30 de març 2009

Els tresors amagats de Palma

dBalears.cat 30-3-2009
Més enllà dels atractius més publicitats a totes les guies de viatges, Palma té multitud de joies amagades per descobrir
Arnau Busquets . "Palma en un o dos dies"; "Allò que cal veure a Palma"; "Els 5 imprescindibles"; "El Top 10". Si recercam per qualsevol llibreria, comprovarem que pràcticament totes les guies turístiques sobre Ciutat tenen un apartat similar a aquests. El turista, ja se sap, tot sovint vol veure’n "allò més important". Si fa cas de les recomanacions d’aquestes llistes, ben segur que acabarà visitant la Seu, l’Almudaina, el Casal Solleric, el castell de Bellver, el museu Es Baluard i l’Aquàrium. A la pràctica, aquestes visites ‘top’ deixen a l’ombra altres racons que no entren en el ‘circuit oficial’, malgrat que ho mereixerien. A més, és molt probable que aquests tresors amagats no sols siguin desconeguts pels que ens visiten, sinó que la falta de promoció també els fa invisibles pels mateixos mallorquins. Idò, quines són aquestes joies ocultes?
Els experts consultats per dBalears coincideixen a assenyalar que una visita al claustre de Sant Francesc és del tot imprescindible. Com explica Tomàs Vibot, tant el tranquil claustre com la basílica "tenen una mitjana de visitants absolutament baix per la seva importància". El mateix passa amb el casal modernista de Can Marquès, al qual "no han donat importància, i no sé ben bé per què. Té una combinació exquisida entre modernisme i part barroca". Vibot pensa que també s’hauria de potenciar més la zona de Santa Catalina, que té unes mostres de modernisme popular "fantàstiques. A més, la banda dels molins és meravellosa, i el mercat és realment genuí, viu i del poble". Especialment alarmant és la poca afluència a la banda de la Rambla: "De la Misericòrdia, ni en parlem! I tots els carrerons, com el de Sant Jaume, tampoc no es veuen, i tenen un interès impagable", afirma.

Poca promoció
L’historiador apunta que hi ha zones que reben visitants, però no pas perquè se’n promocioni l’interès cultural: "A la banda de la Llonja només hi ha gent a la nit, als bars. I això que té elements d’arquitectura interessantíssims". A part de l’edifici en si, actualment en restauració, i l’entramat de carrerons i habitatges, en destaca l’arc islàmic, devora la plaça de la Reina, en el qual "ningú no es fixa", segons Vibot. Des d’ARCA, Biel Barceló aposta per impulsar un circuit per cases senyorials. Així, reclama que "siguin realment visitables". Remarca el cas del Museu Bíblic, que malgrat tenir peces singulars, com una mòmia egípcia, "està tancat amb pany i forrellat i queda pràcticament ignorat!". Facilitar-hi l’accés, doncs, és un dels aspectes a millorar. Un altre exemple són les esglésies que, excepte Santa Eulària, "estan tancades el cap de setmana".
Com en tants altres casos, "no hi ha ni un trist cartell". Precisament Santa Eulària guarda una de les peces que ressalta Barceló, un retaule gòtic de la Mare de Déu adormida que "no té la més mínima indicació, tot i que és una de les obres més reeixides d’aquí juntament amb el Sant Jordi de Sant Pere Niçard. És injust que hi hagi patrimoni que hem de conservar i després no podem veure", diu. El convent de Santa Clara, amb la sala capitular "més bella de l’Illa", i el de Santa Teresa són de molt difícil accés. Al seu parer, el cas del Museu de Mallorca és "escandalós. El tenim ‘d’aquella manera’, i s’hauria de potenciar, perquè a més és un gran casal senyorial".
Al seu torn, Joan Pascual esmenta la torre de l’homenatge del castell de Bellver, que inclou grafits fets pels presoners que han estat restaurats. "Les persones interessades hi haurien de poder tenir accés", afirma. La col·lecció del museu diocesà també és "una gran desconeguda, encara que és molt rica i està molt ben muntada", i tampoc no hi ha facilitats per veure una altra ‘joia’: la capella de Santa Anna a l’edifici de capitania, que passa "desapercebuda". Alguns d’aquests ‘tresors’ no són gaire a la mà del públic, i els que hi són no es promocionen prou. Si Palma vol ser realment un focus de turisme cultural, haurà d’intentar que tots plegats ens adonem que hi ha vida (molta) més enllà del "Top 10", segons els experts.

29 de març 2009

Javier Aramburu documenta 700 años de ocupación ininterrumpida en Ses Païsses

Última Hora Digital 29-3-2009

El arqueólogo publicará la investigación después de Semana Santa en su web, 'www.arqueobalear.es'


Reconstrucción de la ocupación de Ses Païsses.
MARIANA DÍAZ . Cuando se cumplen 50 años del inicio de las excavaciones arqueológicas en el poblado talayótico de Ses Païsses (Artá), encabezadas por el italiano Giovanni Lilliu, el actual director de las mismas, el arqueólogo Javier Aramburu, publicará el próximo mes en www.arqueobalear.es su última investigación. Ésta recoge los resultados de las campañas de excavación de 2004, 2005 y 2006 y documenta, en más de 1.000, páginas todos los estados de ocupación del poblado durante unos 700 años, del 550 antes de Cristo al 40 de nuestra era. Además, deja constancia de la segunda gran destrucción de la cultura talayótica.
Caber recordar que este experto ya documentó el primer colapso de la cultura talayótica y la destrucción de los talayots -que eran como torres- hacia el 700 antes de Cristo, producida por un exceso de población. «Había mucha gente y pocos recursos», dice, un problema para el que los talayóticos «nunca encontraron solución». Tras un periodo de relativa recuperación «aparece otra crisis» entre el 550 y el 600 antes de Cristo
La nueva investigación de Aramburu parte de un edificio hallado en la periferia del poblado, junto a la muralla ciclópea del mismo y adosado a ésta, del que ha hecho la reconstrucción de su ocupación en las épocas investigadas a través de 25.000 objetos arqueológicos como madera quemada, semillas, monedas, cerámica, cristal, metales, restos de cal.
El edificio, de forma rectangular y de unos 18 metros de largo, fue construido con piedras de más de dos metros que pesan varias toneladas. Según el arqueólogo, fue una «especie de palacio donde vivía la elite que se entierra en los mausoleos de Son Real». El edificio es coetáneo al levantamiento de las murallas en los poblados, «lo que demuestra que tenían miedo de algo», y hacia el 600 a. de C. desaparecen ambos. El final del mundo talayótico da paso a la cultura baleárica, muy diferente a la anterior.
En el trabajo que dará a conocer Aramburu habrá otras muchas novedades, como los nombres de los que cree son «los baleares más antiguos, dos comerciantes» de Eivissa, surgidos de unos sellos de madera para ánforas encontrados en Ses Païsses hace dos veranos, o el lugar exacto de la que «todo parece indicar» que será la segunda mina de hierro de Mallorca conocida después de la de Bunyola. La ha documentado en una alquería de Artá y «es a cielo abierto». El Arxiduc la cita, comenta, pero su localización se había perdido. «Creo que la importancia del poblado de Ses Païsses viene de esa mina», de la que quedan «restos de mineral de hierro y el torrente está lleno de escoria».
Volviendo a la historia del edificio analizado, una vez arrasado, en su perímetro se construyó un horno de hierro. Hacia el 300 a. de C., ya con la cultura baleárica, se levantó una casa con tejado de arcilla y cubierta plana, del que en la excavación hallaron restos. Después hubo una nueva destrucción y, más tarde, se edificó una villa romana, «problamente ocupada por población indígena que vivía a la manera de los romanos» y que duró, aproximadamente, hasta el 40 d. de C. A partir de aquí, no se sabe nada más del lugar hasta después de la Conquesta, -salió una moneda de plata de Jaume II-, en que se instaló un horno de cal.

27 de març 2009

ARCA denuncia una reforma sin licencia en el Coliseu Balear

diariodemallorca.es 27-3-2009
Los maderos está siendo reemplazados. Foto: ARCA
F. H. PALMA. La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) denunció ayer que desde el pasado día 21 de marzo se están desmontando los maderos del piso superior del Coliseu Balear, un conjunto, obra del célebre arquitecto Gaspar Bennàssar del año 1929, incluido en el Catálogo de protección de edificios de Palma.
La entidad en defensa del patrimonio aseguró mediante un comunicado que ha podido comprobar que esta reforma, que afecta al mobiliario de la zona más alta del interior del recinto, no dispone de la licencia de obras pertinente y que tampoco ha pasado por la Comissió de Centre Històric i Catàleg. En este sentido, ARCA ha solicitado que un técnico municipal paralice esta obras "inmediatamente" y que se imponga una sanción administrativa al propietario por iniciar esta actuación sin haber solicitado los permisos oportunos.


ARCA demana un control sobre l'actuació sense llicència duta a terme al Coliseu Balear

25 de març 2009

Baluard, ayudas a la restauración y Orquestra acaparan las subvenciones

diariodemallorca.es 25-3-2009

El Consell de Mallorca publica todas las ayudas directas en las que se desglosa el presupuesto del año 2009 del departamento de Cultura y Patrimonio

MIGUEL VICENS. PALMA. Las ayudas a la restauración del patrimonio, el mantenimiento de la Orquestra Simfònica de Balears y los pagos anuales al museo Es Baluard acaparan las subvenciones del departamento de Cultura y Patrimonio del Consell de Mallorca durante el año 2009.
El plan estratégico de ayudas fue aprobado por el pleno de la institución insular del pasado mes de noviembre. Y ayer todas las partidas, que desglosan las ayudas directas del presupuesto general del departamento, aparecieron detalladas en el Butlletí Oficial de les Illes Balears.
En el capítulo de subvenciones al patrimonio, el Consell dedicará 50.036 euros a la catalogación de bienes culturales dentro de cada municipio, ayudando a los ayuntamientos a confeccionar los catálogos de los bienes a proteger y así cumplir con lo que dispone la Ley de Patrimonio. Del mismo modo, destinará 340.199 euros a la convocatoria de subvenciones para la restauración de bienes muebles e inmuebles municipales en el ámbito territorial de Mallorca. Y 209.000 euros, a ayudas a la restauración de bienes muebles e inmuebles de propiedad particular.
El convenio con el Obispado de Mallorca viene reflejado en dos partidas, una de 40.000 euros y otra de 68.000. Las cantidades adjudicadas permitirán continuar con la catalogación del fondo bibliográfico de la biblioteca diocesana con la finalidad de impulsar su conservación y divulgación. Y, por otra parte, subvencionar la restauración del patrimonio eclesiástico según las prioridades que marquen las dos instituciones.
El consorcio de la ciudad romana de Pollentia también tiene adjudicadas dos partidas, una de 24.000 y otra de 50.000 euros. Los objetivos de estas ayudas son colaborar con las administraciones autonómica, municipal y estatal en el desarrollo de las actividades arqueológicas y culturales del yacimiento romano, así como apoyar la nueva instalación museística y contribuir a la adquisición de la antigua sede de la Fundació Bryant, integrada en el conjunto.
La partida más grande dedicada a subvenciones se la llevará en 2009 la Fundació Pública de les Illes Balears per a la Música, con un total de 1.200.930 euros. El Consell de Mallorca forma parte integrante del patronato de la Simfònica y justifica la subvención como una ayuda a la difusión de la música clásica en la isla.
El museo Es Baluard, tanto la fundación que le da sustento jurídico como el consorcio, también figura entre las entidades más beneficiadas por el Consell de Mallorca en el reparto de subvenciones, con un total de cuatro partidas. La institución insular entregará a la Fundació Es Baluard en el año en curso 315.000 euros por una parte y 782.250 euros por otra, pues el Consell forma parte del patronato del museo y con el Ayuntamiento de Palma y el Govern contribuye a su sostenimiento. Y por otra parte destinará al consorcio 1.000 euros en una partida y 788.612 euros en otra. En ambos casos no hay más explicación que la pertenencia de la institución insular al consorcio y a la fundación del museo.
El Gremi de Editors recibirá 350.000 euros y el de Llibreters un total de 62.000. Por su parte, la Associació Independent de Galeristes será subvencionada con 72.000 euros. Y la Associació Art Palma Contemporani, que reúne a las galerías más veteranas del sector y a las de más experiencia internacional en arte contemporáneo, un total de 32.000.

