura i un dibuix de l'arquitecte valencià Santiago Calatrava.

Portes obertes

Després de la inauguració del centre museístic, Can Prunera organitzarà unes jornades de portes obertes entre els dies 25 i 30 d'agost. Així, tots aquells que ho vulguin podran anar fins al carrer de la Lluna de Sóller per gaudir de les obres d'art del nou centre, única casa museu modernista de l'Estat, entre les quals també es podrà contemplar l'esplendor d'una època i d'un edifici que suposa un dels màxims exponents d'aquest estil. Can Prunera disposa, a més, d'una biblioteca especialitzada en art, llibres de bibliòfil i dues sales dedicades a pepes antigues. Així mateix, les mostres temporals hi tenen el seu espai a la planta inferior. Les primeres artistes a ocupar aquestes sales són les solleriques Camilla Huigsen i Aina Pastor.

19 d’agost 2009

Traçada la porta de Gumara

dBalears.cat 19-9-2009
Els arqueòlegs que treballen a les torres del Temple destapen les restes de l’arc islàmic que donava accés a la fortificació
L'Arxiduc ho defini com un dels edificis més antics de Ciutat. Foto: Pere Bota.
Francesca Marí. L'Arxiduc ho definí com un dels edificis més antics de Ciutat i, pel que es veu, devia tenir raó. Les torres del Temple han amagat durant anys els entrellats d'una estructura defensiva imponent que, a poc a poc, es va descobrint al pas dels arqueòlegs. D'ençà del mes de març, l'equip arqueològic d'Elements format per Llorenç Vila i Noemí Prats treballa en aquesta fortificació. Quan falta un mes per acabar les tasques in situ, els experts han descobert el traçat d'entrada a l'almudaina de Gumara. El resultat és una arcada islàmica de més d'1,70 metres de gruix que demostra la importància que degué tenir la fortalesa en el seu temps. Aquest arc no s'ha pogut conservar en la seva totalitat, si bé s'han destapat els dos pilars principals de cada banda i algunes de les peces de la volta. Tot i això, el director general de Patrimoni de Cort, Ferran Tarongí, no descarta que el projecte de reforma pugui incloure la restitució de la portalada en el seu format original. Sense fer-ne malbé, això sí, la cristiana.

A més, segons va explicar ahir Llorenç Vila, durant les tasques d'excavació s'ha descobert la cara interna de l'antiga murada medieval que anava afegida a les torres de defensa, com també "una porta d'accés lateral al cos de guàrdia de l'esquerra". Amb aquests elements s'han pogut definir els límits de la murada, que devien arribar a devers cinc metres d'altària, just per sobre del primer pis. Una altra de les troballes a tenir en consideració són els eixos de comunicació (o vies d'accés) entre les dues torres. Així, s'han trobat tres escales de caragol per accedir a les torres, a més de determinar els límits del cos de guàrdia tancat. La reinterpretació dels passos de ronda, que durant l'època islàmica funcionaren parcialment, segons va aclarir l'arqueòleg, són una altra de les troballes d'aquesta campanya i, una vegada consolidats, faran més entenedora l'estructura de l'edifici defensiu.

Tres arcs, un d'apuntat i dos de mig punt, conformaven la façana de l'almudaina de Gumara. En acabar els treballs dels arqueòlegs, quedaran destapats i redefiniran el conjunt de l'edifici. Una estructura, per cert, que és molt menor a la que avui es pot contemplar. "Dels cinc pisos que hi ha actualment, en acabar la restauració sols en quedaran tres, que en són els originals", aclarí Tarongí. De la mateixa manera, el cos central de l'edifici s'eliminarà, o bé es desplaçarà perquè quedi tal com fou. Finalment, al capdamunt de les dues torres els merlets també presenten algunes consideracions. "Els merlets d'una de les torres han estat construïts sobre el tapial d'aquesta i, per tant, són contemporanis dels de la torre dreta", explicà Vila, per afegir que posteriorment emprendran un estudi de la seva datació perquè puguin ser reconstruïts. Les proves cronològiques les determinaran les anàlisis estratigràfiques, que permetran aclarir les diferents fases de la història d'una fortificació que tornarà a presidir Ciutat.