24 de març 2009

Arrancan las excavaciones en El Temple

diariodemallorca.es 24-3-2009

Los trabajos arqueológicos, que costarán algo más de 41.000 euros y que se prolongarán dos meses, aportarán información precisa sobre la estructura original y las funciones del fortín islámico

M. ELENA VALLÉS. PALMA. La puerta para acceder a las torres de El Temple está abierta. Desde fuera, puede oírse el soniquete monótono de las piquetas contra la pared. Dos trabajadores de Elements, empresa a la que Cort adjudicó el proyecto de arqueología presupuestado en algo más de 41.000 euros, se esmeran en retirar la argamasa que cubre los diferentes estratos que conforman la estructura de una de las torres, la derecha desde la perspectiva de quien está dentro del edificio. Los operarios están trabajando en un importante trozo de muro que no fue repicado por la arqueóloga Francisca Torres, quien ya realizó en 2002 estos trabajos "en un setenta por ciento" de las paredes interiores de las torres, señala el director general de Archivos, Bibliotecas y Patrimonio de Cort, Ferran Tarongí. "Hay algunas zonas sin repicar que es necesario levantarlas, pues, a primera vista, algunas de ellas nos indican que podrían aportar más información sobre cómo funcionaba la fortificación islámica del siglo XI", argumenta Tarongí junto a Llorenç Vila, uno de los arqueólogos que dirige la excavación junto a Noemí Prats.
En el cuerpo central del edificio municipal, de posterior construcción, no se tocarán las paredes, pero sí algunas de su parte posterior, pues podrían ofrecer más datos sobre la construcción original, la cual quiere ser recuperada al máximo respetando la morfología del fortín de los siglos XI y XII, que se convertirá en un centro de interpretación sobre las fortificaciones islámicas, cuando Palma fue Madina Mayurqa.
Tarongí muestra algunos arcos de las torres, por donde se intuye perfectamente un paso de ronda por el que debían transitar los soldados. El repicado en algunas de las paredes traseras de las atalayas podrían mostrar algún resto de muralla, sobre la que caminaban los militares que defendían la ciudad.
Tras el repicado, salen a la superficie algunos grafitos que también serán estudiados. En la parte más elevada del edificio, donde está la obra moderna que realizó el anterior propietario, Fernando Palazuelo, se intuyen con nitidez las almenas originales.
El entresuelo de la construcción se tiene que acabar de repicar. Y en el forjado se llevarán a cabo varias catas arqueológicas para conocer las condiciones de conservación.
Otro de los trabajos que deben realizarse a fondo es la excavación subterránea en la planta baja de las torres. A la base del baluarte izquierdo se accede a través de la papelería que está junto a la entrada de El Temple. Los científicos levantarán todo el embaldosado para excavar en el subsuelo con el fin de encontrar restos de cualquier tipo susceptibles de ser ´musealizados´. "Lo habitual como cerámicas, por ejemplo. Es importante de todos modos excavar porque podría haber fosas debajo, en la zona del cuerpo de guardia. Sería posible hallar un cementerio islámico", hipotetiza Tarongí.
Cuanto más datos se conozcan acerca de la fortaleza original -lo cual será posible a partir de los trabajos arqueológicos de estos dos meses-, más exacta será la recuperación original de este fortín "y se podrán rehacer -sólo cuando sea absolutamente necesario- algunos elementos que se perdieron en posteriores intervenciones".
Al término del trabajo de campo, la empresa Elements aplicará técnicas de fotogrametría para construir modelos virtuales tridimensionales del edificio. A continuación se elaborará un estudio estratigráfico de las estructuras para desarrollar por ordenador un modelo de cómo pudo ser el edificio en sus diferentes fases históricas, algo que se mostrará en el futuro centro de interpretación, que formará parte del museo en red de la ciudad, y al que Cort ya ha destinado 1,2 millones de euros.

Las pinturas y relieves murales de Can Prunera recobran su esplendor original

Última Hora Digital 24-3-2009
Los restauradores trabajan en la recuperación de la iconografía ornamental modernista que decora el casal de Sóller

Las humedades, repintes y desprendimientos provocaron importantes daños.
MARIANA DÍAZ/JOANA NICOLAU . Los restauradores que trabajan en la rehabilitación de las pinturas de paredes y techos de Can Prunera, en Sóller, tienen ante sí una delicada tarea para recuperar la decoración modernista de este casal que, dentro de unos meses, se convertirá en centro de interpretación del modernismo.
Según el estudio preliminar de la decoración muraria de Can Prunera, que hizo José Maria Pardo por encargo de la Fundació Tren de l'Art, propietaria del inmueble, algunas de estas pinturas padecieron humedades, repintes o desprendimientos del yeso a lo largo de los años. La casa se finalizó en 1911.
En esta decoración que cubre, sobre todo, los techos y paredes de las plantas baja y primera es donde trabajan los restauradores Veselin Dimitrov y Svetla Nikolova, de la empresa Restaurotec, también licenciados en Bellas Artes. Su principal objetivo es que «la historia de la casa se mantenga» tras la rehabilitación y «respetar al máximo el trabajo de los maestros originales», cuyo nombre se desconoce. Nikolova comenta que éstos utilizaron pintura al temple, -un temple graso, según el informe de Pardo-, y en cuanto a la técnica pictórica, «tenía mucho de acuarelista» y los colores eran «terrosos». Cuando alguna de estas iconografías sufrió desperfectos en el pasado fue repintada con esmalte.
Según se asciende por el casal, la decoración va de más a menos y el recorrido de la escalera de caracol está enmarcado con pilastras, rematadas por volutas, en las que no faltan elementos vegetales. Pero no todo son pinturas hechas directamente sobre el muro, sino que los techos, en especial en las zonas más nobles de la casa, y también los frisos de las paredes, fueron realzados a base de relieves de yeso con iconografía inspirada en la naturaleza.

Can Prunera recobra la seva esplendor

dBalears.cat 24-3-2009
Els restauradors treballen en la recuperació de la iconografia ornamental modernista que decora el casal de Sóller. L’immoble es convertirà en un centre d’interpretació del modernisme
M.Díaz/ J.Nicolau . Els restauradors que fan feina per rehabilitar les pintures de les parets i el sostres de Can Prunera, a Sóller, tenen davant seu una delicada tasca per treure a llum la decoració modernista d’aquest casal que, d’aquí a uns mesos, es converirà en un centre d’interpretació del modernisme. Segons l’estudi preliminar de la decoració de Can Prunera que realitzà José María Pardo per encàrrec de la Fundació Tren de l’Art, propietària de l’immoble, algunes d’aquestes obres han patit durant anys els efectes de la humitat, les repintades i els despreniments de guix. És sobre aquesta decoració que cobreix, principalment, els sostres i les parets de la planta baixa i del primer pis, que treballen els restauradors Veselin Dimitrov i Svetla Nikolova, de l’empresa Restaurotec. El seu objectiu principal és que "la història de la casa es mantingui" després de la intervenció i "respectar al màxim la feina dels mestres originals", el nom dels quals es desconeix.
Nikolova comenta que aquests autors hi empraren pintura al tremp –un tremp gras, segons l’informe de Pardo– i que la tècnica pictòrica "tenia molt d’aquarel·lista". Quant als colors, eren "terrosos". Quan alguna d’aquestes iconografies patí desperfectes en el passat es repintà amb esmalt. Mentre anam pujant a les dependències del casal, l’ornamentació va a menys. Hi destaca el recorregut de l’escala de caragol, que queda emmarcat per pilastres rematades per volutes i en les quals no manquen elements vegetals. Però no tot són pintures fetes directament sobre el mur, sinó que els sostres, sobretot a les zones més nobles del casal i també als frisos de les parets, es varen realçar mitjançant relleus de guix també amb iconografies inspirades en la natura.
En aquest programa decoratiu hi abunda la inspiració floral i vegetal, però també la geomètria i la de tipus figuratiu. Sobresurten en aquesta darrera les nimfes que toquen instruments, ubicades al sostre de l’entrada, i les referències a la caça i a la pesca en les natures mortes del menjador. Hi surten perdius, llebres i llagostes marines. La profusió de motius ornamentals a Can Prunera no se circumscriu a les parets i als sostres, sinó que aquesta tasca també queda palesa a les portes, als vitralls, a la marqueteria dels mobles i en terra.
Si bé a l’Estat espanyol el modernisme es decantà per la natura, l’ús d’al·legories sembla provenir de l’art nouveau francès, i això no resulta estrany en un immoble construït en una localitat com Sóller, amb tantes relacions amb França. Però Can Prunera és molt més que la seva acolorida decoració. És tot un conjunt que arranca de l’edifici en si i que viatja per tots els elements ornamentals exteriors i interiores. Tots aquests elements es restauren ara per tornar-los l’esplendor original. D’aquesta manera, el públic podrà comprendre in situ com es plantejava un habitatge modernista.

Entre les restes de l’Almudaina de Gumâra

dBalears.cat 24-3-2009
Aquesta setmana comencen les excavacions arqueològiques a les torres del Temple, que duraran devers dos mesos. Ahir, els tècnics d’Elements, empresa encarregada del projecte, iniciaren les tasques a l’edifici
Francesca Marí . Sota l’aparença d’habitatges, les restes d’una part de l’almudaina de Gumâra romanen impassibles a l’espera del seu "redescobriment". Aquesta serà una de les tasques dels arqueòlegs d’Elements, Llorenç Vila i Noemi Prats, que a partir d’aquesta setmana i durant dos mesos treballaran en l’excavació de l’edifici. Les torres del Temple conformen una de les poques restes del període medieval islàmic de Ciutat, i ara són objecte d’un acurat projecte de reforma. Aquest pretén convertir l’edifici en un centre d’interpretació del que era la murada medieval islàmica i cristiana. Així ho assegurava ahir el director general de Patrimoni de l’Ajuntament, Ferran Tarongí, que visità les dependències del Temple acompanyat pels dos arqueòlegs d’Elements, que hi començaren les primeres tasques.

Aquesta setmana, Vila i Prats hi posaran en marxa la darrera fase de prospeccions arqueològiques abans d’iniciar-ne la restauració. La tasca d’ambdós arqueòlegs se centrarà en el repicat complet de l’interior de l’edifici (una feina iniciada per Francisca Torres anys abans), a més d’excavar el subsòl de les dues torres. L’objectiu és clar: "Analitzar les relacions físiques que hi ha entre els diferents elements estructurals de l’immoble", explica Llorenç Vila. I és que han estat moltes les modificacions que ha patit la fortificació d’ençà del segle XI fins avui. Tot i això, encara s’hi conserven les estructures de les dues torres i la porta principal, com també diferents restes de la murada, declarada BIC des de 2005.

La intervenció arqueològica s’iniciarà amb el repicat del parament intern, començant des de la tercera planta fins a baix i amb l’objectiu principal de conèixer tots els elements estructurals de la construcció i veure com canvià amb el pas del temps. "Les restitucions tridimensionals determinaran les diferents fases al llarg de la seva història", afegí Vila. Les tècniques que empraran els arqueòlegs per aconseguir aquesta precisió es basen en la fotogrametria, que determina la dimensió i la posició dels murs, i en l’arqueometria, "que fonamentalment és un programa analític que estudia el material de les diferents ceràmiques extretes i en determina la provinença", comenten els arqueòlegs.

Aquesta tècnica fisicoquímica serà utilitzada per a l’excavació del subsòl d’ambdues torres, sota les quals, a més d’estudiar l’estructura de l’edifici, es podria localitzar l’antic fossar de la murada. Les torres, de gairebé 95 metres per banda, conseven a la primera i a la segona plantes tres arcades ben determinades, a més del passadís de ronda. Ara bé, caldrà esperar fins a la fase de la restauració per conèixer millor com quedaran aquests elements a la vista del públic. I com "l’arquitectura del segle XX" desapareix definitivament de l’immoble i recupera la seva fisonomia templera. Per fer-ho possible, caldrà també més d’un milió d’euros de pressupost.

23 de març 2009

El Terreno, una història particular

Fins a 24 edificis catalogats, alguns amb més bon estat que d’altres, recorden en aquest barri un passat modernista en què convivien les elits intel·lectuals de tot el món, els estiuejants rics vinguts de Palma i les classes més humils

Núria Martí El Terreno ha deixat de ser aquell espai en què, com deia Villalonga, "es belluga un món colonial, compost de pintors, turistes i senyores que fumen, de gents estranyes que es banyen a l’hivern i que viuen d’esquena a la religió". Ara ja no ho és, però un passeig per aquests carrers costeruts de Ciutat deixa entreveure alguns esculls d’aquella zona que, durant una època, visqué d’esquena al barri antic i que, a poc a poc, la mà humana ha anat desdibuixant al llarg dels darrers 70 anys. Al catàleg de protecció d’edificis del Pla General d’Ordenació Urbana de Palma hi ha fins a 24 edificis catalogats per Cort. Tanmateix, és una protecció que no n’assegura la pervivència, ja que, si bé es prohibeixen modificacions en la seva façana i interiors, ningú no queda exempt d’un abandonament o d’un edifici contigu capaç de trencar qualsevol encanteri.
El mateix catàleg de l’Ajuntament arriba a definir el barri de la següent manera: "Zona especialment afectada per la degradació urbanística, que ha donat lloc a una sèrie de construccions, apartaments i pisos de mala qualitat. S’hi ha d’afegir la pèssima i excessiva retolació dels comerços que s’hi emplacen, a més de la brutícia que provoca l’intens trànsit del carrer Joan Miró". Devers el 90 per cent d’aquests edificis catalogats estan actualment en mans privades. Acaronat per la mar en la seva part baixa i per les muntanyes del castell de Bellver en la part alta, la gent benestant de Palma aviat es fixà en el Terreno com a espai d’estiueig que també captava l’atenció de turistes, artistes i literats. Segons l’historiador Gaspar Valero, "quan al 1830 els francesos conquisten Algèria s’acaben els pirates, i la gent, molt a poc a poc, va perdent la por d’edificar i d’anar a viure a la vorera de la mar.
Cap a final del segle XIX, el Terreno ja ha esdevingut un barri residencial. La burgesia de Palma s’hi feia cases seguint els criteris de moda, ja sigui l’academicisme, el modernisme (que arribà a Mallorca el 1901 amb el Gran Hotel), el regionalisme i, fins i tot, l’art déco". Era un estiueig, doncs, de classe benestant. "A Palma, els rics anaven al Terreno, els pobres, o no tan rics, estiuejaven al Molinar, on les construccions de principi de segle XX tenen unes línies molt més simples". Hi trobam bells exemples ben conservats, com Can Quetgles, al carrer de Santa Rita 13, d’estil modernista i dissenyat per a Francesc Roca, i la Casa Terrassa, al carrer Dos de Maig, que ha recuperar l’esplendor que tenia quan pels jardins passajaven personatges tan il·lustres com Robert Graves i Ava Gardner, i el xalet de Pedro Giménez, que llueix el seu art déco (dels pocs exemples que hi ha a Mallorca) enmig dels fums i neons del carrer de Joan Miró.
Can Set Pessetes, al carrer de la Salut, l’hostal Coronas i la Casa d’Àngel Moreno són altres dosis del Terreno de fa un temps en bon estat de conservació, encara que no tots els edificis catalogats han tingut la mateixa sort. Un dels exemples més clars del modernisme al Terreno el trobam amb Can Schembri, al carrer d’Infanta número 15, atribuïda a l’arquitecte Gaspar Bennàssar el 1906 i que actualment acull el Col·legi Suec de Mallorca. Qui coneix bé els racons d’aquesta casa és Lluïsa Schembri, descendent dels creadors i que tants d’estius hi passà amb la família. Lluïsa Schembri, que ha residit la major part de la seva vida a França, no pot evitar un cert afligiment cada pic que pensa en l’evolució que ha anat tenint la casa i el seu entorn. "Com pot ser que devora la casa hi hagi un edifici de pisos més alt que la torre de vigilància de Can Schembri?", es pregunta entre tants dels altres disbrats urbanístics que s’han fet al Terreno.
"De cop i volta, als anys 60, començaren a aparèixer paradetes per tot. Mai no hi ha hagut un pla urbanístic per al Terreno", recorda Schembri, ara jubilada i establerta definitivament a Cala Major. Fins i tot la casa dels seus avantpassats, a principi dels anys 90, fou convertida en un club nocturn. "Quan ho vaig veure, em van caure les llàgrimes", diu. Els Schembri tenien dues cases al carrer d’Infanta. Can Schembri vell (al número 19) fou comprada per una senyora que, per sort, "tenia molta sensibilitat i va restaurar la casa tal com havia esatat antigament", recorda la dona. No ha passat el mateix amb Can Schembri, propietat d’un cosí de Lluïsa i que en els darrers anys ha sofert diferents intervencions que, si bé a l’exterior mostren un bon estat, no es pot dir el mateix de la conservació interior de l’habitatge.
La força dels veïns
Qui també han fet molta feina per a la preservació del Terreno són Glòria Forteza i Manolo Ribas, dos veïns del barri que, amb altres persones, s’han dedicat, des de l’any 2000, a recopilar fotografies i testimonis orals del barri que fou el Terreno. "Vam fer una pàgina web i també alguns projeccions de diapositives que van entusiasmar la gent del barri", comenten. "Enguany ens agradaria molt reemprendre-ho. Tenim més de material i sabem que interessa la gent". L’objectiu és ara tornar a enfilar l’agulla d’aquesta activitat, conscients que els testimonis de tot aquell glamur estan desapareixent. Amb tot el que han recopilat, però, s’han pogut fer una viva imatge del que fou aquella nova zona de Palma a principi del segle XX. "El barri d’abans de la guerra devia ser espectacular.
No crec que hi hagués cap zona igual a Ciutat", diuen. Això no obstant, és una imatge que el 2009 encara arrossega conseqüències. "Sempre s’ha dit que el Terreno era un barri elitista i potser per això encara ara és un dels barris que té manco inversions. Però això no és cert. No era un barri elitista. Aquí hi va arribar a conviure tota classe de persones sense ser cap tipus d’apartheid. Al matiex barri convivien terreners, intel·lectuals de Nova York i pagesos vinguts d’Andratx", afegeix Ribera.
El final
Però, si bé l’esplendor del Terreno té la seva data d’inici amb el segle XX, també té una data de caducitat molt clara amb l’arribada de la Guerra Civil. Gaspar Valero enumera dues fases de decadència. "El cosmopolitisme s’acaba el 36. Quan després de la guerra, l’economia es recupera, ja no hi ve un turista elitista, sinó que comença el turisme de masses. En aquella època, les pales constructores del mal gust no van atacar molt el Terreno, sinó que ho van fer a zones més verges com Calvià i l’Arenal. La segona generació de turisme massiu, amb la construcció, al final del 50, del passeig marítim sí que fou realment fulminant per a la història del Terreno", sentencia l’historiador.

Membres d'ARCA visiten Can Schembri
El Patronat Municipal d’Habitatge modifica el proyecto de demolición y conserva más elementos
LAURA MOYÀEl proyecto de demolición de la fábrica de Can Ribes, provocado por las obras de la calle Brotad, mantendrá más elementos de los previstos en el proyecto inicial. La semana pasada, la Ponència Tècnica de Patrimoni dio el visto bueno a la segunda propuesta del Patronat Municipal d’Habitatge, tras un primer intento fallido tras considerar los técnicos que se destruían demasiados elementos. Ahora, Cort ha aumentado el número de elementos arquitectónicos protegidos, incluyendo la preservación de la antigua nave de vapor y las calderas para convertirlas en un espacio museístico que explique la historia de Can Ribes.
Una de las nuevas actuaciones consistirá en preservar parte de la nave de acabados, donde se conservará el pavimento original y algunas de las estructuras originales. La construcción permitirá abordar la utilidad de este espacio cubierto como cierre de la plaza. El proyecto también propone mantener la fachada de la nave de hilatura. El resto se demolerá porque no se encuentra en un estado de conservación óptimo y, también, porque no supone una mejora en el lenguaje unitario y de conjunto que quiere aplicarse a la propuesta.
Nuevos elementos
La iniciativa más novedosa será la preservación de forma íntegra de la nave del vapor y de las calderas. El objetivo es recuperar todo el edificio, tanto en superficie como en el subsuelo, y convertirlo en un espacio museístico. Durante los trabajos realizados antes de iniciar las obras, se han encontrado nuevos elementos que el Patronat Municipal d’Habitatge ha decidido incluir en el diseño. De entrada, se ha localizado la ubicación de la galería de servicios inferiores donde todos los edificios productivos del sector sur de Can Ribes estaban conectados por un único sistema de transmisión. Las naves tiene unos 40 metros de longitud y bóvedas de marés. Otro de los hallazgos ha sido la galería de humos que, procedente de la nave del vapor y las calderas, llega hasta la chimenea de la fábrica de Can Ribes. Está ejecutada en ladrillos macizos refractarios para soportar mejor las temperaturas del humo. Las dos galerías se cruzan. La propuesta formará parte del espacio museístico que servirá para interpretar y dar a conocer la historia industrial de la fábrica, situada en La Soledat. Tras la ponencia técnica, queda contar con la aprobación de la Comissió Insular d’Urbanisme i Patrimoni del 27 de marzo.