Restituir per entendre

Han estat moltes les modificacions que ha patit la fortificació musulmana que defensava la porta de Bab-Guamara i que, després de la consquesta de Jaume I, passà a l'Orde del Temple. En el segle XIX, aquest es convertí en un edifici d'habitatges i se'n desvirtuà, encara més, la fisonomia original. El projecte preveu ara recuperar al màxim aquella d'un temps que, segons Ferran Tarongí, servirà per divulgar com era la fortificació defensiva. Per a això caldrà "restituir-hi els elements necessaris perquè es pugui reinterpretar l'edifici", aclareix.

Las excavaciones en el Temple definen el arco islámico de entrada a la fortaleza de Gumara

Última Hora Digital 19-8-2009
Los arqueólogos hallan parte de la muralla medieval en un cuerpo de guardia y un acceso lateral en una de las torres
Imagen de las excavaciones que se realizan en el Temple. g Fotos: PERE BOTA
ANA LARGOLas excavaciones en las torres del Temple avanzan con la definición total del arco islámico hallado hace unos meses y que marca la zona de acceso a la fortaleza o almudaina de Gumara. La estructura, de un grosor de 1'70 cm, podría alcanzar los cinco metros de altura y, en estos momentos, ya se pueden apreciar los pilares de esta construcción árabe.
Según explicó el arqueólogo Llorenç Vila, el arranque del arco deberá ser reconstruido porque sólo se conservan cuatro de sus dovelas –piedras labradas en forma de cuña para dar forma al arco–, ya que el resto debieron de ser arrasadas.
Además de la reinterpretación de los elementos ya descubiertos, los arqueólogos Llorenç Vila y Noemi Prats, de la empresa Elements, han hallado en las partes inferiores de las torres dos cuerpos de guardia, uno abierto y otro cerrado. En éste último, han descubierto, además, parte de la muralla, lo que «permite conocer sus límites y también las medidas del edificio», comentaron los expertos, quienes apuntaron que en el otro han encontrado una puerta de acceso lateral a la torre.
Los trabajos en el Temple continúan con la excavación del subsuelo para lograr delimitar la profundidad de las torres, mientras, paralelamente, «se están realizando análisis para saber si éstas son del mismo tiempo», comentó Vila, quien puntualizó que «el análisis estratigráfico del edificio permitirá conocer el momento de construcción».
En los últimos meses, los arqueólogos también han encontrado varios ejes de comunicación horizontales, como es el paseo de ronda de época musulmana que unía las dos torres, y verticales, como tres escaleras de caracol.
Ascendiendo las cinco plantas del edificio, se van apreciando parte de tres grandes arcos y detalles de otras construcciones. Casi en la coronación de la fortificación y accediendo a la parte superior de las torres, ahora tapiadas, se aprecian las almenas, unas originales y otras contemporáneas, que «están construidas posteriormente sobre la torre», apuntaron.
Los arqueólogos continuarán trabajando previsiblemente hasta finales de agosto.

El Prado restaurará dos cuadros depositados en el Museu de Mallorca

Última Hora Digital 19-8-2009
Son dos telas de gran formato firmadas en el siglo XVII por Bartolomé Román
MARIANA DÍAZ. El Museo del Prado restaurará dos cuadros de su fondo depositados en el Museo de Mallorca. Se trata de dos lienzos de gran formato pintados en el siglo XVII por Bartolomé Roman (1587 - 1647), que fueron cedidos a la pinacoteca mallorquina hacia 1886, cuando ésta aún se denominaba Museo Provincial de Bellas Artes.
Las telas, que estuvieron en el Museu Etnológico de Muro hasta hace unos seis años, serán restauradas con fondos procedentes del convenio firmado entre la Conselleria de Cultura del Govern y la Banca March y el trabajo lo firmará el restaurador Alfredo Álvarez, quien ganó un concurso convocado por el Ministerio de Cultura. Una vez restauradas se colocarán en las nuevas salas de Bellas Artes del museo, que se remodelarán por completo en base a un nuevo proyecto museográfico.
Según Joana Maria Palou, directora del Museu de Mallorca, «representan a dos arcángeles y tienen mucho color, aunque ahora no se aprecie» debido a la suciedad, ya que, entre otras patologías, las pinturas han sufrido por las condiciones de humedad a las que han estado expuestas. También han padecido algunas intervenciones antiguas «de las que no disponemos documentación», pero que se pueden apreciar a simple vista, según Palou. En general, su estado actual es el «resultado de las malas condiciones de exposición».
En cuanto al artista, la directora del museo añade que «es un pintor que tiene series de arcángeles que trabaja a partir de estampas o grabados para conventos, monasterios e iglesias». En concreto, de estos dos cuadros depositados en el museo señala que «en ellos se ve que hay oficio».
Algunos expertos creen que estas series de arcángeles son las obras más atractivas del pintor y el colorido de las mimas sería una de las razones. Para los arcángeles se inspiraría en grabados de artistas flamencos.
Finalmente, Joana Palou comenta que desde el Museo del Prado se «hará un seguimiento de la restauración; por cuestiones de conservación, y también de criterios, [los técnicos] del Ministerio vendrán a lo largo del proceso». Esto, dice la directora del centro mallorquín, «es habitual en todos los museos cuando se trata de la rehabilitación de sus fondos».