La conselleria de Cultura apuesta por Son Tous como sede temporal del Arxiu del Regne

diriodemallorca.es 22-3-2009
Los documentos más valiosos irían a parar a un almacén impermeabilizado y ´bunkerizado´ donde guardaban pólvora
M. ELENA VALLÉS. PALMA. La destrucción de dos artesonados mudéjares hace un par de años -justo en enero de 2007- en el incendio que arrasó la nave de la conselleria de Cultura en Son Fuster está presente en la mente de muchos ciudadanos. Cuando se habla de trasladar patrimonio a espacios que fueron construidos para otros fines, se deben seguir toda una serie de protocolos de seguridad y mantenimiento estrictos que precisan de una preparación programada con tiempo.
La conselleria de Cultura se halla inmersa en este proceso con el fin de trasladar los documentos más valiosos del Arxiu del Regne "en las mejores condiciones" y para que "la nave que los albergue sea la más adecuada", señaló el director general de Cultura, Pere Joan Martorell. Entre las posibilidades de sede y depósito temporal del Arxiu, mientras esté siendo reformado, se barajan dos almacenes: por un lado, Son Toells, y por otro, el mejor candidato: una nave que se encuentra en las dependencias del cuartel Son Tous (carretera vieja de Sineu, kilómetro 1,8) que se utilizaba para guardar material peligroso y delicado como la pólvora. Los tratos con el ministerio de Defensa para poder utilizar este espacio están activos; sin embargo, el Govern todavía no tiene una respuesta cerrada, pues se está debatiendo la modalidad contractual para ocupar el espacio. "Estamos viendo si se lleva a cabo una firma de convenio entre administraciones o si se alquila directamente", puntualiza Martorell.
El director del Arxiu, Ricard Urgell, aportó datos más técnicos sobre las posibilidades que ofrece este almacén: "Al ser una nave que ya albergaba pólvora, está bunkerizada e impermeabilizada. Las paredes son gruesas, por lo que la temperatura en su interior es constante, no hay altibajos que puedan malograr el papel de los documentos". La temperatura ideal para la conservación de los legajos oscila entre los 20 y los 22 grados centígrados. La humedad del espacio, explica Urgell, no debe superar el 65%. "Si en algún momento, los sistemas de medición indican que se ha superado esta cifra, se colocarán deshumidificadores", indica.
Tanto el director general como el director del Arxiu indicaron que las intervenciones en la nave consistirían en instalar sistemas contra incendios, sistemas de seguridad (alarmas, "y vigilancia física durante las 24 horas", especificó Martorell) y en colocar las estanterías para los documentos".
El traslado de 10.500 metros lineales de papeles de la Casa de Cultura a Son Tous, si finalmente se cierra el acuerdo con el ministerio de Defensa, se llevaría a cabo entre mes y medio y dos meses. El transporte se debería adjudicar a una empresa especialista mediante concurso público. Urgell declaró que como referente de traslado "tenemos el de la biblioteca pública de Can Salas".
La mudanza deberá realizarse en contenedores que ofrezcan las prestaciones adecuadas para que los documentos no se estropeen. En este caso, dice Urgell, los legajos serán introducidos en cajas de cartón de ph neutro.
En los lugares de partida y llegada de los papeles habrá un equipo que supervisará su embalaje y desembalaje, así como la colocación de los mismos en las respectivas estanterías.
Urgell aporta más datos al respecto y apunta que Son Tous no sólo sería un depósito al uso, sino que funcionaría como el Arxiu: "Allí se trasladaría el aparato administrativo, facultativos, el departamento de restauración y digitalización y también la dirección del centro, que estaría entre Son Tous y el Centro de Historia y Cultura Militar de la Comandancia General de Balears", situado en el convento de Santa Margalida, en la calle Sant Miquel de Palma. A este espacio del centro de Palma migrarán los protocolos materiales, que son los documentos más consultados. "Se trata sobre todo de textos notariales como testamentos, alquileres o escrituras", aclara Urgell. Habrá una sala de consulta y el personal lo formarán un subalterno, algún administrativo y otro facultativo.
Si finalmente se llegara a un acuerdo con el ministerio de Defensa y la sede provisional se instalara en Son Tous, "un lugar accesible para los investigadores", "los que se acerquen hasta allí tendrán facilidades para aparcar y una sala para sus consultas", prosigue.
En estos momentos y aprovechando la futura salida de los documentos del Arxiu, Martorell informó de que se están actualizando los fondos documentales y se continúa con la digitalización de los documentos que probablemente reposarían durante más de un año en Son Tous.

22 de març 2009

Son Mosson Nou

diariodemallorca.es 22-3-2009


BARTOMEU BESTARD (*) Estas últimas semanas los medios de comunicación han publicado la intención de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), de demoler las casas prediales de Son Mosson Nou, las cuales están situadas en la parte periférica meridional del solar del aeropuerto. Se sitúan cerca del mar, en la retaguardia des Carnatge y al estar ubicadas en un altozano son visibles desde la autovía de Llevant.
El topónimo de Son Mosson está documentado en el siglo XVIII y aparece marcado como finca de la zona en el famoso mapa del cardenal Antonio Despuig. Por aquel entonces confrontaba con las fincas de Son Moix, Son Banya y sa Torre Redona. La antigüedad del topónimo explica porqué resulta familiar a muchos ciudadanos, sobre todo del Coll d´en Rebassa y de Can Pastilla. A principios del siglo XIX la finca se debió segregar, pues en el apeo de 1818 aparece el nombre de Son Mosson Nou, cuyo propietario era Mariano Fuster. En esa época la finca ya poseía las casas que hoy podemos contemplar -a excepción de una torre con tejado a cuatro vertientes que fue demolida en 1980-, además tenía cuatro cuarteradas de campo y sesenta de prado y monte. Como se ve, la finca tenía una extensión nada desdeñable, sus tierras iban desde el Camino de Son Fangos hasta el mar. Por la parte de levante limitaba con Son Oms y sa Torre Redona y por la parte de poniente con Son Manuel y Son Mosson Vell. Estas últimas eran las casas originarias de Son Mosson que habían pasado a denominarse Son Mosson Vell, las cuales fueron demolidas durante la segunda mitad del siglo XX. Roberto Fernández cuenta que en 1921 se inauguró el tranvía del Arenal, cuya primera parada, después de pasar es Coll d´en Rebassa, era precisamente la de Son Mosson, lo que popularizó aún más el topónimo.
En cuanto a las casas de Son Mosson Nou, cabe decir que están construidas siguiendo los cánones de la arquitectura tradicional de la isla. Es decir, consta de un cuerpo principal de planta rectangular y que presenta tres niveles: planta baja, principal y porches. La cubierta a dos aguas. En el costado sur de la casa hay adosados otros volúmenes con cubierta plana que sirven de terrazas con balaustradas que dan servicio a las plantas superiores del edifico principal.
Pedro Galiana, conocedor y estudioso de la historia del Coll d´en Rebassa y sus alrededores, cuenta detalladamente cómo era el paisaje y la vida en Son Mosson Nou. Antes, en la época preturística, justo pasada la propiedad conocida como sa Tanca de Can Pocarroba, había la pared medianera con las tierras de Son Mosson Nou. En aquel entonces la carretera era un camino de carro, al lado del cual pasó el tranvía hasta 1948. Este camino separaba la finca en dos: por un lado las casas prediales y los terrenos dedicados al cultivo; y por otro, la parte del mar, dedicado a canteras de piedra arenisca. La finca tenía un almendral de tierra arenosa, dónde se cultivaba trigo, cebada, avena, verduras y sobretodo moniatos los cuales tenían fama de ser los más buenos de la comarca. También poseía un vedado de caza. La explotación de canteras de piedra y grava arenisca tuvieron su auge entre los años veinte y cincuenta del siglo XX. Para la construcción de las casas de Son Mosson Nou se había utilizado la piedra arenisca de la propia finca, seguramente de la cantera que hay excavada en los propios pies de altozano donde se encuentra la casa. A un adolescente de hoy quizás le sea difícil imaginar cómo fue la vida cotidiana en estos parajes: vida payesa, veraneos tranquilos de sus propietarios oreados por el viento del mar, trencadors de marès -su mayoría vecinos del Coll- en las canteras, transportistas haciendo viajes de carretadas de grava? Luego ya sabemos lo que vino: la industria turística, el aeropuerto, la autovía de Llevant, la destrucción de Son Mosson Vell? Si uno sube a las casas de Son Mosson Nou pensando en los años previos al turismo de masas, en cómo era el entorno natural y la vida que allí se llevaba, y al llegar arriba atiende al paisaje que le rodea, observa que la finca está literalmente sitiada por infraestructuras modernas: al sur, muy pegada, la autovía llena de coches que van y vienen, tan cercana está que parte del altozano donde se encuentran las casas fue recortado. Siguiendo la mirada hacia el mar una especie de polígono industrial se levanta. Al otro lado, al noreste, el aeropuerto? Unos pocos pinos en la zona des Carnatge y las casas de Son Mosson Nou son los únicos testimonios que quedan de aquel mundo que ya sólo conocemos por las fotografías o los testimonios de los más mayores. La verdad es que desde allí arriba uno se hace muchas preguntas importantes y le surgen dudas de muchos aspectos de nuestra vida y entorno, pero también aparecen convicciones. Una muy clara es que las casas prediales de Son Mosson Nou deben permanecer allí, resistiendo los embates del hombre del siglo XXI. Parece ser que la decisión de mantener en pie o no Son Mosson Nou no pasa por ser una cuestión técnica, de hecho esta construcción no goza de una protección especial. Parece, más bien, que el tema pasa por ser una cuestión de voluntad y sensibilidad.

ARCA demana una treva a Aena per intentar salvar SON MOSSON

El Consell presenta a las entidades el proyecto de la Serra como patrimonio de la humanidad

diariodemallorca.es 22-3-2009

J. F. S. INCA. El Consell de Mallorca ha iniciado una ronda de conversaciones con asociaciones y entidades cívicas de diferentes municipios de la isla para presentar el proyecto de declaración de la Serra de Tramuntana como patrimonio de la humanidad. A finales del pasado mes de octubre, la cordillera mallorquina se quedó a las puertas de ser designada como candidata española ante la Unesco para optar a la declaración patrimonial en un acto celebrado en La Rioja.
Sin embargo, la buena impresión que causó el proyecto mallorquín en el Consejo del Patrimonio Histórico lleva a pensar a las autoridades del Consell que la Serra de Tramuntana tiene muchas posibilidades de ser elegida en la próxima reunión del consejo.
Por este motivo, el departamento de Territorio del Consell, presidido por la socialista Maria Lluïsa Dubon, se ha marcado como objetivo dar a conocer el proyecto en los distintos municipios de Mallorca.
En los últimos días, Dubon se ha desplazado hasta las localidades de Esporles y Puigpunyent, donde ha destacado la importancia de que la Serra de Tramuntana pueda ser declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco porque "aseguraría la preservación de los valores patrimoniales y otorgaría un reconocimiento internacional que servirá para el desarrollo territorial sostenible y para la utilización científica y pedagógica". La consellera destaca que la declaración permitiría potenciar un turismo de calidad.
La propuesta del Consell para que la Serra forme parte de la lista de la Unesco pasa por la inscripción de la Tramuntana como paisaje cultural, generado a partir de la "equilibrada combinación de los elementos patrimoniales de tipo cultural con los naturales".

‘La catedral de la llum’... Ara sí!

dBalears.cat 22-3-2009
Una fotografia de 1933 revela que a rosassa de la Seu tenia més vidres que en l’actualitat. La reforma duita a terme fins ara continua en marxa, però es modifica el projecte bàsic de restauració per recuperar l’aspecte que tenia abans de la Guerra Civil
Laura Acedo . És innegable que un dels elements més significatius de l’Illa és la Seu i, d’aquesta, la seva gran rosassa, molt més lluminosa del que des de fa dècades pensam.
Fou fruit de "diferents casualitats" i d’una imatge de la rosassa de 1933 publicada en un catàleg quan, des del departament de Patrimoni del Consell de Mallorca, s’adonaren "que les restauracions posteriors a 1936 canviaren sensiblement la fesomia de la rosassa original", assegurà el director insular de Patrimoni, Biel Cerdà.
Amb l’aparició de la imatge de la Seu de l’any 1933 i amb els treballs dels restauradors, que feren sortir a la llum restes de vidres tapats amb morter en anteriors processos de restauració, els arquitectes de la Seu, constatant que a les darreres intervencions s’havien ocultat uns vidres que formen part de la composició original, presentaren el mes de febrer passat una modificació durant l’execució del projecte bàsic de restauració de la cara est de la Catedral de Mallorca. A més, a mesura que s’ha avançat en el projecte, els arquitectes han constatat que la tècnica d’inserció dels vidres, contràriament a la fixació mitjançant espàrrecs de bronze ancorats a l’obra emprada en les darreres reparacions, consisteix en la tradicional de l’emplomat. Aquesta tècnica serà la que s’emprarà ara per fixar els vitralls.
Fou suposadament per una qüestió tècnica o de costos que els darrers restauradors de la rosassa, després de 1936, posaren morter damunt els elements espenyats de vidre que unien les formes de fulla i les rodones, i que formaven part dels motius de la vidriera. Aquests vidres en forma de Y i de creu eren de color vermell i groc, respectivament. Cal tenir en compte que la rosassa, també coneguda com ‘L’ull del gòtic’, és considerada un dels més grans d’aquest estil. Si observam les traceries gòtiques d’altres catedrals i de la rosassa posterior de la mateixa Seu, queda palès com es repeteixen les formes lobulars i sempre tenen el nucli envidriat.
Són les 7 rosasses de la Seu i els 83 finestrals de què disposa els que li han atorgat el qualificatiu de ‘La catedral de la llum’. Amb els treballs de restauració actuals, que han tret del rosetó més de 170 quilos de pols acumulada al llarg dels anys, i amb l’augment dels vitralls, el qualificatiu serà del tot merescut.
Segles d’història i reformes
El 1601, consagrada pel bisbe Vic i Manrique, la Seu es donà per acabada. La rosassa original, situada a trenta metres d’altura, data, però del segle XIV. Un terratrèmol, el 1851, féu malbé la façana principal de la Catedral, a la qual se’n superposà una de nova, rosassa inclosa. Els càstigs a la façana principal de l’edifici no acaben amb aquest moviment sísmic. L’any 1857 i el 1906, dues tempestes espatllaren els vitralls de la rosassa i el 1936, en el marc de la Guerra Civil, una bomba llançada a l’Almudaina n’afectà també els vidres, fet que desencadenarà la darrera intervenció de reparació, que donà forma a la rosassa que observam en l’actualitat.

21 de març 2009

“Defensarem el castell fins al final”

dBalears.cat 21-3-2009
Tot i la notícia del fet que l’Estat és el propietari del castell d’Alaró, la família Ordinas reivindica la propietat de la fortificació i assegura que prendran mesures legals en el cas que s’hi iniciïn les obres
M. Ramis Després de la notícia que l’Estat és el propietari del castell d’Alaró, la família Ordinas ha estat contundent a l’hora d’afirmar que "en defensarem la titularitat fins al final". Així, i una vegada més, els Ordinas reivindiquen que són els propietaris de la fortificació i ahir asseguraren que "prendrem mesures legals en el cas que s’hi iniciïn les obres, tal com ha indicat el Consell". En aquest sentit, el misser i representant de la família, Miquel Àngel Ordinas, avisà que "en darrera instància serà el Tribunal Suprem qui decideixi la propietat de l’antiga fortalesa".
Ordinas assenyalà que, quan hi comencin les tasques previstes, en primer lloc recorreran contra el permís municipal d’obra i en demanaran la suspensió cautelar. A més, assegurà que interposaran una querella criminal contra el batle d’Alaró i contra totes les persones que intervinguin en la concessió de la llicència per un delicte de prevaricació i que, finalment, sol·licitaran per la via judicial el reconeixement que el castell és de titularitat privada.
Documents
Així mateix, el representant familiar indicà que "encara que ens indigni haver de reivindicar una cosa nostra de manera sistemàtica, ens satisfà el fet que el Ministeri no hagi aportat cap document que contradigui les escriptures que nosaltres tenim, segons les quals Llorenç Ordinas n’és el propietari". Per la seva banda, però, la consellera insular de Cultura, Joana Lluïsa Mascaró, puntualitzà ahir que "en el cas de propietats de l’Estat, és el particular qui ha de proporcionar-ne documentació" i afegí que "el Consell no ha de demostrar res. Començarem les obres perquè disposam d’un document de Madrid que així ho autoritza".
Menstrestant, Miquel Àngel Ordinas recorda que fa 124 anys que el castell és un terreny privat i que surt així en la declaració de Monument Nacional, que data de 1931. En aquest sentit, explica que "al document esmentat hi consta que les ruïnes, les muralles i els aljubs són propietat d’Antoni Canals", "que ho vengué a Antoni Ordinas Català l’any 1935", aclarí.
Així, tot i la notícia de l’Estat, la família Ordinas sosté que són els únics propietaris del castell d’Alaró, amb l’excepció de l’oratori i de la casa de l’hostal, "tal com apareix al cadastre, en el qual s’estableix que, llevat de 400 metres quadrats, el titular del recinte és Llorenç Ordinas."
Finalment, el mateix representant lamenta que "aquesta notícia surti a llum quan falta un mes perquè es dugui a terme un judici per la propietat d’algunes edificacions de la fortificació" i ahir manifestava que "crec que es tracta d’una mesura per confondre i pressionar la jutgessa". Per la seva bandas, el president de la Fundació Mateu Marcús postil·là que "no tenen res a veure una cosa amb l’altra, ja que és a l’Estat a qui pertanyen les ruïnes."

20 de març 2009

El Estado reconoce la propiedad del Castell de Alaró y permite al Consell su rehabilitación

diariodemallorca.es 20-3-2009

La institución insular estudia pactar con el ministerio de Cultura una "metodología" que siente las bases para excavar en el castillo
El deterioro en el Castell de Alaró se percibe sobre todo en la torre de ses Ànimes y en su muralla.
LOURDES DURÁN. PALMA. El ministerio de Cultura ha reconocido, sin aportar pruebas, que el Castell de Alaró es propiedad del Estado. La resolución, con fecha del 16 de marzo, permite que el Consell de Mallorca inicie una serie de intervenciones en los accesos al recinto que garanticen la seguridad de aquellos visitantes de la fortificación. Se trata, concretamente, de la entrada a través de la Torre de ses Ànimes y de una actuación en un fragmento de la muralla del castillo. A falta de la licencia municipal, el Consell prevé iniciar las obras en menos de un mes.
"Desde el Consell, esta resolución nos da una doble alegría porque al reconocer que el Castell de Alaró es del Estado, se permite que actuemos conforme al proyecto que ya presentamos al ministerio", indicó la vicepresidenta de la institución y consellera de Cultura, Joana Lluïsa Mascaró.
Acompañada por su director general, Biel Cerdà y por el presidente de la Fundació Castell d´Alaró, Mateu Marcús, Mascaró adelantó su intención de reunirse con el ministro de Cultura a fin de "trazar las líneas de actuación futuras y, sobre todo, de aplicar una metodología de estudio a los castillos de Mallorca".
La consellera se refería a las excavaciones que pudieran llevarse a cabo en un recinto con "un subsuelo rico" puesto que la cronología lo sitúa en un periodo anterior a la Mallorca musulmana. Descartó, tal y como había declarado el pasado año, pedir una revisión global del Pla de Castells porque entiende que "era más eficaz ir caso por caso, sobre todo si tenemos en cuenta la urgencia que reclaman los castillos de Alaró y de Santueri en Felanitx". De este modo, añadió, "se garantizará la seguridad física y jurídica de los visitantes".
En un plazo de veinte días, recordaron ayer, el Consell firmará un convenio de colaboración con los propietarios del Castell de Santueri que dará luz verde en un futuro a su apertura pública, tal y como publicó este diario esta semana.
Las intervenciones puntuales no reclaman una elevada inversión de ahí que se haya incluido en el presupuesto ordinario del Consell. Asimismo, será una brigada de la propia institución la que lleve a cabo estas obras que, según confirmó Mateu Marcús, de la Fundació Castell d´Alaró, "serán las primeras que se lleven a cabo en elementos patrimoniales del recinto".
La resolución del ministerio, firmada por Luis Lafuente, subdirector general de protección del Patrimonio Histórico, añade una observación al Consell referente al control arqueológico que deberán tener las intervenciones: "Las obras precisarán de la supervisión del técnico arqueólogo cuyas líneas de actuación ya se habrán incluido en el correspondiente proyecto de supervisión y/o intervención arqueológica". Advierte que "en el desglose presupuestario no hay ninguna partida específica para la realización de este control, ya que sólo hay una partida genérica de mano de obra".
Mascaró descartó reclamar al Estado la propiedad del Castell porque "no es un tema prioritario".

El Castell d’Alaró és públic

dBalears.cat 20-3-2009
El Ministeri de Cultura dóna permís al Consell perquè realitzi “intervencions puntuals” a la fortificació per tal de prevenir-ne la degradació. Amb aquesta resolució, Madrid dóna per fet que l’Estat és el titular de l’emblemàtic castell d’en Cabrit i en Bassa
Francesca Marí . L’Estat és el titular del Castell d’Alaró. El Ministeri de Cultura ha remès una resolució al Consell per la qual els autoritza a "realitzar intervencions puntuals" a la fortificació. En aquesta carta, datada del 17 de març, Madrid dóna per fet que "el Castell d’Alaró, Bé d’Interès Cultural, és de titularitat estatal", sense donar-ne més explicacions. La resolució de Madrid arriba tres mesos després que el Consell enviàs al Ministeri un pla d’actuació per realitzar-hi una intervenció d’urgència i en espera que l’Estat en confirmàs la titularitat pública. Ambdues respostes han estat resoltes a través d’aquesta resolució remesa pel subdirector general de Protecció del Patrimoni Històric, Luis Lafuente.
Així doncs, el Consell ara posarà en marxa un pla d’urgència que es focalitzarà en dos punts concrets: la torre de les Ànimes i una part de la murada. D’aquesta manera ho anuncià ahir la consellera insular de Cultura, Joana Lluïsa Mascaró, acompanyada del director insular de Patrimoni, Gabriel Cerdà. Ambdós es mostraren molt satisfets amb la notícia i remarcaren que "Madrid ens autoritza en qualitat de propietaris". La primera passa, segons anuncià Mascaró, serà la de "demanar la llicència pertinent a l’Ajuntament d’Alaró" per tal d’iniciar les tasques tan aviat com sigui possible. Aquests treballs, de consolidació, seran realitzats per la brigada de Patrimoni i s’allargaran durant vuit setmanes.
Paral·lement, "sol·licitarem una reunió amb Madrid per establir un marc de treball amb el Ministeri per restaurar el Castell i iniciar una línia metodològica específica", explicà la consellera. Aquesta se centrarà en un projecte arqueològic i també de difusió de l’entorn. "El primer, però, és garantir la seguretat física dels visitants", emfatizà Mascaró per referir-se a l’estat de degradació actual de l’emblemàtica fortificació. Per la seva banda, el president de la Fundació Castell d’Alaró, Mateu Marcús, es mostrà molt content amb la resolució i anuncià que "ara s’obre una nova etapa". Marcús insistí que aquesta imminent intervenció "serà la primera que es dugui a terme al Castell". "Ja era hora!", sentencià.
Cal recordar que el mes de juliol passat el Consell donà a conèixer uns documents del Ministeri d’Hisenda que assenyalaven l’Estat com a propietari de la construcció "en virtut de les Lleis de desamortització" i amb data de 1885. Això és desprèn d’una acta enviada el desembre de 1969 des de l’Ajuntament d’Alaró al delegat d’Hisenda de Balears i en la qual s’escriu: "Les runes del Castell d’Alaró estan en el predi del Verger, propietat d’Antoni Ordinas (...) En el recinte de paradors runosos hi ha un oratori i una hostatgeria propietat de la Cúria de Mallorca. El castell fou declarat Monument Nacional el 3 de juny de 1931 i en aquest Ajuntament no consta cap títol de propietat de l’esmentat castell, per la qual cosa se suposa que ha de pertànyer a l’Estat".
A això s’hi ha d’afegir que el 1969 Hisenda volgué subhastar la fortificació, però el llavors anomenat Ministeri d’Educació i Ciència reclamà que "se’n suspengués la subhasta" i "s’afectàs l’immoble a aquest departament", un acte que es dugué a terme el 18 de novembre del mateix any. Els fins ara coneguts com a propietaris del castell, la família de Llorenç Ordinas, no volgueren fer declaracions ahir respecte d’aquest canvi de titularitat i al·legaren que esperen conèixer millor la notícia avui per la premsa. Ara és la família Ordinas la que "haurà de demostrar-ne la propietat", sentencià Mascaró. De moment, el Consell emprendrà les tasques de consolidació amb la mirada fitada a iniciar-hi una actuació arqueològica més àmplia de manera conjunta entre la Fundació, el Consell i el Ministeri.
El 4 de maig queda un judici pendent
Tot i que l’Estat ja ha reconegut com a públic el Castell d’Alaró, encara queda pendent el judici que s’ha de fer a Inca el proper 4 de maig arran d’una demanda que va interposar la família de Llorenç Ordinas contra el Bisbat de Mallorca. Fa poc més d’un any que els Ordinas varen demandar el Bisbat, al qual reclamaven la propietat d’alguns espais que hi ha a la fortificació, com també la dels edificis de sa Taverneta, els estables i uns terrenys limítrofs amb aquestes construccions. I és que els que fins ara n’eren considerats els amos entenen que el Bisbat només és propietari de l’oratori i de l’antiga hostatgeria, no de les altres dependències.
Per part seva, tant l’Ajuntament d’Alaró com el Consell de Mallorca, en tant que integrant de la Fundació Castell d’Alaró, van decidir personar-se en la causa. De fet, les obres que actualment s’hi duen a terme estan cofinançades pel Consell i per l’Ajuntament. En aquest sentit, cal recordar que els advocats de les tres institucions entenen que els terrenys que reclamen per a l’Església són d’ús públic i que estan perfectament delimitats des de temps immemorials. Així, el 13 de febrer passat, la titular del jutjat número 6 d’Inca, Catalina Martorell, va efectuar un reconeixement judicial de poc més de dues hores al Castell. Ara com ara, les obres d’algunes d’aquestes dependències han finalitzat i, segons el president de la Fundació, estan a punt d’acabar les de l’hostatgeria.