18 d’agost 2009

Santa Eulàlia apunta con todo su pináculo

diariodemallorca.es 18-8-2009
La restaurada cúspide de piedra vuelve a coronar la parroquia tras desprenderse varios fragmentos hace cuatro años. Los operarios ultiman el campanario
M. ELENA VALLÉS. PALMA. Santa Eulàlia encañona el cielo. El recién colocado pináculo de la cima parroquial apunta con pararrayos incluido. El fragmento de la punta del campanario que se desprendió por un temporal en 2005 se instaló la semana pasada tras una reforma a golpe de martillo y cincel.
Los operarios de Refoart, que restauraron durante el mes de julio los pedazos de pináculo derribados en las terrazas de la iglesia, utilizaron poleas manuales para subirlos hasta la cima. "Algunos fragmentos pesaban casi cien kilos", señala el aparejador diocesano Bartomeu Bennàssar, quien refiere que se han restaurado cuatro niveles de pináculo.
Los pasos para restaurar este espacio tan significativo de la parroquia comenzaron por acondicionar la toma de conexión a tierra, que se emplea en las instalaciones eléctricas para evitar el paso de corriente al usuario. "Nos dimos cuenta de que el cable estaba cortado y, finalmente, conseguimos pasar el nuevo, de cobre, y sustituirlo por el antiguo de hierro", indica Bennàssar. El siguiente paso: instalar el nuevo pararrayos de acero inoxidable. El anterior era de hierro y estaba forrado de una capa de plomo. Todo muy dañino con el marés.
"Estas dos intervenciones eran primordiales, porque llega la temporada de tormentas. Si ahora hubiera caído un rayo, la descarga habría incidido en el andamio y... Bueno, no hubiera sucedido nada, porque los días que están previstas lluvias está prohibido trabajar", prosigue Bennàssar.
La reforma, que asciende a 1,8 millones de euros, se centra en estos momentos en la rehabilitación de los pequeños pináculos que rodean el campanario.
Los cristales de la atalaya de la parroquia se han retirado. De prueba, ya han colocado varios de metacrilato irrompible con lamas de acero inoxidable.
Otro de los trabajos finiquitados es la rehabilitación del portal lateral izquierdo de la iglesia, que luce limpio. Una vez terminados los pináculos más pequeños, faltará la limpieza de las fachadas.

17 d’agost 2009

L’instrument rei

dBalears.cat 17-8-2009

Els 120 orgues que hi ha a Mallorca en fan palesa una arrelada tradició a l’Illa. Les primeres incursions organístiques daten del 1300. Avui, la meitat d’aquestes peces que es conserven estan “mudes” i necessiten “mà de metge”
L'orgue de Sant Francesc, que va se restaurat i ampliat per Gerhard Grenzing. Foto: Arxiu.

La moda organística arribà a l'Illa en el segle XIV, quan també ho féu a la resta d'Europa. La prova de l'arrelament d'aquest instrument a Mallorca són els 120 orgues que encara es conserven a les esglésies, parròquies i convents de l'Illa. Tot i això, moltes d'aquestes peces estan en molt mal estat i resten en silenci.
Els primers orgues a Mallorca estan documentats poc després de la Conquesta. Aquests primers instruments, de petites dimensions, els trobam al palau de l'Almudaina (1313), a la Seu de Palma (1328) i a Pollença (1391). Set segles després d'aquesta primera incursió organística, la meitat dels instruments que encara es conserven necessiten mà de metge. "Molts encara resten muts o en el pitjor dels casos es troben en molt mal estat", segons apuntà l'organista de l'església de Sant Francesc de Palma i president dels Amics de l'Orgue de la Fundació Àrea de Creació Acústica (ACA), Arnau Reynés.