19 de març 2009

El Consell y el Obispado crearán una comisión mixta para aumentar el criterio técnico y priorizar qué obras se realizan

diariodemallorca.es 19-3-2009
M. ELENA VALLÉS. PALMA. Han pasado diez años desde que se aprobó la Ley de Patrimonio Histórico de la comunidad y todavía sigue sin cumplirse el artículo cuarto que regula la colaboración del Consell con la Iglesia Católica.
Cumplir este punto de la legislación es una de las prioridades del director insular de Patrimonio, Biel Cerdà. El departamento que dirige y el Obispado están cerca de firmar el convenio que regula la creación de dicho comité, el cual tendría la función básica de incluir el criterio técnico que detenta la institución que gestiona el Patrimonio mallorquín sobre las decisiones que toma la Iglesia a la hora de proponer reformas. "Nuestros técnicos tendrán un peso específico y podrán priorizar algunas obras por su urgencia", indica el director insular de Patrimonio, Biel Cerdà. El comité mixto está previsto que lo formen, además de técnicos del Consell, representantes de la diócesis y del cabildo de la Seu. Cerdà explicó que otra de las finalidades de la constitución de esta comisión es la de "poder aumentar con el tiempo la partida anual fija de 68.000 euros que aportamos al Obispado". Aunque de momento, hasta que la recesión no haya aflojado, "no será posible", avisa el director insular.
Amén de que los técnicos puedan aplicar su criterio sobre las propuestas de reforma presentadas por el Obispado, Cerdà señaló que este convenio servirá también para estrechar lazos entre ambas instituciones, acercar posturas y agilizar los trámites. El director insular puso el ejemplo de los Bienes de Interés Cultural (BIC´s) que son de la Iglesia. "Muchas veces, ésta se queja de que para hacer algún tipo de obra en un BIC deben pedir permiso, debe pasar por ponencia y comisión. Con esta comisión mixta, todos los procesos se agilizarían y todo se haría atendiendo a criterios técnicos desde el principio", señala Cerdà. Si el Consell se implica más en los proyectos de la diócesis, "podremos hacer también más fuerza para presentar sus BIC´s a la comisión del 1% cultural para conseguir financiación".
En estos momentos, el Consell está estudiando la propuesta que la diócesis le remitió hace varios días. Se trata de un texto que la diócesis ha rehecho, "y en realidad simplificado", basándose en la propuesta original que el Consell les remitió.

Manacor: Retoman las obras del futuro Museu Alcover tras la quiebra de la empresa adjudicataria

diariodemallorca.es 19-3-2009
Después del concurso de acreedores presentado por la anterior constructora, se prevé que en ocho meses el nuevo espacio quede listo

S. SANSÓ. MANACOR. Después de un año en blanco a la espera de que una nueva empresa constructora retomara el camino vetado por la suspensión de pagos de la anterior concesión, ayer se reemprendieron las obras de reforma del histórico casal de Can Socorrat, con miras a un espacio multifuncional que debe ser la sede del futuro Museu Alcover.
Con un presupuesto actualizado de 887.400 euros y un período de ejecución de 35 semanas, Construcciones Comas se pone al frente de un proyecto que se empezó a gestar durante el mes de julio de 2006, cuando tuvo lugar la firma de un convenio entre el ayuntamiento de Manacor y la conselleria de Educación y Cultura, a través del cual el Institut d´Estudis Baleàrics (IEB), concedía una serie de ayudas económicas para la reubicación de la Institució Pública Antoni Maria Alcover en pleno centro de Manacor.
La reestructuración del edificio plantea un espacio distribuido en dos alturas, con una planta noble y sótano. El espacio de entrada estará compuesto por un salón de actos y un patio exterior abierto al carrer del Rei, donde se tiene en mente organizar conciertos de pequeño formato, lecturas literarias y proyecciones cinematográficas. A modo de nuevo centro cultural que complete la oferta municipal, esta zona contará también con una cafetería que tendrá a su vez funciones de librería y biblioteca.
El primer piso dedicará sus estancias a una exposición permanente sobre la historia de cómo surtió efecto la gestación del diccionario Català-Valèncià-Balear, eje central de la vida y obra del religioso manacorí y de las letras catalanas. En la segunda planta se plantea otro proyecto museográfico, esta vez acerca de la evolución y el proceso de creación y recopilación de las rondalles "para comprobar su paralelismo con la tradición arraigada en otros autores y cuentos europeos contemporáneos, quizás más conocidos pero no de un mayor valor literario, dentro del marco de su riqueza y fantasía", señaló ilusionada la directora de la institución pública, Magdalena Gelabert.
Asimismo el sótano, un celler hasta ahora inutilizado, pretende ocupar un lugar preferente en el nuevo Can Socorrat. Para él, y tras un reforzamiento de la estructura interior, se prevé una vida de conferencias y actos de presentación con "infinitas posibilidades".

Atractivo turístico

El alcalde de Manacor, Antoni Pastor (PP), destacó la visión turística y cultural que cree que la infraestructura puede acarrear a nivel museístico y como altavoz de la figura de Alcover: "Para su difusión a nivel no sólo mallorquín o balear, sino también europeo", observó el primer edil conservador antes de refirmarse en "una propuesta ansiada desde hace años por este consistorio como es la de poder albergar la sede central del Institut d´Estudis Baleàrics, por la defensa y el trabajo que desde Manacor se ha venido efectuando por nuestra lengua".
Al acto también asistió en representación de la conselleria de Educació el director general de Cultura, Pere Joan Martorell, quien se congratuló por el empeño que la institución ha mantenido pese a los problemas con la concesión.
"Ahora estamos a la espera de nuevas líneas de subvención que nos ayuden a encauzar lo que será la segunda fase del proyecto diseñado en 2005", confirmó Gelabert, y que cerrará el círculo sobre la personalidad y vida del canonge de Santa Cirga.

18 de març 2009

Un convenio regulará las actuaciones de urgencia en Santueri

diariodemallorca.es 18-3-2009
El Consell y los propietarios del castillo firmarán en dos semanas un acuerdo que permitirá abrir el recinto, una vez restaurado
El castell de Santueri está en Felanitx. Foto: Lorenzo
LOURDES DURÁN. PALMA. Las reclamadas, por urgentes, reformas en el castell de Santueri podrán ser una realidad gracias al acuerdo alcanzado entre el Consell de Mallorca y los propietarios de la fortificación ubicada en el término municipal de Felanitx.
Biel Cerdà, director general de Patrimoni, señaló ayer su satisfacción y sin dar demasiados detalles -que se reservan para el día de la firma del convenio-, indicó que "estamos ante una buena noticia, ya que supone el desbloqueo de un tema paralizado durante años".
El acuerdo será firmado, con toda probabilidad, en un plazo de quince días. En él se dará luz verde a las intervenciones que "con carácter de urgencia" deberán llevarse a cabo, y de manera puntual, en la fortificación. La ponencia técnica de Patrimoni aprobó ayer la medida por unanimidad.
Las últimas noticias que vertía Santueri hablaban de una denuncia de expolios cometidos en el castillo. A tal efecto, el Consell decidió enviar una brigada a inspeccionar los daños denunciados y que siempre fueron desmentidos por los propietarios, la familia Vidal. En eset sentido se manifestó ayer Biel Cerdà, quien indicó que las denuncias "eran falsas".
Una vez aprobadas las intervenciones por la próxima comisión de Patrimoni, las obras podrían dar comienzo a lo largo de la inminente primavera.
Las acciones previstas preven actuar no sólo en la limpieza del vasto terreno en el que está emplazado el castillo sino en las ruinas del mismo y en su muralla. Se han producido derrumbes de material de la cinta que amuralla la fortificación.
Una vez subsanadas estas deficiencias, la voluntad del Consell y de los dueños de Santueri es volver a abrir el recinto a los visitantes. Cabe recordar que Santueri está a la espera de recibir ayudas estatales a través del Pla de Castells que, hasta la fecha, han sido rechazadas por Madrid. Joana Lluïsa Mascaró ya señaló cuando fueron a reclamar ayuda del Estado, en septiembre del 2008, que el Pla de Castells debería actualizarse porque su elaboración data de 1997. Santueri fue objeto de una supuesta expoliación, cargo del que fue declarado inocente el médico Spillman.

El Consell hará restauraciones en Santueri y protegerá el convento de las Caputxines

Última Hora Digital 18-3-2009
Las intervenciones en el castillo están destinadas a detener la degradación que padece
MARIANA DÍAZLa Ponencia de Patrimoni Històric del Consell dio luz verde ayer al proyecto de restauraciones puntuales en las ruinas del Castell de Santueri (Felanitx) y al expediente por el que se declarará Bien de Interés Cultural (BIC) el convento de las Caputxines de Palma, entre otros acuerdos.
Según un comunicado de la Conselleria Insular de Cultura, el proyecto de intervención en Santueri, datado a partir de 1316, «tiene como objetivo paliar las patologías más graves que afecten a los restos arqueológicos».
Además de esta acción, la institución insular firmará un convenio marco con la propiedad del castillo «para garantizar la colaboración entre ambas partes».
Las «intervenciones puntuales» que se llevarán a cabo en este Bien de Interés Cultural están destinadas al «mantenimiento y a la consolidación de las ruinas del castillo» y con «vistas a facilitar las visitas al público».
Las ruinas de este castillo roquero sufren una «degradación progresiva» que ahora se «quiere parar» con unas intervenciones «lo menos agresivas posibles» para las que se emplearán «materiales, técnicas y herramientas constructivas originales».
En cuanto al convento de las Caputxines, del XVII, del que hasta ahora gozaba de protección patrimonial su belén histórico, tendrá consideración de Bien de Interés Cultural en «su conjunto, tanto el edificio como todo su mobiliario». Así lo explicó Biel Cerdà, director insular de Patrimoni, quien destacó que es «un edificio conventual típico de la época», así como su «riqueza en bienes muebles» y «que conserva un huerto con carácter».
Por otra parte, entre otros acuerdos tomados en la reunión de la Ponencia Técnica se informó favorablemente sobre el arreglo de las cubiertas del Casal Solleric y la restauración parcial de la cubierta del convento de la Concepción de Palma.
En cuanto al rosetón de la Seu, sobre el que se presentaba una ampliación del proyecto de restauración, Bartomeu Bennassar, aparejador diocesano, comentó que «era de cajón que se aprobara porque durante la restauración del rosetón hemos encontrado nuevos datos y lo que se pretende es dejarlo como estaba originalmente».
El Ajuntament de Alcúdia había presentado proyectos de intervención en la Porta des Moll y en el Baluard de Santa Maria de la muralla que fueron «aprobadas con prescripciones». De la mesa se retiró un proyecto sobre la pasarela que debe unir las dos alas de Can Oleo (Palma), edificio de la UIB.

17 de març 2009

La reforma del Casal Balaguer empieza por la sustitución de su cubierta y por los accesos

diariodemallorca.es 17-3-2009
El equipo de arquitectos Duch-Pizà iniciará las obras a mediados de abril, con un presupuesto de 2 millones de euros. Mañana sale la adjudicación de la obra

LOURDES DURÁN. PALMA. Tras la pipa de la paz fumada al alimón entre el Ayuntamiento de Palma y el Círculo de Bellas Artes -escenificada en la firma en la que Cort condonó la deuda de la entidad cultural a cambio de su salida del Casal Balaguer, el pasado 16 de enero-, la reforma es un hecho. Mañana mismo será pública la adjudicación de la obra, a cargo del equipo de arquitectos Duch-Pizà según un proyecto aprobado siete años atrás.
Con financiación a cargo del Fons Estatal de Inversión Local, que fue aprobado en diciembre del pasado año, el edificio histórico será reformado desde arriba hacia abajo. La sustitución de la cubierta es del todo necesaria porque ponía en peligro a todo aquel viandante que circulara por la zona. A tal fin se destinará una partida de dos millones de euros.
El arquitecto Francesc Pizà confirma el inicio de obras a mediados de abril, fecha que ya se habían estipulado desde el consistorio. "El objetivo de esta obra completa es sustituir las cubiertas y los nuevos accesos para que éstos se adapten a los nuevos usos como centro cultural", incidió Pizà.
El proyecto empieza por "lo más urgente" que ya había sido determinado en 1991 cuando los arquitectos hicieron una propuesta para estudiar las patologías del edificio histórico. El Casal Balaguer es del siglo XVIII, aunque su origen se remonta al siglo XV, cuya parte aún se conserva y en cuyas catas salieron a la luz una serie de pinturas de la época.
Un año después de este estudio de enfermedades del inmueble, se llevaron a cabo las catas y ya en 1994 se moldeó el primer proyecto de sustitución de cubiertas que, como se ha comprobado, ha tenido que esperar casi diecinueve años. En 2002, los arquitectos entregaron el proyecto de rehabilitación completa del Balaguer, posteriormente ampliado tras la adquisición municipal de los bajos del edificio a un establecimiento de calzado. Es el proyecto integral de finales de 2002 el que ha debido aguardar que "una suma de circunstancias" despejara un problema largamente aplazado.
Pizà apunta que la reforma de la cubierta "es la acción previa que permite dar los siguientes pasos y definir sus usos. Esta reforma va a sanear el edificio".
Se calculan nueve meses de obras en las que a la sustitución de la cubierta con las tejas originales, o su restauración, se suma la construcción de los lucernarios en zinc. "La actuación de la cubierta responde a la necesidad de iluminar el edificio sin intervenir en su fachada", subraya Pizà. Es decir, "ser respetuosos con su imagen a ya la vez satisfacer sus necesidades".

Can Oleo, llest per primavera

dBalears.cat 17-3-2009
La Universitat confia poder inaugurar el remodelat casal l’octubre per l’inici del curs acadèmic. El projecte de reforma inclou una plataforma mòbil entre les dues ales de l’edifici a través del primer pis. Aquest projecte encara no està aprovat
Francesca Marí . El 7 de juny de 2006 començaren les obres al casal de Can Oleo per convertir-lo en seu institucional de la Universitat de les Illes Balears. En un primer moment, l’actuació s’havia d’acabar en poc més d’un any, però encara dura. Han passat dos anys i nou mesos d’aquell anhelat inici (cal recordar que feia sis anys que se’n parlava) i tot han estat contratemps: canvis en el projecte inicial, troballes importants però inesperades, manca de finançament per part del Govern balear i, en darrer terme, noves modificacions en la reforma. Un cúmul de situacions que, segons la vicerectora d’Infraestructures de la UIB, Raquel Herranz, estan a punt de resoldre’s. "Fa tres setmanes presentàrem el darrer projecte a l’Ajuntament de Palma per perfilar alguns trams de la intervenció que s’han canviat", assegurava. "Des de la Universitat preveim que les obres acabin la primavera d’enguany i puguem inaugurar l’edifici a l’octubre, amb l’inici del curs acadèmic".
Aquests "esculls" a què es refereix Herranz són la construcció d’una passarel·la de ferro mòbil entre les dues ales de l’immoble del carrer Almudaina. "En un primer moment, connectàrem les dues ales de l’edifici amb un passadís; però Can Oleo és un element protegit i s’hagué de tirar enrere el projecte perquè no es pot augmentar el volum de la casa", aclarí la vicerectora. L’alternativa que presenta ara la Universitat és "comunicar les dues ales del casal mitjançant una passarel·la mòbil a través del primer pis i a l’aire lliure", afegeix.
Aquesta nova proposta encara no ha passat per la Comissió de Patrimoni del Consell ni per la Comissió de Centre Històric. Ahir, fonts d’Urbanisme de Cort confirmaren a aquest diari que el projecte presentat per la UIB es descartà i que durant una reunió amb la Unitat tècnica de Centre Històric es plantejà la solució de la passarel·la mòbil. Ara bé, serà el Consell de Mallorca qui hi tingui la darrera paraula. Avui la Comissió Tècnica de Patrimoni només discutirà el pla inicial, ja descartat per Cort.

Un camí llarg i complicat
Pel que fa a l’estat de les tasques de rehabilitació, Raquel Herranz anuncià que la setmana passada s’acabaren les que es feien a la coberta, "ara sols queden les teules", i que "s’han preservat els elements patrimonials més importants de l’edifici del 1497", sobretot l’escala gòtica, única en el seu gènere a tot l’Estat. La Universitat de les Illes Balears (UIB) adquirí Can Oleo, també conegut com Can Vivot, l’any 1994, encara que les obres de rehabilitació i reforma no s’iniciaren fins dotze anys més tard, després d’haver estat tancat durant prop de vint anys i en un estat de conservació bastant deficient.
Amb la rehabilitació, Can Oleo suposarà la presència de la institució acadèmica al bell mig del centre de Ciutat. Val a dir que els usos i les funcions del casal d’ençà de l’inici de l’actuació també han variat força (només per la UIB, en aquest temps hi han passat tres rectors). Herranz confirmà que "Can Oleo tindrà una funció de representació institucional. A la primera planta hi haurà els despatxos de la rectora i dels vicerectors, a més d’una sala de juntes que també acollirà el Consell Social". D’altra banda, el segon pis contindrà diverses aules per a màsters i a la planta baixa "hi haurà el servei de comunicació i un punt d’informació dels alumnes, de relacions internacionals, el bar i la llibreria universitària", aclarí.
Amb una superfície de 2.068 metres quadrats, la rehabilitació de Can Oleo es preveu que costi 4,5 milions d’euros, abonats de manera íntegra pel Consorci pel Foment d’Infraestructures Universitàries del Govern, que ara fa dos anys feia perillar la iniciativa perquè no hi aportava fons. Pel que fa a això, la vicerectora reparteix les culpes: "El retard es deu a una suma de coses", mentre que des del Govern confirmaren ahir que el pressupost inicial fou "poc realista", ja que preveia només 2,28 milions, "sense tenir en compte aspectes com l’equipament". Ara estan tramitant una cessió de crèdit per sufragar la despesa.

15 de març 2009

Sagrera usó cientos de vasijas de Valencia y Catalunya en las bóvedas de la Seu y sa Llonja

Última Hora Digital 15-3-2009

El reciente hallazgo de 42 piezas en unas catas en el edificio civil se une al más de un centenar encontrado en la Seu


Las vasijas halladas en la bóveda de sa Llonja, fotografiadas sobre el suelo de la misma antes de regresar al lugar donde las colocó Sagrera.
MARIANA DÍAZ . El reciente hallazgo de 42 vasijas bajo el suelo de la cubierta de sa Llonja confirma que el arquitecto Guillem Sagrera utilizó, en el siglo XV, el mismo sistema constructivo para aligerar el peso de las bóvedas, tanto en este edificio de carácter civil como en su otra edificación estrella de Mallorca, la Catedral. Este descubrimiento se une ahora a otro ocurrido hace unos 30 años cuando, durante unas obras en la bóveda de la Sala Capitular del templo, se extrajeron 109 vasijas. En el primer caso, las piezas cerámicas se sacaron, documentaron y volvieron a su lugar de origen. En el segundo, se encuentran almacenadas sobre la propia bóveda. En ambos, Ultima Hora las muestra por primera vez al público en estas páginas.
Se da la circunstancia que, en ambos edificios, la historiadora del arte y arqueóloga Elvira González ha sido la encargada del estudio de estas piezas, procedentes de Valencia y Catalunya.
A finales de la pasada década de los setenta, la experta fue requerida por Guillermo Reynés Corbella, entonces arquitecto diocesano, para el análisis del más de un centenar de piezas que se habían descubierto sobre la bóveda de la Sala Capitular, investigación que se convirtió en su trabajo de tesis de licenciatura, pero que nunca llegó a publicarse.
Hace unos meses, Elvira González fue llamada por otro arquitecto, Pere Rabassa, quien dirige la rehabilitación de sa Llonja, como arqueóloga de las catas que se realizaron en el suelo de la cubierta del edificio. Allí sí pudo contemplar en directo el descubrimiento de las vasijas. Según cuenta, «estaban colocadas en dos niveles: en el inferior, tumbadas en contacto directo con la curva de la bóveda; y las otras, encima de aquellas, en disposición más inclinada, todas colocadas con gran maestría y sin ningún tipo de ligazón, tan sólo el acomodo entre ellas». El mortero de cal fue utilizado únicamente «para sellar la cubrición».
En este mortero apareció también una suela de zapato de niño que ha sido enviada a analizar al mismo tiempo que las muestras de pigmentos y barros. «Las vasijas volvieron al lugar para el que fueron destinadas y para que continúen la función madurada por Sagrera: el relleno del riñón de la bóveda». Según la proporción de piezas encontradas en las catas, en total debe haber unas 1.500.
Tanto las vasijas de la Catedral como las de sa Llonja son de barro cocido, tienen el cuerpo en forma de huso, carecen de asas y miden entre 65 y 68 centímetros de altura y unas marcas las distinguen. González destaca que «cada una de ellas puede llegar a mostrar dos tipos diferentes de marcas según su procedencia, marcas de almagre [óxido rojo de hierro que suele emplearse en la pintura] y carbón en las valencianas y sellos acuñados, cuando el barro se encontraba aún tierno, en las catalanas».
En cuanto a las marcas de almagre en las vasijas que vinieron de Valencia, «destacan los nombres árabes de los alfareros que rendían las piezas, que prueban la excelente manufactura alfarera de los moriscos en ese momento y en ese lugar», señala la arqueóloga. Por el contrario, las que viajaron desde Barcelona, menores en cuantía, fueron marcadas con «cuños circulares con motivos más góticos». Unas y otros garantizaban el producto.
Pero estas vasijas presentan otras curiosidades que González completa en vistas a una publicación que reunirá ambos hallazgos. Por ejemplo, ha descubierto que «los trazos de las marcas de almagre presentan formas diferentes para cada uno de los destinos: la Catedral y sa Llonja». Esto quiere decir que, ya en origen, se especificaba a dónde iría a parar cada una de las vasijas. Las piezas, coetáneas, salían de Valencia o Barcelona con el rumbo marcado hacía la construcción de cada uno de estos edificios emblemáticos de Sagrera.
Por el momento, apunta González, se baraja la «posibilidad» de que las vasijas «no sólo» viajaran a la Isla como contenedores de mercancía, «sino que, quizás, fueran encargadas de vacío para este fin constructivo».
El uso de piezas cerámicas para aligerar el peso ya lo empleaban los romanos y en España, en el siglo XV, se sabe que, además de por Sagrera en Mallorca, fue utilizado en otros templos como Santa María de Alicante y las iglesias góticas de Santa María del Mar y Nuestra Señora del Pi, en Barcelona.
En Mallorca, en el XVII, se usaron ollas de barro popular en los conventos de San Bonaventura de Llucmajor, Sant Domingo de Pollença y otros edificios religiosas de Inca.