Qualsevol església al llarg dels segles ha disposat de "l'instrument rei", "capaç d'omplir un gran espai de so i fer la mateixa funció que una orquestra de cent persones", apuntà Reynés. "El 9 de juny de 1596 es parlà a la Universitat de Muro que s'haurien de fer uns orgues per millorar el culte d'aquesta parròquia" (Els orgues de Mallorca. Ed. Olañeta). La construcció del primer gran orgue fou a la Seu, el 1477, i va suposar l'inici de l'escola mallorquina, que va donar figures clau per l'orgueneria universal.

La llarga tradició organística iniciada a l'Edat Mitjana es va consolidar al llarg del segle XVIII, "el segle d'or de l'orgue". A Mallorca, la família Caimari i els Bosch fabricaven minuciosament uns orgues que han estat reconeguts a l'àmbit internacional. Entre els orgueners mallorquins cal destacar, sens dubte, el mestre més important del segle XVIII i de tota la nostra tradició organística: Jordi Bosch, artífex dels millors orgues de Mallorca, d'entre els quals cal assenyalar el de Sant Domingo (1765), actualment a Santanyí; el de Sant Francesc de Palma (1771), restaurat l'any 2008, i el de Sant Jeroni de Palma (1746).

Mantenir la tradició

La passió de Reynés per l'anomenat instrument rei començà amb només 8 anys, "impressionat per la manera com sonava aquella peça que tocava el meu padrí a l'església de Campanet", indicà. Avui dia, amb una llarga trajectòria, Reynés treballa per recuperar aquesta tradició i ho fa, principalment, des de la Fundació ACA. Des de fa 13 anys la fundació, a través de la seva àrea Amics de l'Orgue de les Illes Balears, organitza cada any el Simpòsium i Jornades Internacionals de l'orgue històric de les Balears, a més de nombrosos concerts i actes culturals, en els quals participen organistes illencs, espanyols, europeus i d'arreu del món.

L’emblemàtic col·legi públic construït en temps de la República viurà avui l’inici d’unes obres de reforma integral

dBalears.cat 17-8-2009

L’emblemàtic col·legi públic construït en temps de la República viurà avui l’inici d’unes obres de reforma integral
Es Cremat a mitjan anys 60. Foto: Arxiu Vilafranca

El col·legi públic Es Cremat viurà avui un nou episodi de la seva història. Després de 79 anys fent escola, l'emblemàtic edifici que presideix el poble de Vilafranca serà objecte d'una reforma integral i serà inaugurat l'any que ve, quan el centre educatiu compleixi el 80è aniversari. Les obres costaran uns 2,8 milions d'euros i el projecte preveu la conservació tant de l'estètica de la façana com del claustre interior, uns elements prou identificatius del mateix col·legi. En definitiva, una actuació que adaptarà el centre educatiu als nous temps i esdevindrà una infraestructura moderna. Les aules es redistribuiran i el gimnàs serà soterrat.

La història

L'escola de Vilafranca fou projectada l'any 1927 amb el nom d'Escola Graduada i construïda entre 1928 i 1929. Guillem Forteza en fou l'arquitecte. Un dels contractistes fou Joan Ferrer i Ginard d'Artà. En el llibre d'actes de les sessions de la Comissió Permanent de l'Ajuntament de Vilafranca de dia 6 de juny de 1929 consta que s'abonaren 16.964,90 pessetes al contractista Jaume Jaume i Mestre per obres a l'escola realitzades entre el 13 de març i l'1 de juny de 1929. Fou inaugurada el 16 de setembre de 1930, quan era batle Antoni Gayà i Rosselló. L'escola ha patit diverses reformes, la darrera el 1993, i actuacions puntuals, la darrera, el 2004.