14 de març 2009

Calvià: Delatan una obra municipal por perjudicar el patrimonio

Última Hora Digital 14-3-2009
La Associació de Veïns de Calvià Vila dirige dos escritos a Delgado para que pare los trabajos y le recrimina su costumbre «irresponsable» de no dar contestación
F. BARRASA. Una asociación de vecinos acusa al alcalde, Carlos Delgado, de perjudicar el patrimonio del pueblo con unas obras de canalización para baja tensión eléctrica que bajan -rompiéndola- por la escalera que va de la Plaça de la Vila al Ajuntament Antic y, de paso, agujerearon -sin que se conozca el motivo- el liviano techo de un aljibe en el mismo lugar.
En escrito enviado al alcalde -a través del registro municipal- el pasado 3 de marzo, la Associació de Veïns de Calviá Vila reclamaba la paralización de las obras en la plaza, la recomposición del empedrado, y la comprobación y reparación inmediata de los daños en el aljibe.
«No entendemos -reza el texto-, cómo el resto de esa canalización se lleva a cabo por las zonas donde circulan los vehículos, y en ese tramo se opta por cruzar la plaza y romper la escalera, que data de 1952».
Fuentes del equipo de gobierno municipal se limitaron a señalar que bajo el firme de las calles que rodean a la Plaça de la Vila no hay hueco para ninguna nueva canalización.
Ante la falta de respuesta, la asociación vecinal remitió al alcalde un nuevo escrito el lunes 9, en el que tras renovar sus peticiones le señalaban que «su costumbre de no contestar a los escritos que le dirigen las entidades ciudadanas es un menosprecio, una dejadez, o quizá una falta de responsabilidad».

ARCA teme que AENA derribe hoy las casas de Son Mossons

diariodemallorca.es 13-3-2009

F. H. PALMA. Los diez días de prórroga concedidos por AENA para estudiar si las casas de Son Mossons quedan fuera de la zona de seguridad con el fin de evitar su demolición se vecen hoy. La dirección del aeropuerto no se ha pronunciado sobre este tema y ARCA teme que el derribo sea inminente.

El Consell reprueba a Carlos Delgado por la demolición de Can Dols y le pide que proteja más casas en su catálogo

diariodemallorca.es 13-3-2009

M. ELENA VALLÉS. PALMA. El departamento de Patrimonio del Consell de Mallorca ha remitido hoy una carta al alcalde del ayuntamiento de Calvià, Carlos Delgado, en la que desaprueban la autorización que emitió para demoler Can Dols, una vivienda probablemente del siglo XVII que se erige como uno de los pocos ejemplos de arquitectura popular que se mantienen en la isla. En el solar, se están contruyendo actualemten chalés adosados.
En el escrito le instan a que incluya en el catálogo de protección de bienes del municipio, que está siendo revisado, un grupo de inmuebles que "consideramos que deben ser protegidos; por lo que esperamos que el caso de Can Dols sea el último", declaró ayer contundente el director insular de Patrimonio, Biel Cerdà.
Hace seis meses, relata Cerdà, el Consell denegó la revisión del catálogo de bienes presentada por el consistorio de Calvià porque la consideraba incompleta. En este sentido, sugirió que se incluyera una lista de edificios, petición que el ayuntamiento obvió. La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) reclamaba también la protección de 44 casas del pueblo de Calvià.
El pasado 23 de febrero ARCA denunció su derribo y al día siguiente los técnicos del Consell se acercaron hasta la casa y se encontraron con que estaba totalmente derruida.
Can Dols estaba situada en la calle Es Pontet, número 25. La casa presentaba elementos muy interesantes en su interior como son un gran arco de medio punto que separaba el recibidor de la cocina original, donde había una chimenea con una gran campana. El arco tenía en el centro un elemento de hierro con dos ganchos con una función meramente práctica y no decorativa. En la derecha del arco había una escalera que arrancaba con forma de arco de medio punto. Las baldosas estaban decoradas con motivos vegetales. En la parte posterior de la vivienda se encontraba la parte mejor conservada. Era donde estaban los establos, que presentaban bóvedas de cañón, así como empedrados en el suelo. El patio, que estaba en el centro, contaba con una gran pica de piedra y pilares de marés moldurados, muy similares a los de los empedrados de Can Ros y Can Verger, también en Calvià.
ARCA ya denunció el pasado 23 de octubre la situación preocupante de Can Dols. La asociación conservacionista pensó en primera instancia que la casa, que recientemente había cambiado de propietario, iba a ser objeto de una remodelación que le haría perder su fisonomía original, pero finalmente fue derruida para que una promotora construyera adosados, situación transigida por el consistorio.
Cabe recordar que hace cuatro años se produjo una circunstancia similar en el mismo municipio. Las casas de Can Belembè, también del siglo XVII, fueron derrumbadas para construir nuevas viviendas.

12 de març 2009

La Seu sonaba en el medievo con cien toques de campana distintos

diariodemallorca.es 12-3-2009

Francesc Llop descubrirá esta tarde los secretos del campanario de la Catedral, "el conjunto medieval más importante de toda Europa´
Pascual, Llop, Vaquer y Salom, ayer en La Seu. Foto: Lorenzo
MATEU CUART. PALMA. "La única voz del pasado que sigue viva" se guarece en la parte alta de la Seu, privada del trasiego de turistas y en deficiente estado de conservación. Se trata del conjunto de campanas de la Catedral, que constituye, gracias a cuatro de ellas que datan de 1312, el "conjunto medieval más importante de Europa", según Francesc Llop, doctor en antropología social y campanero de la Catedral de Valencia.
El especialista, que ofrecerá esta tarde la conferencia Els tocs de campanes: un patrimoni sonor compartit, clama por ello por una restauración "respetuosa con la posibilidad de tocarlas manualmente", y cuyos costes cifra en algo menos de 300.000 euros. "Hay que reponer las estructuras de madera, hacer que la electrificación que se hizo hace 27 o 28 años vaya por ordenador y restaurar los toques históricos", detalló el historiador.
Se recuperaría así "una sonoridad con la que la gente se identificaba, única y absolutamente distinta de la castellana", aunque emparentada con las mediterráneas y francesas "porque entonces la Corona de Aragón trabajaba con fundidores galos que las construían a pie de campanario", y su restauración se sumaría a otra, puesta ya en marcha desde el Arxiu Diocesà, de su "manual de instrucciones", con partituras históricas de en torno a 1500, que recogen hasta un centenar de toques de campana distintos.
"Los había desde para avisar que llegaban barcos hasta para cuestiones más trascendentes, como el rezo del Ángelus, que abría las murallas, o el que las cerraba, y los toques de muertos de aquí podían ser los de fiesta en L´Horta de València", explicó Llop. "Marcaban el ritmo de la ciudad mucho más que los relojes, que son construcciones artificiales", abundó.
Por entonces, las diez campanas de la Seu, distribuidas en un campanario con dos salas y "grafitis hechos con carbón del siglo XIV y XV, que contienen la pequeña historia de la ciudad", sonaban entre 45 y 50 veces al día. Ahora lo hacen sólo una vez, por las mañanas, y en las misas dominicales. "El único futuro para las campanas es que no se consideren como un ruido sino como patrimonio", sostiene el antropólogo, empeñado en que los mallorquines "hagan suya la Seu" y sus sonidos, integrados en su ADN cultural.
Valencia es un ejemplo idóneo para el optimismo. "En 20 años, la gente ha pasado de considerar un atraso que se eliminara el sistema automático a reconocer el valor del toque manual y reunir a hasta a 18 voluntarios para tocarlas en el día del Corpus", señala el campanero.
Con los asistentes a la conferencia de hoy (19:45 horas, Capella del Santíssim), organizada por la Fundació Amics del Patrimoni, no subirá hasta el campanario "porque es peligroso", pero el sonido de sus diez tesoros se dejará oír, de forma excepcional, al final de su exposición.

11 de març 2009

ARCA protesta por la instalación de unas barras en un molino de la calle Industria

diariodemallorca.es 10-3-2009

Las barras metálicas están clavadas en el cuarto molino. Foto: ARCA
M. E. V. PALMA. La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) denunció ayer ante el consistorio palmesano la instalación de una barras metálicas que se han situado en el cuarto molino de la calle Industria.ARCA pide que se retiren estas barras metálicas, las cuales están clavadas en el muro de la base del molino, aspecto que prohíbe tajantemente la ficha del catálogo municipal de edificios protegidos.Los molinos de la calle Industria se deben conservar tal y como son, señala el comunicado de la asociación proteccionista, "y no necesitan este tipo de añadidos, pese a las necesidades restauradoras del nuevo negocio" que se ha instalado en la construcción."Cuando se trabaja con patrimonio histórico, se ha de ser muy respetuoso y tener claro que un molino con historia no es lo mismo que un local de nueva planta, donde se pueden llevar a cabo todo tipo de perforaciones, sin que la estructura se deteriore", continúa la nota. Es por ello que ARCA ha pedido al Ayuntamiento que haga cumplir la norma y se retiren estas barras metálicas.Los molinos de la calle Industria son molinos de viento, los típicos que se construían en lugares donde las cosechas de trigo eran abundantes de manera que fuera fácil llegar a ellos con los carros para la fabricación de harina.Además de en la calle Industria, se conservan varios ejemplares en Algaida o Montuïri, así como en algunos pueblos del norte de la isla como Pollença. Algunos de ellos todavía funcionan y es posible visitarlos.