L'actual nom Es Cremat és un topònim de l'antiga possessió que fou establerta a principi del segle XX.
L'Escola Graduada era l'emblema de les infraestructures municipals que suposava l'entrada del poble en la modernitat fent una aposta educativa clara, tal com marcaven els idearis republicans de l'època. El pas dels anys provocà un cert deteriorament de l'estructura. Avui, però, es prepara per a un nou bot a la modernitat.

16 d’agost 2009

Ses Païses asume la primera restauración de los restos excavados por Giovanni Lilliu

Última Hora Digital 16-8-2009

El estado actual del poblado talaiótico de Artà es «bastante deficiente», según los expertos
Una de las zonas excavadas por el italiano en los años sesenta y donde se aprecia el desmoronamiento de muros. Foto: EQUIPO RESTAURACIÓN ARQUEOLÓGICA
ANA LARGO Este año se cumple medio siglo de la primera campaña de excavación en el poblado talayótico de Ses Païses, en Artà, a cargo del arqueólogo italiano Giovanni Lilliu. Desde entonces, los restos arquitectónicos han estado expuestos a la intemperie -de ahí que algunos de los elementos se encuentren en un estado «bastante deficiente»- y ahora, cincuenta años después, el yacimiento asumirá la primera restauración de los restos hallados por Lilliu, después de que la Ponencia Técnica de Patrimoni haya informado favorablemente sobre el proyecto de restauración y consolidación, redactado por el arqueólogo Damià Ramis y los restauradores Margalida Munar y Bernat Burgaya.
A lo largo de estos años, las tareas de mantenimiento se han centrado en la retirada de escombros y vegetación, además de algunos trabajos puntuales de restauración para consolidar elementos que estaban en mal estado. Ahora, el proyecto de rehabilitación actuará en las habitaciones colindantes al talaiot central y en otras situadas en la zona oeste. Así, según explicó Bernat Burgaya, se excluye la actuación en el talaiot, ya que precisa de una intervención «más específica» y complicada».
Patologías
El desmorone de estructuras murarias provocado por el deterioro de su parte superior o crestas, y la pérdida de sus cimientos, son algunas de las patologías que padece el poblado, además de la práctica desaparición de muros simples que limitan el espacio entre habitaciones y la extensa vegetación que invade paramentos o pavimentos.
Así, las actuaciones se centrarán en «restituir las zonas más degradadas y consolidar las estructuras mediante mortero de cal y técnicas de pared seca», explicó Burgaya, quien aseguró que éste es «un proyecto ambicioso que hace mucho tiempo que se debería haber hecho», ya que, «además de padecer la degradación propia de cualquier yacimiento, sufre lo daños de haber estado expuesto 50 ó 60 años a la degradación ambiental y a las visitas, durante una época descontroladas». En el proyecto, que se prolongará durante dos meses, colaborarán también margers, pues «ellos son los que tienen grandes conocimientos sobre la técnica de los muros», comentó el restaurador, quien recordó que aunque no ha habido proyectos concretos de consolidación y restauración, la excavación de Lilliu incluyó, de alguna forma, una primera y simple estabilización de las estructuras.

Can Morell (Casal Solleric)

diariodemallorca.es 16-8-2009
BARTOMEU BESTARD (*) En el paseo del Born queda uno de los testimonios más sobresalientes de la arquitectura señorial mallorquina: Can Morell, conocido también como Casal Solleric. Los orígenes de esta casa están estrechamente ligados a la figura de Miguel Buenaventura Vallès Orlandis.
El linaje de Vallès desde muy antiguo estaba vinculado a las tierras de Almadrà y a las de Sollerich. Precisamente estas dos possessions dieron nombre a los títulos nobiliarios que Carlos III otorgó a Miguel Vallès en 1770: vizconde de Almadrà y marqués de Sollerich.
La buena relación de los Vallès con la Casa Real ya venía de lejos. Marcós Vallès y Berga, padre de Miguel, había comprometido toda su fortuna para ponerla al servicio de Felipe V. Cuando Carlos III otorgó los títulos a Miguel Vallès recordó que ese honor le era concedido por "atención a la calidad y lustre de vuestra Casa y servicios de vuestros Mayores".
La llegada de los Borbones al trono de España tuvo como consecuencia un nuevo impulso para el comercio mallorquín… y también para el corsarismo. Precisamente, Miguel B. Vallès Orlandis perteneció a ese grupo de patricios que se enriqueció con el comercio (en su caso con la producción y exportación de aceite) y el corsarismo.
En 1763, Vallès heredó unas casas que habían pertenecido a Antoni Cifre. De este último nos queda como testimonio el callejón que flanquea Can Morell y un bello retrato que en la actualidad preside la sala de consultas del Archivo Municipal de Palma. Miguel Vallès decidió establecer allí su nueva casa, pero en vez de seguir la tradición multisecular de la Isla de arreglar las casas sin derribar las construcciones anteriores, ampliando o haciendo remiendos, el mercader mallorquín decidió derribar todos los muros del solar para levantar una casa de nueva planta, digna representación de su ascendente posición. Encargó dicha empresa al maestro de obras Gaspar Palmer.
El hacerse una nueva casa no significó renunciar a la arquitectura tradicional de Palma. Sí se consiguió, en cambio, un volumen homogéneo y claro, alejado del aspecto de collage arquitectónico que presentaban muchas casas de la ciudad, fruto de ampliaciones y modificaciones realizadas a lo largo de los siglos.
Quizás dónde más se innovó, influenciado por las modas de la época, fue en la ornamentación de la casa. Por ello mandó llamar al decorador italiano Soldati.
Los materiales de construcción fueron seleccionados entre los mejores. Para los muros y escaleras, piedra de Santanyí; las columnas y vanos se hicieron con mármol rosado de Solleric y de Sencelles; los hierros de la escalera fueron traídos de Holanda; las ventanas se hicieron con vidrios emplomados…
De Can Morell destacan el patio, uno de los más sobresalientes de la ciudad, y la logia trasera, la que mira al paseo del Born. Esta última fachada, al estar en el céntrico paseo, es la más trabajada y bella. Según la tradición familiar fue el propio Soldati quien se encargó de realizar las pinturas en la fachada y en el techo de la logia. En 1775 se inauguró la casa.
En 1790, Miguel Vallès murió sin sucesión. La herencia debía recaer en su sobrino Pedro Morell Vallès, con quien nunca se había llevado bien y a quien no deseaba como heredero. Por este motivo hubo un pleito entre el sobrino y la marquesa viuda, doña Magdalena Gual Barco. El juez dio la razón a Pedro Morell que heredó los bienes. Tras la muerte de la marquesa viuda, el heredó entró en la casa y se la encontró sin un solo mueble. Desde entonces la casa de los marqueses de Sollerich ha sido conocida como Can Morell.
En 1876 se prohibió el tráfico rodado en la calle d´en Cifre. Para que se cumpliese la prohibición se colocó un pilón de piedra —milagrosamente todavía hoy existente–. Este hecho provocó que las personas, para ir de la calle San Cayetano al Born o viceversa, tomasen el "atajo" a través de las puertas de Can Morell, que en línea recta conectaban las dos vías públicas.
Ya se sabe que en la Palma preturística los patios fueron espacios semipúblicos, por lo que introducirse en Can Morell para acortar el camino entraba dentro de lo permitido. Ahora bien, en cierta ocasión atajó por la casa del marqués de Sollerich un cortejo fúnebre el cual hizo parada en el patio de la casa para rezar un responso al difunto. Este hecho no gustó al propietario por lo que ordenó se tapiase el portal que comunicaba el patio con las cocheras.
Se tuvo que esperar a la reforma de 1995 para poder volver a ver comunicados ambos espacios. En cuanto al mobiliario, destaca la cama de l´Adrià, ejemplar único en la Isla.
Es de los pocos muebles originales que se conservan en el edificio, concretamente en la habitación de la Infanta, pues en ella se hospedaron doña María Teresa de Vallabriga, cuñada de Carlos III, y su hija, la infanta María Teresa de Borbón, esposa de Manuel Godoy. Años más tarde la ocuparía la duquesa de Montpensier, hermana menor de Isabel II.
Cuando en 1963 murió Fausto Morell Gual, marqués de Sollerich, le sucedió en sus derechos su hijo Fausto Morell Rovira, momento en el cual la casa dejó de ser habitada por la familia. En 1975, el ayuntamiento de Palma adquirió Can Morell, convirtiéndola años más tarde en el centro de exposiciones actual, con un programa de actividades temporales todo el año.